Add parallel Print Page Options

Porque él es nuestro Dios;
Nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano.
Si oyereis hoy su voz,

No endurezcáis vuestro corazón,(A) como en Meriba,
Como en el día de Masah en el desierto,

Read full chapter

Bible Gateway Recommends