Add parallel Print Page Options

Oración matutina de confianza en Dios

Salmo de David, cuando huía de su hijo Absalón[a].

¡Oh Señor, cómo se han multiplicado mis adversarios(A)!
Muchos se levantan contra mí.
Muchos dicen de mí[b]:
Para él no hay salvación[c] en Dios(B). (Selah[d])

Mas tú, oh Señor, eres escudo en derredor mío(C),
mi gloria(D), y el que levanta mi cabeza(E).
Con mi voz clamé al Señor,
y Él me respondió(F) desde su santo monte(G). (Selah)
Yo me acosté y me dormí(H);
desperté, pues el Señor me sostiene.
No temeré(I) a los diez millares de enemigos[e]
que se han puesto en derredor contra mí(J).

¡Levántate(K), Señor! ¡Sálvame, Dios mío(L)!
Porque tú hieres[f] a todos mis enemigos en la mejilla[g](M);
rompes[h] los dientes de los impíos(N).
La salvación[i] es del Señor(O).
¡Sea sobre tu pueblo tu bendición(P)! (Selah)

Footnotes

  1. Salmos 3:1 Véase 2 Sam. 15:13-17, 29
  2. Salmos 3:2 Lit., a mi alma
  3. Salmos 3:2 O, liberación
  4. Salmos 3:2 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  5. Salmos 3:6 Lit., gente
  6. Salmos 3:7 O, has herido
  7. Salmos 3:7 O, quijada
  8. Salmos 3:7 O, has roto
  9. Salmos 3:8 O, liberación