Cántico de los peregrinos.

134 Bendigan al Señor todos ustedes sus siervos,
    que de noche permanecen en la casa del Señor.
Eleven sus manos hacia el santuario
    y bendigan al Señor.
Que desde Sión los bendiga el Señor,
    creador del cielo y de la tierra.