Add parallel Print Page Options

El temor del Señor es limpio, que permanece para siempre;
los juicios del Señor son verdaderos(A), todos ellos justos(B);

Read full chapter

El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

Read full chapter

El temor del Señor es puro:
    permanece para siempre.
Las sentencias del Señor son verdaderas:
    todas ellas son justas.

Read full chapter

Testimonio del Padre y de las obras de Jesús

30 Yo no puedo hacer nada por iniciativa mía(A); como oigo, juzgo, y mi juicio es justo(B) porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió(C).

Read full chapter

Testigos de Cristo

30 No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre.

Read full chapter

30 Yo no puedo hacer nada por mi propia cuenta; juzgo solo según lo que oigo, y mi juicio es justo, pues no busco hacer mi propia voluntad, sino cumplir la voluntad del que me envió.

Read full chapter

20 Regocíjate sobre ella(A), cielo, y también vosotros, santos, apóstoles y profetas(B), porque Dios ha pronunciado juicio(C) por vosotros contra ella[a].

Read full chapter

Footnotes

  1. Apocalipsis 18:20 Lit., juzgado vuestro juicio de ella

20 Alégrate sobre ella, cielo,(A) y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella.

Read full chapter

20 ¡Alégrate, oh cielo, por lo que le ha sucedido!
    ¡Alégrense también ustedes, santos, apóstoles y profetas!,
porque Dios, al juzgarla,
    les ha hecho justicia a ustedes».

Read full chapter