Add parallel Print Page Options

El hombre necio y malvado

Para el director del coro. Salmo de David.

14 (A)El necio ha dicho en su corazón: «No hay Dios(B)».
Todos se han corrompido, han cometido hechos abominables;
No hay quien haga el bien(C).
El Señor ha mirado desde los cielos sobre los hijos de los hombres(D)
Para ver si hay alguien que entienda(E),
Alguien que busque a Dios(F).
Pero todos se han desviado(G), a una se han corrompido;
No hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno(H).

¿No tienen conocimiento todos los que hacen iniquidad(I),
Que devoran a mi pueblo como si comieran pan(J),
Y no invocan al Señor(K)?
Allí están temblando de miedo,
Pues Dios está con la generación justa(L).
Del consejo del afligido ustedes se burlarían,
Pero el Señor es su refugio(M).

¡Oh, si de Sión saliera la salvación de Israel(N)!
Cuando el Señor restaure a Su pueblo cautivo(O),
Se regocijará Jacob y se alegrará Israel.

Necedad y corrupción del hombre

(Sal. 53. 1-6)

Al músico principal. Salmo de David.

14  Dice el necio en su corazón:
    No hay Dios.
    Se han corrompido, hacen obras abominables;
    No hay quien haga el bien.

Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres,
Para ver si había algún entendido,
Que buscara a Dios.

Todos se desviaron, a una se han corrompido;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.(A)

¿No tienen discernimiento todos los que hacen iniquidad,
Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan,
Y a Jehová no invocan?

Ellos temblaron de espanto;
Porque Dios está con la generación de los justos.

Del consejo del pobre se han burlado,
Pero Jehová es su esperanza.

!!Oh, que de Sion saliera la salvación de Israel!
Cuando Jehová hiciere volver a los cautivos de su pueblo,
Se gozará Jacob, y se alegrará Israel.