30 Los golpes y las heridas curan la maldad;
    los azotes purgan lo más íntimo del ser.

Read full chapter

30 Los azotes hieren pero curan la maldad;
el castigo purifica lo más recóndito del ser.

Read full chapter

30 Los azotes que hieren limpian del mal(A),
y los golpes llegan a lo más profundo[a] del cuerpo.

Read full chapter

Footnotes

  1. Proverbios 20:30 Lit., las cámaras

En la lucha que ustedes libran contra el pecado, todavía no han tenido que resistir hasta derramar su sangre.

Read full chapter

En la lucha que ustedes libran contra el pecado, todavía no han tenido que resistir hasta derramar su sangre;

Read full chapter

Porque todavía, en vuestra lucha contra el pecado, no habéis resistido(A) hasta el punto de derramar sangre[a](B);

Read full chapter

Footnotes

  1. Hebreos 12:4 Lit., hasta la sangre

porque el Señor disciplina a los que ama,
    y azota a todo el que recibe como hijo».[a]

Read full chapter

Footnotes

  1. 12:6 Pr 3:11,12

porque el Señor disciplina al que ama,
y azota a todo el que recibe como hijo.»(A)

Read full chapter

porque el Señor al que ama, disciplina(A),
y azota a todo el que recibe por hijo(B).

Read full chapter

Si a ustedes se les deja sin la disciplina que todos reciben, entonces son bastardos y no hijos legítimos.

Read full chapter

Pero si a ustedes se les deja sin la disciplina que todo el mundo recibe, entonces ya no son hijos legítimos, sino ilegítimos.

Read full chapter

Pero si estáis sin disciplina, de la cual todos han sido hechos participantes, entonces sois hijos ilegítimos y no hijos verdaderos(A).

Read full chapter

Sufriendo por seguir a Cristo

12 Queridos hermanos, no se extrañen del fuego de la prueba que están soportando, como si fuera algo insólito.

Read full chapter

La vida cristiana y el sufrimiento

12 Amados hermanos, no se sorprendan de la prueba de fuego a que se ven sometidos, como si les estuviera sucediendo algo extraño.

Read full chapter

Sufriendo como cristianos

12 Amados(A), no os sorprendáis del fuego de prueba(B) que en medio de vosotros ha venido para probaros, como si alguna cosa extraña os estuviera aconteciendo;

Read full chapter

Viviendo el ejemplo de Cristo

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios.

Read full chapter

Buenos administradores de la gracia de Dios

Puesto que Cristo sufrió por nosotros en su cuerpo, también ustedes deben adoptar esa misma actitud, porque quien sufre en su cuerpo pone fin al pecado, para que el tiempo que le queda de vida en este mundo lo viva conforme a la voluntad de Dios y no conforme a los deseos humanos.

Read full chapter

Cómo quiere Dios que vivamos

Por tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne[a](A), armaos también vosotros con el mismo propósito(B), pues quien ha padecido en la carne[b](C) ha terminado con el pecado, para vivir(D) el tiempo que le queda en la carne(E), no ya para las pasiones humanas, sino para la voluntad de Dios.

Read full chapter

Footnotes

  1. 1 Pedro 4:1 I.e., ha sufrido la muerte
  2. 1 Pedro 4:1 I.e., ha sufrido la muerte

16 Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.

Read full chapter

16 Además de todo esto, protéjanse con el escudo de la fe, para que puedan apagar todas las flechas incendiarias del maligno.

Read full chapter

16 en todo[a], tomando el escudo de la fe(A) con el que podréis apagar todos los dardos encendidos(B) del maligno(C).

Read full chapter

Footnotes

  1. Efesios 6:16 O, sobre todo