Add parallel Print Page Options

La tristeza del exilio

Israel, no celebres
    ni festejes como hacen las otras naciones
porque has sido infiel
    y te has alejado de tu Dios.
Cometiste pecados sexuales[a]
    en el lugar donde se trilla el grano.
Pero ni los lugares donde se trilla el grano
    ni donde se produce el vino proporcionarán alimento.
Los israelitas no vivirán más en la tierra del SEÑOR.
    Efraín regresará a Egipto
    y en Asiria comerán lo que se considera impuro.
No ofrecerán vino al SEÑOR
    ni le presentarán sus sacrificios.
Sus sacrificios serán como pan ofrecido en un funeral,
    que vuelve impuro a todo el que lo come.
Su pan sólo le servirá para calmar el hambre,
    pero no entrará en la casa del SEÑOR.
¿Qué harán cuando llegue el festival,
    el día de la fiesta del SEÑOR?
Los israelitas huirán de la ruina,
    Egipto los reunirá a todos
    y Menfis los enterrará.
Sus tesoros de plata se llenarán de ortigas
    y en sus carpas crecerán espinas.

«Israel, te llegó la hora
    de ajustar cuentas por tu gran culpa».
Pero los israelitas dicen: «El profeta es un tonto.
    Este hombre lleno del Espíritu está loco».
El profeta dice: «Serán castigados por sus graves pecados
    y por su gran odio».
Dios y el profeta son como los guardias de Efraín.
    Pero todos sus caminos están llenos de trampas
y todos odian al profeta
    aun en la casa de su Dios.
Los israelitas están completamente arruinados
    como en la época de Guibeá[b].
Dios recordará sus pecados
    y por eso los castigará.

10 «Cuando encontré a Israel,
    ellos eran como uvas en medio del desierto.
Sus padres eran como los primeros higos
    de la higuera al comienzo de la estación.
Pero después, ellos se fueron a Baal Peor[c]
    y se dedicaron a hacer cosas vergonzosas.
Se volvieron igual de detestables
    que los dioses que adoraban.

11 »La gloria de Efraín volará lejos como un pájaro.
    Ya no habrá más embarazos,
    nacimientos, ni bebés entre ellos.
12 Y aunque logren criar hijos,
    se los quitaré.
Los abandonaré
    y sólo tendrán problemas.
13 Veo que Efraín está guiando a sus hijos a una trampa;
    los lleva al que los va a matar.[d]
14 SEÑOR, dales lo que se merecen.
    Dales vientres que no puedan tener hijos
    y pechos que no puedan dar leche.

15 »Comencé a odiarlos en Guilgal
    por todas las maldades que hicieron allí.
Debido a todo el mal que hicieron
    los sacaré de mi casa;
dejaré de amarlos.
    Todos sus líderes son unos rebeldes.
16 Efraín está herido, ha sido golpeado.
    Su raíz está seca.
    No produce ningún fruto.
Aunque tenga hijos,
    yo mataré a los preciosos bebés que salgan de su cuerpo».

17 Dios no los escuchará
    porque ellos no lo escuchan a él.
Así que sin hogar,
    vagarán sin rumbo entre las naciones.

Footnotes

  1. 9:1 Cometiste pecados sexuales Esto significa que la gente no era fiel a Dios. También significa que la gente tenía relaciones sexuales con las prostitutas del templo. Creían que sus dioses falsos les darían muchos hijos y buenos cultivos.
  2. 9:9 Guibeá Lugar donde algunos hombres de la tribu de Benjamín cometieron un pecado terrible. Ver Jue 19-20. Ver también 10:9.
  3. 9:10 Baal Peor Esto sucedió cuando Moisés aun estaba guiando a los israelitas en el desierto. Leer Nm 25:1-5.
  4. 9:13 El hebreo es oscuro.

Castigo de la persistente infidelidad de Israel

No te alegres, oh Israel, hasta saltar de gozo como los pueblos, pues has fornicado apartándote de tu Dios; amaste salario de ramera en todas las eras de trigo.

La era y el lagar no los mantendrán, y les fallará el mosto.

No quedarán en la tierra de Jehová, sino que volverá Efraín a Egipto y a Asiria, donde comerán vianda inmunda.

No harán libaciones a Jehová, ni sus sacrificios le serán gratos; como pan de enlutados les serán a ellos; todos los que coman de él serán inmundos. Será, pues, el pan de ellos para sí mismos; ese pan no entrará en la casa de Jehová.

¿Qué haréis en el día de la solemnidad, y en el día de la fiesta de Jehová?

Porque he aquí se fueron ellos a causa de la destrucción. Egipto los recogerá, Menfis los enterrará. La ortiga conquistará lo deseable de su plata, y espino crecerá en sus moradas.

Vinieron los días del castigo,(A) vinieron los días de la retribución; e Israel lo conocerá. Necio es el profeta, insensato es el varón de espíritu, a causa de la multitud de tu maldad, y grande odio.

Atalaya es Efraín para con mi Dios; el profeta es lazo de cazador en todos sus caminos, odio en la casa de su Dios.

Llegaron hasta lo más bajo en su corrupción, como en los días de Gabaa;(B) ahora se acordará de su iniquidad, castigará su pecado.

10 Como uvas en el desierto hallé a Israel; como la fruta temprana de la higuera en su principio vi a vuestros padres. Ellos acudieron a Baal-peor,(C) se apartaron para vergüenza, y se hicieron abominables como aquello que amaron.

11 La gloria de Efraín volará cual ave, de modo que no habrá nacimientos, ni embarazos, ni concepciones.

12 Y si llegaren a grandes sus hijos, los quitaré de entre los hombres, porque !!ay de ellos también, cuando de ellos me aparte!

13 Efraín, según veo, es semejante a Tiro, situado en lugar delicioso; pero Efraín sacará sus hijos a la matanza.

14 Dales, oh Jehová, lo que les has de dar; dales matriz que aborte, y pechos enjutos.

15 Toda la maldad de ellos fue en Gilgal; allí, pues, les tomé aversión; por la perversidad de sus obras los echaré de mi casa; no los amaré más; todos sus príncipes son desleales.

16 Efraín fue herido, su raíz está seca, no dará más fruto; aunque engendren, yo mataré lo deseable de su vientre.

17 Mi Dios los desechará, porque ellos no le oyeron; y andarán errantes entre las naciones.

El castigo a Israel

No te alegres, Israel;
    no hagas fiesta como las naciones,
porque te has prostituido.
    ¡Le has sido infiel a tu Dios!
Prefieres la paga de prostituta
    que recibes en todos los trigales.[a]
Ni el trigo ni las uvas podrán alimentarlos;
    el vino nuevo no tendrá el gusto que esperaban.
No habitarán en la tierra del Señor;
    Efraín regresará a Egipto
    y comerá inmundicias en Asiria.
No le ofrecerán al Señor más libaciones de vino,
    ni le serán gratos sus sacrificios.
Se les volverá pan de lágrimas;
    quienes lo coman quedarán impuros.
Tal vez les sirva para matar el hambre,
    pero no tendrá cabida en la casa del Señor.

¿Qué harán ustedes en los días de fiesta,
    o en las peregrinaciones en honor del Señor?
Aunque escapen de la destrucción,
    los recogerá Egipto y los enterrará Menfis.
Sus tesoros de plata se llenarán de ortigas,
    y los espinos invadirán sus carpas.
Han llegado los días del castigo,
    han llegado los días de la retribución.
    ¡Que lo sepa Israel!
Es tan grande tu maldad,
    y tan intensa tu hostilidad,
que al profeta se le tiene por necio,
    y al hombre inspirado por loco.
El profeta, junto con Dios,
    es el centinela de Efraín,[b]
pero enfrenta trampas en todos sus caminos,
    y hostilidad en la casa de su Dios.
Han llegado al colmo de la corrupción,
    como en los días de Guibeá;
¡pero Dios se acordará de sus perversidades
    y los castigará por sus pecados!

10 «Cuando encontré a Israel,
    fue como hallar uvas en el desierto;
cuando vi a sus antepasados,
    fue como ver higos tiernos en la higuera.
Pero ellos se fueron a Baal Peor
    y se entregaron a la vergüenza;
¡se volvieron tan detestables
    como el objeto de su amor!
11 El esplendor de Efraín saldrá volando, como un ave;
    no habrá más concepción ni embarazo ni nacimiento.
12 Y aun cuando vean crecer a sus hijos,
    yo los arrebataré de este mundo.
    ¡Ay de ellos cuando los abandone!
13 He visto a Efraín y a Tiro plantados en una pradera.[c]
    ¡Pero Efraín entregará sus hijos al verdugo!»

14 Dales, Señor… ¿qué les darás?
    ¡Dales vientres que aborten y pechos resecos!

15 «Toda su maldad comenzó en Guilgal;
    allí comencé a aborrecerlos.
Por causa de sus maldades,
    los expulsaré de mi casa.
No volveré a amarlos,
    pues todas sus autoridades son rebeldes.
16 Efraín se ha marchitado:
    su raíz se secó y no produce fruto.
Aunque llegue a tener hijos,
    mataré el precioso fruto de su vientre».

17 Como no lo obedecieron, mi Dios los rechazará;
    ¡andarán errantes entre las naciones!

Footnotes

  1. 9:1 trigales. Lit. eras.
  2. 9:8 El profeta … de Efraín. Alt. El profeta es el centinela de Efraín, / el pueblo de mi Dios.
  3. 9:13 He visto … pradera. Texto de difícil traducción.