A A A A A
Bible Book List

Jueces 13 Nueva Biblia Viva (NBV)

Nacimiento de Sansón

13 Una vez más Israel pecó adorando a otros dioses, por lo que el Señor dejó que fueran conquistados por los filisteos, quienes los tuvieron bajo su dominio durante cuarenta años. 2-3 Un día el ángel del Señor se le apareció a la esposa de Manoa, de la tribu de Dan, que vivía en la ciudad de Zora. Ella no tenía hijos, pero el ángel le dijo:

―Aun cuando has sido estéril por tanto tiempo, pronto concebirás y darás a luz un hijo. No bebas vino ni cerveza, ni comas nada que sea ceremonialmente impuro. No le cortarás el cabello a tu hijo porque será nazareo, separado para el servicio de Dios desde su nacimiento. Él comenzará a salvar a los israelitas de manos de los filisteos.

La mujer corrió y se lo contó a su marido:

―Un varón de Dios se me apareció. Pienso que debe ser el ángel del Señor, porque tenía un aspecto muy glorioso. No le pregunté de dónde era, y él no me dijo su nombre, pero me dijo: “Vas a tener un hijo varón”. Y me dijo que no bebiera vino ni cerveza, y que no comiera alimentos impuros, porque el bebé iba a ser nazareo, que estaría consagrado a Dios desde el momento de su nacimiento hasta el día de su muerte.

Entonces Manoa oró:

―Oh Señor, que venga nuevamente para que nos instruya mejor acerca del hijo que nos vas a dar.

El Señor contestó su oración, y el ángel de Dios se le apareció nuevamente a su esposa estando ella en el campo. Pero otra vez estaba sola. Manoa no estaba con ella. 10 La mujer corrió en busca de su esposo y le dijo:

―Aquel varón está aquí otra vez.

11 Manoa corrió con su esposa y le preguntó:

―¿Eres tú la persona que le habló a mi esposa el otro día?

―Sí —le respondió—. Yo soy.

12 Entonces Manoa le preguntó: —¿Cómo hemos de criar al niño cuando nazca?

13 Y el ángel le contestó:

―Que tu esposa observe lo siguiente:

14 No comerá ni uvas ni pasas, ni beberá vino ni cerveza, ni comerá nada que sea considerado inmundo para un judío.

15 ―Permítenos que te preparemos algo de comer —le dijo Manoa al ángel. 16 —Me quedaré —le contestó el ángel—, pero no voy a comer nada. Si deseas ofrecerme algo, ofrécelo en sacrificio al Señor.

Manoa no sabía todavía que aquél era el ángel del Señor 17 y le preguntó cómo se llamaba.

―Cuando todo esto se cumpla y el niño nazca —le dijo al ángel—, queremos decir a todo el mundo que tú lo predijiste, y así te mostraremos nuestra gratitud.

18 ―No me preguntes mi nombre —le respondió el ángel—, porque es un secreto.

19 Entonces Manoa tomó un cabrito y una ofrenda de granos y la presentó como sacrificio al Señor; y el ángel hizo algo extraño y maravilloso: 20 Cuando las llamas del altar ascendieron con sus lenguas hacia el cielo, y ante los ojos atónitos de Manoa y su esposa, el ángel ascendió en la columna de fuego. Manoa y su esposa se postraron rostro en tierra, 21 y eso fue lo último que vieron de él. Manoa comprendió finalmente que había sido el ángel del Señor.

22 ―Moriremos —lloraba Manoa junto a su esposa—. Hemos visto a Dios.

23 Pero la esposa le dijo:

―Si el Señor quisiera matarnos, no habría aceptado nuestro holocausto y no se habría presentado, ni nos habría dicho las cosas maravillosas que nos ha dicho y no habría hecho estos milagros.

24 Cuando nació el hijo, le pusieron Sansón, y el Señor lo bendijo mientras crecía, 25 y el Espíritu de Dios comenzó a manifestarse en él cuando visitaba los campamentos de la tribu de Dan que estaba entre las ciudades de Zora y Estaol.

Nueva Biblia Viva (NBV)

Nueva Biblia Viva, © 2006, 2008 por Biblica, Inc.® Usado con permiso de Biblica, Inc.® Reservados todos los derechos en todo el mundo.

  Back

1 of 1

You'll get this book and many others when you join Bible Gateway Plus. Learn more

Viewing of
Cross references
Footnotes