A A A A A
Bible Book List

Judit 12Dios Habla Hoy (DHH)

Judit se queda en el campamento

12 Holofernes ordenó que la llevaran a donde tenía su vajilla de plata, y que le sirvieran una cena de sus propios manjares y de su vino. Pero Judit dijo:

—No comeré de esa comida, para no faltar a nuestras leyes. Yo he traído mis propias provisiones.

Holofernes le respondió:

—Pero si se te acaban tus provisiones, ¿de dónde vamos a darte alimentos iguales? No hay aquí, entre nosotros, ninguna otra persona de tu nación.

—¡Por vida de Su Excelencia —contestó Judit—, no se acabarán mis provisiones antes que el Señor haya realizado por mi medio lo que tiene decidido!

Los servidores de Holofernes la llevaron a la tienda, y ella durmió hasta la media noche. Hacia la madrugada se levantó, y mandó este recado a Holofernes: «Ordene Su Excelencia que me permitan salir a orar.» Holofernes ordenó a los soldados de su guardia personal que la dejaran salir.

Así permaneció Judit en el campamento durante tres días. Por la noche salía al valle de Betulia y se bañaba en el manantial que había junto al puesto de avanzada. Al regresar pedía al Señor, Dios de Israel, que le facilitara la manera de sacar de apuros a su pueblo. Depués de haberse purificado, volvía a la tienda y se quedaba en ella hasta que le traían su comida, hacia el atardecer.

Judit es invitada al banquete de Holofernes

10 Al cuarto día, Holofernes dio un banquete a sus servidores, sin invitar a los otros oficiales, 11 y dijo a Bagoas, su hombre de confianza que estaba al frente de todas sus cosas:

—Ve y convence a la hebrea que está bajo tu cuidado de que venga a comer y beber con nosotros. 12 Sería una vergüenza para mí no disfrutar de la compañía de una mujer como ella. Si no la conquisto, se burlará de mí.

13 Bagoas se retiró, fue a ver a Judit y le dijo:

—No te niegues, encantadora jovencita, y acepta el honor de hacerle compañía a mi señor. Ven a beber vino alegremente con nosotros, y sé hoy como las mujeres asirias que viven en el palacio de Nabucodonosor.

14 Judit respondió:

—¿Y quién soy yo para negarle algo a Su Excelencia? Con todo gusto haré lo que a él le parezca. Ésta será para mí la mayor satisfacción de toda mi vida.

15 Y se levantó y se puso un vestido elegante y todos sus adornos femeninos. Su criada se adelantó y, delante de Holofernes, extendió para Judit, en el suelo, las pieles de oveja que Bagoas le había dado para que ella las usara todos los días, tomando sus comidas recostada sobre ellas. 16 Apenas entró Judit y se sentó, Holofernes sintió una terrible pasión por ella y un grandísimo deseo de gozarla; desde el primer día que la vio estaba esperando el momento de seducirla. 17 Holofernes le dijo:

—¡Bebe y diviértete con nosotros!

18 —Con todo gusto, Excelencia —respondió Judit—; éste es el día más grande de toda mi vida.

19 En seguida empezó a comer y beber delante de él lo que su criada le había preparado. 20 Holofernes estaba tan contento de verla que bebió demasiado vino, más del que nunca en toda su vida había bebido en un solo día.

Dios Habla Hoy (DHH)

Dios habla hoy ®, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.

  Back

1 of 1

You'll get this book and many others when you join Bible Gateway Plus. Learn more

Viewing of
Cross references
Footnotes