La tierra yace profanada,
    pisoteada por sus habitantes,
porque han desobedecido las leyes,
    han violado los estatutos,
    han quebrantado el pacto eterno.
Por eso una maldición consume a la tierra,
    y los culpables son sus habitantes.
Por eso el fuego los consume,
    y solo quedan unos cuantos.

Read full chapter

La tierra quedó contaminada por causa de sus habitantes, pues transgredieron las leyes, falsearon el derecho, y quebrantaron el pacto eterno. Por eso la maldición consume la tierra, y sus habitantes son asolados; por eso han sido consumidos los habitantes de la tierra y son muy pocos los que aún quedan.

Read full chapter

También la tierra es profanada por[a] sus habitantes(A), porque traspasaron las leyes, violaron los estatutos, quebrantaron el pacto eterno(B). Por eso, una maldición(C) devora la tierra, y son tenidos por culpables los que habitan en ella. Por eso, son consumidos los habitantes de la tierra(D), y pocos hombres quedan en ella.

Read full chapter

Footnotes

  1. Isaías 24:5 Lit., bajo