10 «Ustedes son mis testigos —afirma el Señor—,
    son mis siervos escogidos,
para que me conozcan y crean en mí,
    y entiendan que yo soy.
Antes de mí no hubo ningún otro dios,
    ni habrá ninguno después de mí.
11 Yo, yo soy el Señor,
    fuera de mí no hay ningún otro salvador.

Read full chapter