Un cielo nuevo y una tierra nueva

17 »Presten atención, que estoy por crear
    un cielo nuevo y una tierra nueva.
No volverán a mencionarse las cosas pasadas,
    ni se traerán a la memoria.
18 Alégrense más bien, y regocíjense por siempre,
    por lo que estoy a punto de crear:
Estoy por crear una Jerusalén feliz,
    un pueblo lleno de alegría.
19 Me regocijaré por Jerusalén
    y me alegraré en mi pueblo;
no volverán a oírse en ella
    voces de llanto ni gritos de clamor.

20 »Nunca más habrá en ella
    niños que vivan pocos días,
    ni ancianos que no completen sus años.
El que muera a los cien años
    será considerado joven;
pero el que no llegue[a] a esa edad
    será considerado maldito.
21 Construirán casas y las habitarán;
    plantarán viñas y comerán de su fruto.
22 Ya no construirán casas para que otros las habiten,
    ni plantarán viñas para que otros coman.
Porque los días de mi pueblo
    serán como los de un árbol;
mis escogidos disfrutarán
    de las obras de sus manos.
23 No trabajarán en vano,
    ni tendrán hijos para la desgracia;
tanto ellos como su descendencia
    serán simiente bendecida del Señor.
24 Antes que me llamen,
    yo les responderé;
todavía estarán hablando
    cuando ya los habré escuchado.
25 El lobo y el cordero pacerán juntos;
    el león comerá paja como el buey,
    y la serpiente se alimentará de polvo.
En todo mi monte santo
    no habrá quien haga daño ni destruya»,
            dice el Señor.

Read full chapter

Footnotes

  1. 65:20 el que no llegue. Alt. el pecador que llegue.

Cielos nuevos y tierra nueva

17 »¡Fíjense bien! ¡Ya estoy creando nuevos cielos y nueva tierra!(A) De los primeros, nadie volverá a acordarse, ni los traerá más a la memoria. 18 Al contrario, ustedes se alegrarán y regocijarán siempre en lo que voy a crear. Estoy por crear una Jerusalén alegre y un pueblo gozoso. 19 Yo me alegraré con Jerusalén; me gozaré con mi pueblo, y nunca más volverán a oírse en ella voces de llanto ni de clamor.(B) 20 No habrá en ella niños que mueran a los pocos días, ni ancianos que no cumplan sus años de vida; los niños morirán a los cien años de vida, y los pecadores que lleguen a vivir cien años serán malditos. 21 Edificarán casas, y las habitarán; plantarán viñas, y comerán las uvas. 22 No volverán a edificar casas para que otro las habite, ni plantarán nada para que otros se coman los frutos. La vida de mi pueblo será semejante a la vida de los árboles; mis elegidos disfrutarán del trabajo de sus manos. 23 No trabajarán en vano, ni darán a luz hijos que estén bajo maldición, porque ellos y sus descendientes son un linaje bendecido por el Señor. 24 Antes de que me pidan ayuda, yo les responderé; no habrán terminado de hablar cuando ya los habré escuchado. 25 El lobo y el cordero descansarán juntos, el león comerá paja como el buey, y la serpiente se alimentará con el polvo de la tierra. En todo mi santo monte no habrá aflicción ni nadie hará daño a nadie. Yo, el Señor, lo he dicho.»(C)

Read full chapter

17 Pues he aquí, yo creo cielos nuevos y una tierra nueva(A),
y no serán recordadas las cosas primeras ni vendrán a la memoria[a](B).
18 Pero gozaos y regocijaos para siempre en lo que yo voy a crear;
porque he aquí, voy a crear a Jerusalén para regocijo,
y a su pueblo para júbilo(C).
19 Me regocijaré por Jerusalén y me gozaré por mi pueblo(D);
no se oirá más en ella
voz de lloro ni voz de clamor(E).
20 No habrá más allí niño que viva pocos días,
ni anciano que no complete sus días(F);
porque el joven morirá a los cien años,
y el que no alcance[b] los cien años
será considerado maldito(G).
21 Construirán casas y las habitarán(H),
plantarán también viñas y comerán su fruto(I).
22 No edificarán para que otro habite,
ni plantarán para que otro coma(J);
porque como los días de un árbol, así serán los días de mi pueblo(K),
y mis escogidos disfrutarán de[c] la obra de sus manos.
23 No trabajarán en vano(L),
ni darán a luz para desgracia[d],
porque son la simiente de los benditos del Señor,
ellos, y sus vástagos con ellos(M).

24 Y sucederá que antes que ellos clamen, yo responderé; aún estarán hablando, y yo habré oído(N). 25 El lobo y el cordero pacerán juntos(O), y el león, como el buey, comerá paja(P), y para la serpiente el polvo será su alimento(Q). No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte(R) —dice el Señor.

Read full chapter

Footnotes

  1. Isaías 65:17 Lit., al corazón
  2. Isaías 65:20 Lit., el que yerra el blanco de
  3. Isaías 65:22 Lit., consumirán
  4. Isaías 65:23 Lit., terror súbito