Add parallel Print Page Options

Reformas religiosas de Ezequías

31 Y cuando todo esto había terminado, todos los de Israel que estaban presentes, salieron a las ciudades de Judá, despedazaron los pilares sagrados, cortaron las Aseras[a] y derribaron los lugares altos(A) y los altares por todo Judá y Benjamín, y también en Efraín y Manasés, hasta acabar con todos ellos. Entonces todos los hijos de Israel volvieron a sus ciudades, cada cual a su posesión.

Y Ezequías designó las clases de los sacerdotes(B) y de los levitas, cada uno en su clase, según su servicio, tanto sacerdotes como levitas, para los holocaustos y para las ofrendas de paz, para que ministraran, dieran gracias y alabaran(C) en las puertas del campamento del Señor. También designó de sus propios bienes la porción del rey para los holocaustos(D), es decir, para los holocaustos de la mañana y de la tarde, y los holocaustos de los días de reposo, de las lunas nuevas y de las fiestas señaladas, como está escrito en la ley del Señor(E). También ordenó al pueblo que habitaba en Jerusalén que diera la porción(F) correspondiente a los sacerdotes y a los levitas, a fin de que pudieran dedicarse a la ley del Señor(G). Tan pronto como se divulgó la orden[b], los hijos de Israel proveyeron en abundancia las primicias de grano, mosto, aceite, miel y de todo producto del campo; y trajeron el diezmo(H) de todo en abundancia. Y los hijos de Israel y de Judá que habitaban en las ciudades de Judá, también trajeron el diezmo de bueyes y ovejas y el diezmo de las cosas sagradas consagradas al Señor su Dios(I), y los depositaron en montones. En el mes tercero comenzaron a formar los montones y los terminaron en el mes séptimo. Cuando Ezequías y los jefes vinieron y vieron los montones, bendijeron al Señor y a su pueblo Israel(J). Ezequías preguntó a los sacerdotes y a los levitas acerca de los montones, 10 y el sumo sacerdote Azarías, de la casa de Sadoc(K), le dijo[c]: Desde que se comenzaron a traer las ofrendas a la casa del Señor, hemos tenido bastante para comer y ha sobrado mucho, porque el Señor ha bendecido a su pueblo; y esta gran cantidad ha sobrado(L).

11 Entonces Ezequías ordenó que prepararan cámaras en la casa del Señor(M), y las prepararon. 12 Fielmente llevaron allí las ofrendas y los diezmos y las cosas consagradas; y el levita Conanías era el intendente encargado de ellas, y su hermano Simei(N) era el segundo. 13 Y Jehiel, Azazías, Nahat, Asael, Jerimot, Jozabad, Eliel, Ismaquías, Mahat y Benaía eran inspectores bajo el mando de[d] Conanías y de Simei, su hermano, por nombramiento del rey Ezequías, y Azarías era el oficial principal(O) de la casa de Dios. 14 Y el levita Coré, hijo de Imna, portero de la puerta oriental, estaba a cargo de las ofrendas voluntarias hechas a Dios, para repartir las ofrendas dedicadas al Señor y las cosas santísimas. 15 Bajo su mando[e] estaban Edén(P), Miniamín, Jesúa, Semaías, Amarías y Secanías en las ciudades de los sacerdotes(Q), para distribuir fielmente las porciones, por clases, a sus hermanos, fueran grandes o pequeños, 16 sin tener en cuenta su registro genealógico, a los varones de treinta[f] años arriba, todos los que entraban en la casa del Señor para las tareas diarias(R), por su trabajo en sus oficios según sus clases(S); 17 así como a los sacerdotes que estaban inscritos genealógicamente conforme a sus casas paternas, y a los levitas de veinte años arriba(T), según sus oficios y sus clases. 18 Y el registro genealógico incluía todos[g] los niños, las mujeres, los hijos y las hijas de toda la asamblea, porque se consagraban fielmente[h] en santidad. 19 También para los hijos de Aarón, los sacerdotes que estaban en las tierras de pasto de sus ciudades(U), o en cualquiera de las ciudades, había hombres que estaban designados por nombre para distribuir porciones(V) a todo varón entre los sacerdotes, y a todos los inscritos genealógicamente entre los levitas.

20 Así hizo Ezequías por todo Judá; y él hizo lo bueno, lo recto y lo verdadero(W) delante del Señor su Dios. 21 Y toda obra que emprendió en el servicio de la casa de Dios por ley y por mandamiento, buscando a su Dios, lo hizo con todo su corazón y prosperó(X).

Footnotes

  1. 2 Crónicas 31:1 I.e., símbolos de madera de una deidad femenina
  2. 2 Crónicas 31:5 Lit., palabra
  3. 2 Crónicas 31:10 Lit., le dijo, y dijo
  4. 2 Crónicas 31:13 Lit., de la mano de
  5. 2 Crónicas 31:15 Lit., mano
  6. 2 Crónicas 31:16 Heb., tres
  7. 2 Crónicas 31:18 Lit., con todos
  8. 2 Crónicas 31:18 Lit., en su fidelidad