“desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor.” (1 Peter 2:2-3) Copyright © 1960 by American Bible Society

Powered by BibleGateway.com