“[Cristo, Nuestro Abogado] Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Y si alguien peca, tenemos Abogado (Intercesor) para con el Padre, a Jesucristo el Justo.” (1 John 2:1) © 2005 by The Lockman Foundation, La Habra, California

Powered by BibleGateway.com