Una voz proclama:
«Preparen en el desierto
    un camino para el Señor;
enderecen en la estepa
    un sendero para nuestro Dios.
Que se levanten todos los valles,
    y se allanen todos los montes y colinas;
que el terreno escabroso se nivele
    y se alisen las quebradas.
Entonces se revelará la gloria del Señor,
    y la verá toda la humanidad.
            El Señor mismo lo ha dicho».

Read full chapter

Una voz clama en el desierto:

«Preparen el camino del Señor;
enderecen en el páramo
una calzada a nuestro Dios.(A)
Que todo valle sea enaltecido;
que se hunda todo monte y collado;
que se enderece lo torcido
y que lo áspero se allane.
Se manifestará la gloria del Señor,
y la humanidad entera la verá.
La boca del Señor ha hablado.»(B)

Read full chapter

Una voz clama[a](A):
Preparad en el desierto camino al Señor;
allanad en la soledad calzada para nuestro Dios(B).
Todo valle sea elevado,
y bajado todo monte y collado;
vuélvase llano el terreno escabroso,
y lo abrupto, ancho valle.
Entonces será revelada[b] la gloria del Señor(C),
y toda carne a una la verá(D),
pues la boca del Señor ha hablado(E).

Read full chapter

Footnotes

  1. Isaías 40:3 O, Voz del que clama
  2. Isaías 40:5 O, Para que sea revelada