Add parallel Print Page Options

13 Pero ese día se abrirá un manantial para la familia de David[a] y para los habitantes de Jerusalén. Ese manantial limpiará sus pecados y sus impurezas.

No más ídolos ni falsos profetas

El SEÑOR Todopoderoso dice: «Ese día haré que la gente de esta tierra deje de adorar a sus estatuas. Se olvidarán hasta los nombres de los dioses falsos. Haré que desaparezcan de la tierra los falsos profetas y el deseo de adorar ídolos, que hace impuro el pueblo. Después de aquel momento, el que pretende hablar como un profeta falso será castigado. Incluso el papá y la mamá, los que le dieron la vida, dirán: “Mereces la muerte porque has dicho cosas falsas en nombre del SEÑOR”. El papá y la mamá, los que le dieron la vida, lo golpearán cada vez que él dé sus mensajes falsos. Ese día los profetas se avergonzarán de sus visiones. Dejarán de utilizar las prendas hechas de pelo que usan los profetas. Dejarán de usar las prendas de un profeta para engañar a la gente. Los profetas dirán: “No soy profeta. Soy un granjero y lo he sido desde niño”. Y si alguien les pregunta: “¿Qué son esas heridas que tienes en los hombros[b]?”, ellos responderán: “Me peleé con alguien en la casa de unos amigos y me golpearon”».

El SEÑOR Todopoderoso dice:
«¡Espada, levántate y lucha contra mi pastor!
    Lucha contra mi querido amigo.
Golpea al pastor para que las ovejas salgan corriendo;
    yo castigaré a esas pequeñas.
Dos terceras partes de la población
    de la tierra morirán, dice el SEÑOR,
    pero una tercera parte sobrevivirá.
Entonces pondré a prueba a los sobrevivientes.
    Los probaré como se pone a prueba la pureza de la plata en el fuego.
    Los evaluaré como se evalúa la pureza del oro.
Me llamarán y pedirán mi ayuda
    y yo les responderé:
“Este es mi pueblo”.
    Y ellos dirán: “El SEÑOR es nuestro Dios”».

Footnotes

  1. 13:1 la familia de David o sea, los descendientes de los reyes que promovieron la idolatría que hizo impuro a Judá. Significa se les dará otra oportunidad de guiar bien al pueblo de Dios.
  2. 13:6 en los hombros Textualmente entre las manos. Se trata de las cicatrices que los profetas de Baal se infligieron para demostrar su lealtad a sus dioses.

13  En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia.

Y en aquel día, dice Jehová de los ejércitos, quitaré de la tierra los nombres de las imágenes, y nunca más serán recordados; y también haré cortar de la tierra a los profetas y al espíritu de inmundicia.

Y acontecerá que cuando alguno profetizare aún, le dirán su padre y su madre que lo engendraron: No vivirás, porque has hablado mentira en el nombre de Jehová; y su padre y su madre que lo engendraron le traspasarán cuando profetizare.

Y sucederá en aquel tiempo, que todos los profetas se avergonzarán de su visión cuando profetizaren; ni nunca más vestirán el manto velloso para mentir.

Y dirá: No soy profeta; labrador soy de la tierra, pues he estado en el campo desde mi juventud.

Y le preguntarán: ¿Qué heridas son estas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fui herido en casa de mis amigos.

El pastor de Jehová es herido

Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas;(A) y haré volver mi mano contra los pequeñitos.

Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella.

Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.