11 En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación 12 y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio, 13 mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la gloriosa venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. 14 Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien.

Read full chapter

11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para la salvación de todos los hombres, 12 y nos enseña que debemos renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivir en esta época de manera sobria, justa y piadosa, 13 mientras aguardamos la bendita esperanza y la gloriosa manifestación de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad(A) y purificar para sí un pueblo propio,(B) celoso de buenas obras.

Read full chapter

11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado(A), trayendo salvación a todos los hombres[a](B), 12 enseñándonos, que negando la impiedad y los deseos mundanos(C), vivamos en este mundo[b] sobria(D), justa y piadosamente(E), 13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación de la gloria(F) de nuestro gran Dios y Salvador[c] Cristo Jesús(G), 14 quien se dio a sí mismo por nosotros(H), para redimirnos de toda iniquidad(I) y purificar para si(J) un pueblo para posesión suya(K), celoso de buenas obras(L).

Read full chapter

Footnotes

  1. Tito 2:11 O, a todos los hombres, trayendo salvación
  2. Tito 2:12 O, siglo
  3. Tito 2:13 O, del gran Dios y Salvador nuestro