Add parallel Print Page Options

El poder victorioso del Dios de Jacob

Para el director del coro; con instrumentos de cuerdas. Salmo de Asaf. Cántico.

76 Dios es conocido en Judá(A);
Grande es Su nombre en Israel(B).
En Salem(C) está Su tabernáculo(D),
Y en Sión Su morada(E).
Allí quebró las flechas encendidas del arco(F),
El escudo, la espada y las armas de guerra. (Selah)

Resplandeciente eres,
Más majestuoso que los montes de caza.
Fueron despojados los fuertes de corazón(G);
Durmieron su sueño,
Y ninguno de los guerreros pudo usar sus manos.
A Tu reprensión(H), oh Dios de Jacob,
Jinete y caballo(I) cayeron en profundo sueño.
Tú, solo Tú, has de ser temido(J);
¿Y quién podrá estar en pie en Tu presencia en el momento de Tu ira(K)?

Hiciste oír juicio desde los cielos(L);
Temió la tierra(M) y enmudeció
Cuando Dios se levantó para juzgar(N),
Para salvar a todos los humildes de la tierra. (Selah)
10 Pues el furor del hombre te alabará(O);
Con un residuo de furor te ceñirás.

11 Hagan votos ustedes al Señor su Dios, y cúmplanlos(P);
Todos los que están alrededor de Él traigan presentes(Q) al que debe ser temido.
12 Él cortará el espíritu de los príncipes;
Temido es por los reyes de la tierra(R).

El Dios de la victoria y del juicio

Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de Asaf. Cántico.

76  Dios es conocido en Judá;
    En Israel es grande su nombre.

En Salem está su tabernáculo,
Y su habitación en Sion.

Allí quebró las saetas del arco,
El escudo, la espada y las armas de guerra. Selah

Glorioso eres tú, poderoso más que los montes de caza.

Los fuertes de corazón fueron despojados, durmieron su sueño;
No hizo uso de sus manos ninguno de los varones fuertes.

A tu reprensión, oh Dios de Jacob,
El carro y el caballo fueron entorpecidos.

Tú, temible eres tú;
¿Y quién podrá estar en pie delante de ti cuando se encienda tu ira?

Desde los cielos hiciste oír juicio;
La tierra tuvo temor y quedó suspensa

Cuando te levantaste, oh Dios, para juzgar,
Para salvar a todos los mansos de la tierra. Selah

10 Ciertamente la ira del hombre te alabará;
Tú reprimirás el resto de las iras.

11 Prometed, y pagad a Jehová vuestro Dios;
Todos los que están alrededor de él, traigan ofrendas al Temible.

12 Cortará él el espíritu de los príncipes;
Temible es a los reyes de la tierra.