Al director musical. Sígase la tonada de «La muerte del hijo». Salmo de David.

Álef

Quiero alabarte, Señor, con todo el corazón,
    y contar todas tus maravillas.
Quiero alegrarme y regocijarme en ti,
    y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo.

Bet

Mis enemigos retroceden;
    tropiezan y perecen ante ti.
Porque tú me has hecho justicia, me has vindicado;
    tú, juez justo, ocupas tu trono.

Guímel

Reprendiste a los paganos, destruiste a los malvados;
    ¡para siempre borraste su memoria!
Desgracia sin fin cayó sobre el enemigo;
    arrancaste de raíz sus ciudades,
    y hasta su recuerdo se ha desvanecido.

He

Pero el Señor reina por siempre;
    para emitir juicio ha establecido su trono.
Juzgará al mundo con justicia;
    gobernará a los pueblos con equidad.

Vav

El Señor es refugio de los oprimidos;
    es su baluarte en momentos de angustia.

10 En ti confían los que conocen tu nombre,
    porque tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan.

Zayin

11 Canten salmos al Señor, el rey de Sión;
    proclamen sus proezas entre las naciones.
12 El vengador de los inocentes[a] se acuerda de ellos;
    no pasa por alto el clamor de los afligidos.

Jet

13 Ten compasión de mí, Señor;
    mira cómo me afligen los que me odian.
Sácame de las puertas de la muerte,
14     para que en las puertas de Jerusalén[b]
    proclame tus alabanzas y me regocije en tu salvación.

Tet

15 Han caído los paganos
    en la fosa que han cavado;
sus pies quedaron atrapados
    en la red que ellos mismos escondieron.

16 Al Señor se le conoce porque imparte justicia;
    el malvado cae en la trampa que él mismo tendió. Higaión. Selah

Yod

17 Bajan al sepulcro los malvados,
    todos los paganos que de Dios se olvidan.

Caf

18 Pero el necesitado no será olvidado para siempre,
    ni para siempre se perderá la esperanza del pobre.

19 ¡Levántate, Señor!
    No dejes que el hombre prevalezca;
    ¡haz que las naciones comparezcan ante ti!
20 Infúndeles terror, Señor;
    ¡que los pueblos sepan que son simples mortales! Selah

Footnotes

  1. 9:12 vengador de los inocentes. Lit. vengador de sangres.
  2. 9:14 Jerusalén. Lit. la hija de Sión.

Salmo de acción de gracias por la justicia de Dios

Para el director del coro; sobre Mut-laben[a]. Salmo de David.

Alabaré [b] al Señor con todo mi corazón(A).
Todas tus maravillas[c] contaré(B);
en ti me alegraré y me regocijaré(C);
cantaré alabanzas a tu nombre(D), oh Altísimo(E).

Cuando mis enemigos retroceden,
tropiezan y perecen delante de ti(F).
Porque tú has mantenido mi derecho y mi causa(G);
te sientas en el trono juzgando con justicia[d](H).
Has reprendido a las naciones(I), has destruido al impío,
has borrado su nombre para siempre jamás(J).
El enemigo ha llegado a su fin en desolación eterna,
y tú has destruido sus ciudades[e];
su recuerdo ha perecido con ellas(K).

Pero el Señor permanece[f] para siempre(L);
ha establecido su trono para juicio(M),
y juzgará al mundo con justicia;
con equidad ejecutará juicio sobre[g] los pueblos(N).
Será[h] también el Señor baluarte para el oprimido[i],
baluarte en tiempos de angustia(O).
10 En ti pondrán[j] su confianza los que conocen tu nombre(P),
porque tú, oh Señor, no abandonas a los que te buscan(Q).

11 Cantad alabanzas al Señor, que mora en Sión(R);
proclamad entre los pueblos sus proezas(S).
12 Porque el que pide cuentas de la sangre(T) derramada, se acuerda de ellos;
no olvida el clamor de los afligidos(U).
13 Oh Señor, ten piedad de mí;
mira mi aflicción por causa de los que me aborrecen(V),
tú que me levantas de las puertas de la muerte(W);
14 para que yo cuente todas tus alabanzas(X),
para que en las puertas de la hija de Sión
me regocije en tu salvación(Y).
15 Las naciones se han hundido en el foso que hicieron(Z);
en la red que escondieron, quedó prendido su pie(AA).
16 El Señor se ha dado a conocer(AB);
ha ejecutado juicio(AC).
El impío es atrapado en la obra de sus manos[k]. (Higaion[l] Selah[m])

17 Los impíos volverán[n] al Seol[o](AD),
o sea, todas las naciones que se olvidan de Dios(AE).
18 Pues el necesitado no será olvidado para siempre(AF),
ni la esperanza de los afligidos perecerá eternamente(AG).
19 Levántate, oh Señor(AH); no prevalezca el hombre;
sean juzgadas las naciones delante de ti(AI).
20 Pon temor en ellas[p](AJ), oh Señor;
aprendan las naciones que no son sino hombres(AK). (Selah)

Footnotes

  1. Salmos 9:1 I.e., Muerte al Hijo
  2. Salmos 9:1 O, Daré gracias
  3. Salmos 9:1 O, milagros
  4. Salmos 9:4 O, como Juez justo
  5. Salmos 9:6 U, Oh enemigo, las desolaciones han terminado para siempre; y sus ciudades tú has desarraigado
  6. Salmos 9:7 O, se sienta en el trono
  7. Salmos 9:8 O, para
  8. Salmos 9:9 O, Sea
  9. Salmos 9:9 O, pobre
  10. Salmos 9:10 O, Y que en ti pongan
  11. Salmos 9:16 Lit., palmas
  12. Salmos 9:16 Posiblemente, Música resonante, o Meditación
  13. Salmos 9:16 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  14. Salmos 9:17 O, se volverán
  15. Salmos 9:17 I.e., región de los muertos
  16. Salmos 9:20 O, Ponlas en temor

Salmo de acción de gracias por la justicia de Dios

Para el director del coro; sobre Mut Laben[a]. Salmo de David.

Daré gracias al Señor con todo mi corazón(A);
Todas Tus maravillas contaré(B).
En Ti me alegraré y me regocijaré(C);
Cantaré alabanzas a Tu nombre(D), oh Altísimo(E).

Cuando mis enemigos retroceden,
Tropiezan y perecen delante de Ti(F).
Porque Tú has mantenido mi derecho y mi causa(G);
Te sientas en el trono juzgando con justicia(H).
Has reprendido a las naciones(I), has destruido al impío,
Has borrado su nombre para siempre(J).
El enemigo ha llegado a su fin en desolación eterna,
Y Tú has destruido sus ciudades;
Su recuerdo ha perecido con ellas(K).

Pero el Señor permanece para siempre(L);
Ha establecido Su trono para juicio(M),
Y juzgará al mundo con justicia;
Con equidad ejecutará juicio sobre los pueblos(N).
El Señor será también baluarte para el oprimido,
Baluarte en tiempos de angustia(O).
10 En Ti pondrán su confianza los que conocen Tu nombre(P),
Porque Tú, oh Señor, no abandonas a los que te buscan(Q).

11 Canten alabanzas al Señor, que mora en Sión(R);
Proclamen entre los pueblos Sus proezas(S).
12 Porque el que pide cuentas de la sangre(T) derramada, se acuerda de ellos;
No olvida el clamor de los afligidos(U).
13 Oh Señor, ten piedad de mí;
Mira mi aflicción por causa de los que me aborrecen(V),
Tú que me levantas de las puertas de la muerte(W);
14 Para que yo cuente todas Tus alabanzas(X),
Para que en las puertas de la hija de Sión
Me regocije en Tu salvación(Y).
15 Las naciones se han hundido en el foso que hicieron(Z);
En la red que escondieron, su propio pie quedó prendido(AA).
16 El Señor se ha dado a conocer(AB);
Ha ejecutado juicio(AC).
El impío es atrapado en la obra de sus propias manos. (Higaion, Selah)

17 Los impíos volverán al Seol(AD),
O sea, todas las naciones que se olvidan de Dios(AE).
18 Pues el necesitado no será olvidado para siempre(AF),
Ni la esperanza de los afligidos perecerá eternamente(AG).
19 Levántate, oh Señor(AH); no prevalezca el hombre;
Sean juzgadas las naciones delante de Ti(AI).
20 Pon temor en ellas(AJ), oh Señor;
Aprendan las naciones que no son más que hombres(AK). (Selah)

Footnotes

  1. Salmos 9:1 I.e. Muerte al Hijo.

Acción de gracias por la justicia de Dios

Al músico principal; sobre Mut-labén. Salmo de David.

Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón;
    Contaré todas tus maravillas.

Me alegraré y me regocijaré en ti;
Cantaré a tu nombre, oh Altísimo.

Mis enemigos volvieron atrás;
Cayeron y perecieron delante de ti.

Porque has mantenido mi derecho y mi causa;
Te has sentado en el trono juzgando con justicia.

Reprendiste a las naciones, destruiste al malo,
Borraste el nombre de ellos eternamente y para siempre.

Los enemigos han perecido; han quedado desolados para siempre;
Y las ciudades que derribaste,
Su memoria pereció con ellas.

Pero Jehová permanecerá para siempre;
Ha dispuesto su trono para juicio.

El juzgará al mundo con justicia,
Y a los pueblos con rectitud.

Jehová será refugio del pobre,
Refugio para el tiempo de angustia.

10 En ti confiarán los que conocen tu nombre,
Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.

11 Cantad a Jehová, que habita en Sion;
Publicad entre los pueblos sus obras.

12 Porque el que demanda la sangre se acordó de ellos;
No se olvidó del clamor de los afligidos.

13 Ten misericordia de mí, Jehová;
Mira mi aflicción que padezco a causa de los que me aborrecen,
Tú que me levantas de las puertas de la muerte,

14 Para que cuente yo todas tus alabanzas
En las puertas de la hija de Sion,
Y me goce en tu salvación.

15 Se hundieron las naciones en el hoyo que hicieron;
En la red que escondieron fue tomado su pie.

16 Jehová se ha hecho conocer en el juicio que ejecutó;
En la obra de sus manos fue enlazado el malo. Higaion. Selah

17 Los malos serán trasladados al Seol,
Todas las gentes que se olvidan de Dios.

18 Porque no para siempre será olvidado el menesteroso,
Ni la esperanza de los pobres perecerá perpetuamente.

19 Levántate, oh Jehová; no se fortalezca el hombre;
Sean juzgadas las naciones delante de ti.

20 Pon, oh Jehová, temor en ellos;
Conozcan las naciones que no son sino hombres. Selah

Al director musical. Para Jedutún. Salmo de David.

39 Me dije a mí mismo:
«Mientras esté ante gente malvada
    vigilaré mi conducta,
    me abstendré de pecar con la lengua,
    me pondré una mordaza en la boca».
Así que guardé silencio, me mantuve callado.
    ¡Ni aun lo bueno salía de mi boca!
Pero mi angustia iba en aumento;
    ¡el corazón me ardía en el pecho!
Al meditar en esto, el fuego se inflamó
    y tuve que decir:

«Hazme saber, Señor, el límite de mis días,
    y el tiempo que me queda por vivir;
    hazme saber lo efímero que soy.
Muy breve es la vida que me has dado;
    ante ti, mis años no son nada.
¡Un soplo nada más es el mortal! Selah
    Es un suspiro que se pierde entre las sombras.
Ilusorias son las riquezas que amontona,[a]
    pues no sabe quién se quedará con ellas.

»Y ahora, Señor, ¿qué esperanza me queda?
    ¡Mi esperanza he puesto en ti!
Líbrame de todas mis transgresiones.
    Que los necios no se burlen de mí.

»He guardado silencio; no he abierto la boca,
    pues tú eres quien actúa.
10 Ya no me castigues,
    que los golpes de tu mano me aniquilan.
11 Tú reprendes a los mortales,
    los castigas por su iniquidad;
como polilla, acabas con sus placeres.
    ¡Un soplo nada más es el mortal! Selah

12 »Señor, escucha mi oración,
    atiende a mi clamor;
    no cierres tus oídos a mi llanto.
Ante ti soy un extraño,
    un peregrino, como todos mis antepasados.
13 No me mires con enojo, y volveré a alegrarme
    antes que me muera y deje de existir».

Footnotes

  1. 39:6 Ilusorias … que amontona (lectura probable); En vano hace ruido y amontona (TM).

Vanidad de la vida

Para el director del coro, para Jedutún[a]. Salmo de David.

39 Yo dije: Guardaré mis caminos(A),
para no pecar con mi lengua(B);
guardaré mi boca como con mordaza(C),
mientras el impío esté en mi presencia.
Enmudecí y callé[b](D);
guardé silencio aun acerca de lo bueno,
y se agravó mi dolor[c].
Ardía mi corazón dentro de mí(E);
mientras meditaba, se encendió[d] el fuego;
entonces dije con mi lengua:
Señor, hazme saber mi fin(F),
y cuál es la medida de mis días,
para que yo sepa cuán efímero[e] soy(G).
He aquí, tú has hecho mis días muy breves[f](H),
y mi existencia es como nada delante de ti(I);
ciertamente todo hombre, aun en la plenitud de su vigor[g], es solo un soplo[h](J). (Selah[i])
Sí, como una sombra[j] anda el hombre(K);
ciertamente en vano se afana[k](L);
acumula riquezas, y no sabe quién las recogerá(M).

Y ahora, Señor, ¿qué espero?
En ti está mi esperanza(N).
Líbrame de todas mis transgresiones(O);
no me hagas la burla[l] de los necios(P).
Mudo me he quedado(Q), no abro la boca,
porque tú eres el que ha obrado(R).
10 Quita de mí tu plaga(S);
por la dureza de tu mano estoy pereciendo[m](T).
11 Con castigos corriges al hombre por su iniquidad(U);
como la polilla, consumes lo que es más precioso para él(V);
ciertamente, todo hombre es solo un soplo(W). (Selah)

12 Escucha mi oración, oh Señor, y presta oído a mi clamor(X);
no guardes silencio ante mis lágrimas(Y);
porque extranjero soy junto a ti(Z),
peregrino, como todos mis padres(AA).
13 Aparta de mí tu mirada(AB), para poder alegrarme,
antes de que me vaya de aquí[n], y ya no exista.

Footnotes

  1. Salmos 39:1 Véase 1 Crón. 16:41; Sal. 62 y 77
  2. Salmos 39:2 Lit., Enmudecí con silencio
  3. Salmos 39:2 O, pesar
  4. Salmos 39:3 O, ardió
  5. Salmos 39:4 O, frágil
  6. Salmos 39:5 Lit., como palmos
  7. Salmos 39:5 Lit., cuando está firme
  8. Salmos 39:5 O, es completa vanidad
  9. Salmos 39:5 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  10. Salmos 39:6 O, imagen
  11. Salmos 39:6 O, se alborota
  12. Salmos 39:8 O, el escarnio
  13. Salmos 39:10 O, me estoy consumiendo
  14. Salmos 39:13 I.e., antes de que muera

Vanidad de la vida

Para el director del coro, para Jedutún. Salmo de David.

39 Yo dije: «Guardaré mis caminos(A)
Para no pecar con mi lengua(B);
Guardaré mi boca como con mordaza(C)
Mientras el impío esté en mi presencia».
Enmudecí y callé(D);
Guardé silencio aun acerca de lo bueno,
Y se agravó mi dolor.
Ardía mi corazón dentro de mí(E);
Mientras meditaba, se encendió el fuego;
Entonces dije con mi lengua:
«Señor, hazme saber mi fin(F),
Y cuál es la medida de mis días,
Para que yo sepa cuán efímero soy(G).
Tú has hecho mis días muy breves(H),
Y mi existencia es como nada delante de Ti(I);
Ciertamente todo hombre, aun en la plenitud de su vigor, es solo un soplo(J). (Selah)
Sí, como una sombra anda el hombre(K);
Ciertamente en vano se afana(L);
Acumula riquezas, y no sabe quién las recogerá(M).

»Y ahora, Señor, ¿qué espero?
En Ti está mi esperanza(N).
Líbrame de todas mis transgresiones(O);
No me hagas la burla de los necios(P).
Mudo me he quedado(Q), no abro la boca,
Porque Tú eres el que ha obrado(R).
10 Quita de mí Tu plaga(S);
Por la dureza de Tu mano estoy pereciendo(T).
11 Con castigos reprendes al hombre por su iniquidad(U);
Como la polilla, consumes lo que es más precioso para él(V).
Ciertamente, todo hombre es solo un soplo(W). (Selah)

12 »Escucha mi oración, oh Señor, y presta oído a mi clamor(X);
No guardes silencio ante mis lágrimas(Y);
Porque extranjero soy junto a Ti(Z),
Peregrino, como todos mis padres(AA).
13 Aparta de mí Tu mirada(AB), para poder alegrarme
Antes de que me vaya de aquí y ya no exista».

El carácter transitorio de la vida

Al músico principal; a Jedutún. Salmo de David.

39  Yo dije: Atenderé a mis caminos,
    Para no pecar con mi lengua;
    Guardaré mi boca con freno,
    En tanto que el impío esté delante de mí.

Enmudecí con silencio, me callé aun respecto de lo bueno;
Y se agravó mi dolor.

Se enardeció mi corazón dentro de mí;
En mi meditación se encendió fuego,
Y así proferí con mi lengua:

Hazme saber, Jehová, mi fin,
Y cuánta sea la medida de mis días;
Sepa yo cuán frágil soy.

He aquí, diste a mis días término corto,
Y mi edad es como nada delante de ti;
Ciertamente es completa vanidad todo hombre que vive. Selah

Ciertamente como una sombra es el hombre;
Ciertamente en vano se afana;
Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá.

Y ahora, Señor, ¿qué esperaré?
Mi esperanza está en ti.

Líbrame de todas mis transgresiones;
No me pongas por escarnio del insensato.

Enmudecí, no abrí mi boca,
Porque tú lo hiciste.

10 Quita de sobre mí tu plaga;
Estoy consumido bajo los golpes de tu mano.

11 Con castigos por el pecado corriges al hombre,
Y deshaces como polilla lo más estimado de él;
Ciertamente vanidad es todo hombre. Selah

12 Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi clamor.
No calles ante mis lágrimas;
Porque forastero soy para ti,
Y advenedizo, como todos mis padres.

13 Déjame, y tomaré fuerzas,
Antes que vaya y perezca.

Al director musical. Sígase la tonada de «Los lirios». De David.

69 Sálvame, Dios mío,
    que las aguas ya me llegan al cuello.
Me estoy hundiendo en una ciénaga profunda,
    y no tengo dónde apoyar el pie.
Estoy en medio de profundas aguas,
    y me arrastra la corriente.
Cansado estoy de pedir ayuda;
    tengo reseca la garganta.
Mis ojos languidecen,
    esperando la ayuda de mi Dios.
Más que los cabellos de mi cabeza
    son los que me odian sin motivo;
muchos son los enemigos gratuitos
    que se han propuesto destruirme.
    ¿Cómo voy a devolver lo que no he robado?

Oh Dios, tú sabes lo insensato que he sido;
    no te puedo esconder mis transgresiones.
Señor Soberano, Todopoderoso,
    que no sean avergonzados por mi culpa
    los que en ti esperan;
oh Dios de Israel,
    que no sean humillados por mi culpa
    los que te buscan.
Por ti yo he sufrido insultos;
    mi rostro se ha cubierto de ignominia.
Soy como un extraño para mis hermanos;
    soy un extranjero para los hijos de mi madre.
El celo por tu casa me consume;
    sobre mí han recaído
    los insultos de tus detractores.
10 Cuando lloro y ayuno,
    tengo que soportar sus ofensas;
11 cuando me visto de luto,
    soy objeto de burlas.
12 Los que se sientan a la puerta murmuran contra mí;
    los borrachos me dedican parodias.

13 Pero yo, Señor, te imploro
    en el tiempo de tu buena voluntad.
Por tu gran amor, oh Dios, respóndeme;
    por tu fidelidad, sálvame.
14 Sácame del fango;
    no permitas que me hunda.
Líbrame de los que me odian,
    y de las aguas profundas.
15 No dejes que me arrastre la corriente;
    no permitas que me trague el abismo,
    ni que el foso cierre sus fauces sobre mí.
16 Respóndeme, Señor, por tu bondad y tu amor;
    por tu gran compasión, vuélvete a mí.
17 No escondas tu rostro de este siervo tuyo;
    respóndeme pronto, que estoy angustiado.
18 Ven a mi lado, y rescátame;
    redímeme, por causa de mis enemigos.

19 Tú bien sabes cómo me insultan,
    me avergüenzan y denigran;
    sabes quiénes son mis adversarios.
20 Los insultos me han destrozado el corazón;
    para mí ya no hay remedio.
Busqué compasión, y no la hubo;
    busqué consuelo, y no lo hallé.
21 En mi comida pusieron hiel;
    para calmar mi sed me dieron vinagre.

22 Que se conviertan en trampa sus banquetes,
    y su prosperidad en lazo.
23 Que se les nublen los ojos, para que no vean;
    y que sus fuerzas flaqueen para siempre.
24 Descarga tu furia sobre ellos;
    que tu ardiente ira los alcance.
25 Quédense desiertos sus campamentos,
    y deshabitadas sus tiendas de campaña.
26 Pues al que has afligido lo persiguen,
    y se burlan del dolor del que has herido.
27 Añade a sus pecados más pecados;
    no los hagas partícipes de tu salvación.
28 Que sean borrados del libro de la vida;
    que no queden inscritos con los justos.

29 Y a mí, que estoy pobre y adolorido,
    que me proteja, oh Dios, tu salvación.
30 Con cánticos alabaré el nombre de Dios;
    con acción de gracias lo exaltaré.
31 Esa ofrenda agradará más al Señor
    que la de un toro o un novillo
    con sus cuernos y pezuñas.
32 Los pobres verán esto y se alegrarán;
    ¡reanímense ustedes, los que buscan a Dios!
33 Porque el Señor oye a los necesitados,
    y no desdeña a su pueblo cautivo.

34 Que lo alaben los cielos y la tierra,
    los mares y todo lo que se mueve en ellos,
35 porque Dios salvará a Sión
    y reconstruirá las ciudades de Judá.
Allí se establecerá el pueblo
    y tomará posesión de la tierra.
36 La heredarán los hijos de sus siervos;
    la habitarán los que aman al Señor.

Oración del justo perseguido

Para el director del coro; según Sosanim[a]. Salmo de David.

69 Sálvame, oh Dios,
porque las aguas me han llegado hasta el alma(A).
Me he hundido en cieno profundo(B), y no hay donde hacer pie;
he llegado a lo profundo de las aguas, y la corriente me anega(C).
Cansado estoy de llorar(D); reseca está mi garganta;
mis ojos desfallecen(E) mientras espero a mi Dios.
Más que los cabellos de mi cabeza son los que sin causa me aborrecen(F);
poderosos son los que quieren destruirme[b](G),
sin razón son mis enemigos,
me hacen[c] devolver aquello que no robé(H).

Oh Dios, tú conoces mi insensatez(I),
y mis transgresiones no te son ocultas(J).
¡No se avergüencen de mí los que en ti esperan(K), oh Señor, Dios[d] de los ejércitos!
¡No sean humillados[e] por mí los que te buscan, oh Dios de Israel!
Pues por amor de ti he sufrido vituperio(L);
la ignominia ha cubierto mi rostro(M).
Me he convertido en extraño para mis hermanos,
y en extranjero para los hijos de mi madre(N).
Porque el celo por tu casa me ha consumido(O),
y los vituperios de los que te injurian han caído sobre mí(P).
10 Cuando lloraba afligiendo con ayuno mi alma(Q),
eso se convirtió en afrenta para mí.
11 Cuando hice de cilicio mi vestido(R),
me convertí en proverbio para ellos(S).
12 Hablan de mí los que se sientan a la puerta(T),
y soy la canción[f](U) de los borrachos.

13 Pero yo elevo a ti mi oración, oh Señor, en tiempo propicio(V);
oh Dios, en la grandeza de tu misericordia(W),
respóndeme con tu verdad salvadora[g].
14 Sácame del cieno(X) y no dejes que me hunda;
sea yo librado de los que me odian(Y), y de lo profundo de las aguas(Z).
15 No me cubra la corriente de las aguas(AA),
ni me trague el abismo,
ni el pozo cierre sobre mí su boca(AB).

16 Respóndeme, oh Señor, pues buena es tu misericordia(AC);
vuélvete a mí(AD), conforme a tu inmensa compasión(AE),
17 y no escondas tu rostro de tu siervo(AF),
porque estoy en angustia(AG); respóndeme pronto.
18 Acércate a mi alma y redímela(AH);
por causa de mis enemigos, rescátame(AI).
19 Tú conoces mi afrenta(AJ), mi vergüenza y mi ignominia;
todos mis adversarios están delante de ti.

20 La afrenta ha quebrantado mi corazón(AK), y estoy enfermo;
esperé compasión, pero no la hubo(AL);
busqué consoladores(AM), pero no los hallé.
21 Y por[h] comida me dieron hiel[i](AN),
y para mi sed me dieron a beber vinagre(AO).

22 Que la mesa[j] delante de ellos se convierta en lazo(AP),
y cuando estén en paz[k](AQ), se vuelva una trampa.
23 Núblense sus ojos para que no puedan ver(AR),
y haz que sus lomos tiemblen continuamente(AS).
24 Derrama sobre ellos tu indignación(AT),
y que el ardor de tu ira los alcance.
25 Sea desolado su campamento,
y nadie habite en sus tiendas(AU).
26 Porque han perseguido(AV) al que ya tú has herido(AW),
y cuentan del dolor de aquellos que tú has traspasado(AX).
27 Añade iniquidad a su iniquidad(AY),
y que no entren en tu justicia(AZ).
28 Sean borrados(BA) del libro de la vida(BB),
y no sean inscritos[l] con los justos(BC).

29 Pero yo estoy afligido y adolorido(BD);
tu salvación, oh Dios, me ponga[m] en alto(BE).
30 Con cántico alabaré el nombre de Dios(BF),
y con acción de gracias(BG) le exaltaré(BH).
31 Y esto agradará al Señor(BI) más que el sacrificio de un buey,
o de un novillo con cuernos y pezuñas.
32 Esto han visto[n] los humildes y se alegran(BJ).
Viva vuestro corazón, los que buscáis a Dios(BK).
33 Porque el Señor oye a los necesitados(BL),
y no menosprecia a los suyos que están presos(BM).

34 Alábenle los cielos y la tierra,
los mares y todo lo que en ellos se mueve(BN).
35 Porque Dios salvará a Sión(BO) y edificará las ciudades de Judá(BP),
para que ellos moren allí y la posean(BQ).
36 Y la descendencia[o] de sus siervos la heredará(BR),
y los que aman su nombre morarán en ella(BS).

Footnotes

  1. Salmos 69:1 Posiblemente, Lirios
  2. Salmos 69:4 O, silenciarme
  3. Salmos 69:4 Lit., entonces tengo que
  4. Salmos 69:6 Heb., YHWH, generalmente traducido Señor
  5. Salmos 69:6 O, confundidos
  6. Salmos 69:12 Lit., las canciones
  7. Salmos 69:13 O, la fidelidad de tu salvación
  8. Salmos 69:21 O, en mi
  9. Salmos 69:21 O, veneno
  10. Salmos 69:22 O, el convite
  11. Salmos 69:22 Lit., para los que están seguros
  12. Salmos 69:28 Lit., escritos
  13. Salmos 69:29 O, pondrá
  14. Salmos 69:32 Algunos mss. y versiones antiguas dicen: verán
  15. Salmos 69:36 Lit., simiente

Oración del justo perseguido

Para el director del coro; según «Los lirios». Salmo de David.

69 Sálvame, oh Dios,
Porque las aguas me han llegado hasta el alma(A).
Me he hundido en cieno profundo(B), y no hay donde apoyar el pie;
He llegado a lo profundo de las aguas, y la corriente me cubre(C).
Cansado estoy de llorar(D); reseca está mi garganta;
Mis ojos desfallecen(E) mientras espero a mi Dios.
Más que los cabellos de mi cabeza son los que sin causa me aborrecen(F);
Poderosos son los que quieren destruirme(G),
Sin razón son mis enemigos,
Me hacen devolver aquello que no robé(H).

Oh Dios, Tú conoces mi insensatez(I),
Y mis transgresiones no te son ocultas(J).
¡No se avergüencen de mí los que en Ti esperan(K), oh Señor, Dios de los ejércitos!
¡No sean humillados por mí los que te buscan, oh Dios de Israel!
Pues por amor de Ti he sufrido insultos(L);
La ignominia ha cubierto mi rostro(M).
Me he convertido en extraño para mis hermanos,
Y en extranjero para los hijos de mi madre(N).
Porque el celo por Tu casa me ha consumido(O),
Y los insultos de los que te injurian han caído sobre mí(P).
10 Cuando lloraba afligiendo con ayuno mi alma(Q),
Eso se convirtió en afrenta para mí.
11 Cuando hice de cilicio mi vestido(R),
Me convertí en proverbio para ellos(S).
12 Hablan de mí los que se sientan a la puerta(T),
Y soy la canción(U) de los borrachos.

13 Pero yo elevo a Ti mi oración, oh Señor, en tiempo propicio(V);
Oh Dios, en la grandeza de Tu misericordia(W),
Respóndeme con Tu verdad salvadora[a].
14 Sácame del cieno(X) y no dejes que me hunda;
Sea yo librado de los que me odian(Y), y de lo profundo de las aguas(Z).
15 No me cubra la corriente de las aguas(AA),
Ni me trague el abismo,
Ni el pozo cierre sobre mí su boca(AB).

16 Respóndeme, oh Señor, pues buena es Tu misericordia(AC);
Vuélvete a mí(AD), conforme a Tu inmensa compasión(AE),
17 Y no escondas Tu rostro de Tu siervo(AF),
Porque estoy en angustia(AG); respóndeme pronto.
18 Acércate a mi alma y redímela(AH);
Por causa de mis enemigos, rescátame(AI).
19 Tú conoces mi afrenta(AJ), mi vergüenza y mi ignominia;
Todos mis adversarios están delante de Ti.

20 La afrenta ha quebrantado mi corazón(AK), y estoy enfermo;
Esperé compasión, pero no la hubo(AL);
Busqué consoladores(AM), pero no los hallé.
21 Y por comida me dieron hiel(AN),
Y para mi sed me dieron a beber vinagre(AO).

22 Que la mesa delante de ellos se convierta en lazo(AP),
Y cuando estén en paz(AQ), se vuelva una trampa.
23 Núblense sus ojos para que no puedan ver(AR),
Y haz que sus lomos tiemblen continuamente(AS).
24 Derrama sobre ellos Tu indignación(AT),
Y que el ardor de Tu ira los alcance.
25 Sea desolado su campamento,
Y nadie habite en sus tiendas(AU).
26 Porque han perseguido(AV) al que ya Tú has herido(AW),
Y cuentan del dolor de aquellos que Tú has traspasado(AX).
27 Añade iniquidad a su iniquidad(AY),
Y que no entren en Tu justicia(AZ).
28 Sean borrados(BA) del libro de la vida(BB),
Y no sean inscritos con los justos(BC).

29 Pero yo estoy afligido y adolorido(BD);
Tu salvación, oh Dios, me ponga en alto(BE).
30 Con cántico alabaré el nombre de Dios(BF),
Y con acción de gracias(BG) lo exaltaré(BH).
31 Y esto agradará al Señor(BI) más que el sacrificio de un buey
O de un novillo con cuernos y pezuñas.
32 Esto han visto los humildes y se alegran(BJ).
Viva su corazón, ustedes los que buscan a Dios(BK).
33 Porque el Señor oye a los necesitados(BL)
Y no desprecia a los suyos que están presos(BM).

34 Alábenle los cielos y la tierra,
Los mares y todo lo que en ellos se mueve(BN).
35 Porque Dios salvará a Sión(BO) y edificará las ciudades de Judá(BP),
Para que ellos moren allí y la posean(BQ).
36 Y la descendencia de Sus siervos la heredará(BR),
Y los que aman Su nombre morarán en ella(BS).

Footnotes

  1. Salmos 69:13 O la fidelidad de Tu salvación.

Un grito de angustia

Al músico principal; sobre Lirios. Salmo de David.

69  Sálvame, oh Dios,
    Porque las aguas han entrado hasta el alma.

Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie;
He venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado.

Cansado estoy de llamar; mi garganta se ha enronquecido;
Han desfallecido mis ojos esperando a mi Dios.

Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza los que me aborrecen sin causa;(A)
Se han hecho poderosos mis enemigos, los que me destruyen sin tener por qué.
¿Y he de pagar lo que no robé?

Dios, tú conoces mi insensatez,
Y mis pecados no te son ocultos.

No sean avergonzados por causa mía los que en ti confían, oh Señor Jehová de los ejércitos;
No sean confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de Israel.

Porque por amor de ti he sufrido afrenta;
Confusión ha cubierto mi rostro.

Extraño he sido para mis hermanos,
Y desconocido para los hijos de mi madre.

Porque me consumió el celo de tu casa;(B)
Y los denuestos de los que te vituperaban cayeron sobre mí.(C)

10 Lloré afligiendo con ayuno mi alma,
Y esto me ha sido por afrenta.

11 Puse además cilicio por mi vestido,
Y vine a serles por proverbio.

12 Hablaban contra mí los que se sentaban a la puerta,
Y me zaherían en sus canciones los bebedores.

13 Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad;
Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia,
Por la verdad de tu salvación, escúchame.

14 Sácame del lodo, y no sea yo sumergido;
Sea yo libertado de los que me aborrecen, y de lo profundo de las aguas.

15 No me anegue la corriente de las aguas,
Ni me trague el abismo,
Ni el pozo cierre sobre mí su boca.

16 Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia;
Mírame conforme a la multitud de tus piedades.

17 No escondas de tu siervo tu rostro,
Porque estoy angustiado; apresúrate, óyeme.

18 Acércate a mi alma, redímela;
Líbrame a causa de mis enemigos.

19 Tú sabes mi afrenta, mi confusión y mi oprobio;
Delante de ti están todos mis adversarios.

20 El escarnio ha quebrantado mi corazón, y estoy acongojado.
Esperé quien se compadeciese de mí, y no lo hubo;
Y consoladores, y ninguno hallé.

21 Me pusieron además hiel por comida,
Y en mi sed me dieron a beber vinagre.(D)

22 Sea su convite delante de ellos por lazo,
Y lo que es para bien, por tropiezo.

23 Sean oscurecidos sus ojos para que no vean,
Y haz temblar continuamente sus lomos.(E)

24 Derrama sobre ellos tu ira,
Y el furor de tu enojo los alcance.

25 Sea su palacio asolado;
En sus tiendas no haya morador.(F)

26 Porque persiguieron al que tú heriste,
Y cuentan del dolor de los que tú llagaste.

27 Pon maldad sobre su maldad,
Y no entren en tu justicia.

28 Sean raídos del libro de los vivientes,(G)
Y no sean escritos entre los justos.

29 Mas a mí, afligido y miserable,
Tu salvación, oh Dios, me ponga en alto.

30 Alabaré yo el nombre de Dios con cántico,
Lo exaltaré con alabanza.

31 Y agradará a Jehová más que sacrificio de buey,
O becerro que tiene cuernos y pezuñas;

32 Lo verán los oprimidos, y se gozarán.
Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón,

33 Porque Jehová oye a los menesterosos,
Y no menosprecia a sus prisioneros.

34 Alábenle los cielos y la tierra,
Los mares, y todo lo que se mueve en ellos.

35 Porque Dios salvará a Sion, y reedificará las ciudades de Judá;
Y habitarán allí, y la poseerán.

36 La descendencia de sus siervos la heredará,
Y los que aman su nombre habitarán en ella.

99 El Señor es rey:
    que tiemblen las naciones.
Él tiene su trono entre querubines:
    que se estremezca la tierra.
Grande es el Señor en Sión,
    ¡excelso sobre todos los pueblos!
Sea alabado su nombre grandioso e imponente:
    ¡él es santo!

Rey poderoso, que amas la justicia:
    tú has establecido la equidad
    y has actuado en Jacob con justicia y rectitud.

Exalten al Señor nuestro Dios;
    adórenlo ante el estrado de sus pies:
    ¡él es santo!

Moisés y Aarón se contaban entre sus sacerdotes,
    y Samuel, entre los que invocaron su nombre.
Invocaron al Señor, y él les respondió;
    les habló desde la columna de nube.
Cumplieron con sus estatutos,
    con los decretos que él les entregó.

Señor y Dios nuestro, tú les respondiste;
    fuiste para ellos un Dios perdonador,
    aun cuando castigaste sus rebeliones.

Exalten al Señor nuestro Dios;
    adórenlo en su santo monte:
    ¡Santo es el Señor nuestro Dios!

Alabad al Señor por su fidelidad para con Israel

99 El Señor reina[a](A), estremézcanse los pueblos;
sentado está sobre los querubines(B), tiemble la tierra.
El Señor es grande en Sión(C),
y exaltado sobre todos los pueblos(D).
Alaben tu nombre grande y temible(E);
Él es santo(F).
El poder del Rey ama la justicia[b](G);
tú has establecido la equidad[c](H);
has hecho juicio(I) y justicia en Jacob.
Exaltad al Señor nuestro Dios(J),
y postraos ante el estrado de sus pies(K);
Él es santo(L).

Moisés y Aarón(M) estaban entre sus sacerdotes(N),
y Samuel(O) entre los que invocaron su nombre(P);
ellos clamaron al Señor(Q), y Él les respondió.
Les habló en la columna de nube(R);
guardaron sus testimonios(S),
y el estatuto que Él les dio.
Oh Señor, Dios nuestro, tú les respondiste(T);
fuiste para ellos un Dios perdonador(U),
mas también vengador de sus malas obras(V).
Exaltad al Señor nuestro Dios,
y postraos ante su santo monte,
porque santo es el Señor nuestro Dios.

Footnotes

  1. Salmos 99:1 O, se ha hecho rey
  2. Salmos 99:4 O, el juicio
  3. Salmos 99:4 O, Y tú has establecido con equidad el poder del Rey que ama la justicia

Alaben al Señor por su fidelidad para con Israel

99 ¡Él Señor reina(A), estremézcanse los pueblos;
Él está sentado como Rey sobre los querubines(B), tiemble la tierra!
El Señor es grande en Sión(C),
Y exaltado sobre todos los pueblos(D).
Alaben Tu nombre grande y temible(E);
Él es santo(F).
El poder del Rey ama la justicia(G);
Tú has establecido la equidad(H);
Has hecho juicio(I) y justicia en Jacob.
Exalten al Señor nuestro Dios(J),
Y póstrense ante el estrado de Sus pies(K);
Él es santo(L).

Moisés y Aarón(M) estaban entre Sus sacerdotes(N),
Y Samuel(O) entre los que invocaron Su nombre(P);
Ellos clamaron al Señor(Q), y Él les respondió.
Les habló en la columna de nube(R);
Guardaron Sus testimonios(S),
Y el estatuto que Él les dio.
Oh