Add parallel Print Page Options

¡Hasta mis propios hermanos fingen no conocerme! Me tratan como a un extraño. Mi celo por tu casa arde como un fuego dentro de mí, tus enemigos me injurian como te injurian a ti. 10 ¡Cómo me escarnecen y se mofan de mí cuando lloro y ayuno ante el Señor!

Read full chapter

Extraño he sido para mis hermanos,
Y desconocido para los hijos de mi madre.

Porque me consumió el celo de tu casa;(A)
Y los denuestos de los que te vituperaban cayeron sobre mí.(B)

10 Lloré afligiendo con ayuno mi alma,
Y esto me ha sido por afrenta.

Read full chapter