Al director musical. Acompáñese con instrumentos de cuerda. Sobre la octava.[a] Salmo de David.

No me reprendas, Señor, en tu ira;
    no me castigues en tu furor.
Tenme compasión, Señor, porque desfallezco;
    sáname, Señor, que un frío de muerte recorre mis huesos.
Angustiada está mi alma;
    ¿hasta cuándo, Señor, hasta cuándo?

Vuélvete, Señor, y sálvame la vida;
    por tu gran amor, ¡ponme a salvo!
En la muerte nadie te recuerda;
    en el sepulcro, ¿quién te alabará?

Cansado estoy de sollozar;
    toda la noche inundo de lágrimas mi cama,
    ¡mi lecho empapo con mi llanto!
Desfallecen mis ojos por causa del dolor;
    desfallecen por culpa de mis enemigos.

¡Apártense de mí, todos los malhechores,
    que el Señor ha escuchado mi llanto!
El Señor ha escuchado mis ruegos;
    el Señor ha tomado en cuenta mi oración.
10 Todos mis enemigos quedarán avergonzados y confundidos;
    ¡su repentina vergüenza los hará retroceder!

Footnotes

  1. 6 Tít. Sobre la octava. Lit. Sobre sheminit.

Oración pidiendo misericordia en la prueba

Para el director del coro; con instrumentos de cuerda, sobre una lira de ocho cuerdas[a]. Salmo de David.

Señor, no me reprendas en tu ira,
ni me castigues en tu furor(A).
Ten piedad de mí, Señor, pues languidezco[b](B);
sáname(C), Señor, porque mis huesos se estremecen(D).
Mi alma también está muy angustiada(E);
y tú, oh Señor, ¿hasta cuándo(F)?

Vuélvete, Señor, rescata mi alma[c](G);
sálvame por tu misericordia.
Porque no hay en la muerte memoria de ti;
en el Seol[d], ¿quién te dará gracias(H)?

Cansado estoy de mis gemidos(I);
todas las noches inundo de llanto mi lecho[e],
con mis lágrimas(J) riego[f] mi cama.
Se consumen de sufrir mis ojos[g](K);
han envejecido[h] a causa de todos mis adversarios.

Apartaos de mí, todos los que hacéis iniquidad(L),
porque el Señor ha oído la voz de mi llanto(M).
El Señor ha escuchado mi súplica(N);
el Señor recibe mi oración(O).
10 Todos mis enemigos serán avergonzados(P) y se turbarán en gran manera;
se volverán[i], y de repente(Q) serán avergonzados.

Footnotes

  1. Salmos 6:1 O, en una octava más baja; heb., Seminit
  2. Salmos 6:2 O, estoy enfermo, o, sin fuerzas
  3. Salmos 6:4 O, vida
  4. Salmos 6:5 I.e., región de los muertos
  5. Salmos 6:6 Lit., hago nadar mi cama
  6. Salmos 6:6 Lit., disuelvo
  7. Salmos 6:7 Lit., Gastado está mi ojo
  8. Salmos 6:7 Lit., ha envejecido
  9. Salmos 6:10 O, nuevamente

Oración pidiendo misericordia en la prueba

Para el director del coro; con instrumentos de cuerda, sobre una lira de ocho cuerdas. Salmo de David.

Señor, no me reprendas en Tu ira,
Ni me castigues en Tu furor(A).
Ten piedad de mí, Señor, porque estoy sin fuerza(B);
Sáname(C), Señor, porque mis huesos se estremecen(D).
Mi alma también está muy angustiada(E);
Y Tú, oh Señor, ¿hasta cuándo(F)?

Vuélvete, Señor, rescata mi alma(G);
Sálvame por Tu misericordia.
Porque no hay en la muerte memoria de Ti;
En el Seol, ¿quién te da gracias(H)?

Cansado estoy de mis gemidos(I);
Todas las noches inundo de llanto mi lecho,
Con mis lágrimas(J) riego mi cama.
Se consumen de sufrir mis ojos(K);
Han envejecido a causa de todos mis adversarios.

Apártense de mí, todos ustedes que hacen iniquidad(L),
Porque el Señor ha oído la voz de mi llanto(M).
El Señor ha escuchado mi súplica(N);
El Señor recibe mi oración(O).
10 Todos mis enemigos serán avergonzados(P) y se turbarán en gran manera;
Se volverán, y de repente(Q) serán avergonzados.

Oración pidiendo misericordia en tiempo de prueba

Al músico principal; en Neginot, sobre Seminit. Salmo de David.

Jehová, no me reprendas en tu enojo,
    Ni me castigues con tu ira.(A)

Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo;
Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen.

Mi alma también está muy turbada;
Y tú, Jehová, ¿hasta cuándo?

Vuélvete, oh Jehová, libra mi alma;
Sálvame por tu misericordia.

Porque en la muerte no hay memoria de ti;
En el Seol, ¿quién te alabará?

Me he consumido a fuerza de gemir;
Todas las noches inundo de llanto mi lecho,
Riego mi cama con mis lágrimas.

Mis ojos están gastados de sufrir;
Se han envejecido a causa de todos mis angustiadores.

Apartaos de mí, todos los hacedores de iniquidad;(B)
Porque Jehová ha oído la voz de mi lloro.

Jehová ha oído mi ruego;
Ha recibido Jehová mi oración.

10 Se avergonzarán y se turbarán mucho todos mis enemigos;
Se volverán y serán avergonzados de repente.

Plegaria pidiendo vindicación

Sigaión de David, que cantó a Jehová acerca de las palabras de

Cus hijo de Benjamín.

Al director musical. De David, el siervo del Señor.

36 Dice el pecador:
    «Ser impío lo llevo en el corazón».[a]
No hay temor de Dios
    delante de sus ojos.
Cree que merece alabanzas
    y no halla aborrecible su pecado.
Sus palabras son inicuas y engañosas;
    ha perdido el buen juicio
    y la capacidad de hacer el bien.
Aun en su lecho trama hacer el mal;
    se aferra a su mal camino
    y persiste en la maldad.

Tu amor, Señor, llega hasta los cielos;
    tu fidelidad alcanza las nubes.
Tu justicia es como las altas montañas;[b]
    tus juicios, como el gran océano.

Tú, Señor, cuidas de hombres y animales;
    ¡cuán precioso, oh Dios, es tu gran amor!
Todo ser humano halla refugio
    a la sombra de tus alas.
Se sacian de la abundancia de tu casa;
    les das a beber de tu río de deleites.
Porque en ti está la fuente de la vida,
    y en tu luz podemos ver la luz.

10 Extiende tu amor a los que te conocen,
    y tu justicia a los rectos de corazón.
11 Que no me aplaste el pie del orgulloso,
    ni me desarraigue la mano del impío.

12 Vean cómo fracasan los malvados:
    ¡caen a tierra, y ya no pueden levantarse!

Footnotes

  1. 36:1 Dice el … corazón» (lectura probable); Oráculo del pecado al malvado en medio de mi corazón (TM).
  2. 36:6 las altas montañas. Alt. las montañas de Dios.

La maldad del hombre y la misericordia de Dios

Para el director del coro. Salmo de David, siervo del Señor.

36 La transgresión habla al impío dentro de su[a] corazón;
no hay temor de Dios delante de sus ojos(A).
Porque en sus propios ojos la transgresión le engaña[b](B)
en cuanto a descubrir su iniquidad y aborrecerla.
Las palabras de su boca son iniquidad y engaño(C);
ha dejado de ser sabio y de hacer el bien[c](D).
Planea la iniquidad en su cama(E);
se obstina en un camino que no es bueno(F);
no aborrece el mal(G).

Tu misericordia, oh Señor, se extiende hasta[d] los cielos(H),
tu fidelidad, hasta el firmamento.
Tu justicia es como los montes de Dios[e](I);
tus juicios son como profundo abismo(J).
Tú preservas, oh Señor, al hombre y al animal(K).
¡Cuán preciosa es, oh Dios, tu misericordia(L)!
Por eso los hijos de los hombres se refugian a la sombra de tus alas(M).
Se sacian de la abundancia[f] de tu casa(N),
y les das a beber del río de tus delicias(O).
Porque en ti[g] está la fuente de la vida(P);
en tu luz vemos la luz.

10 Continúa tu misericordia para con los que te conocen(Q),
y tu justicia para con los rectos de corazón(R).
11 Que no me alcance el pie del orgullo,
ni me mueva la mano de los impíos.
12 Allí han caído los que obran iniquidad;
han sido derribados y no se pueden levantar(S).

Footnotes

  1. Salmos 36:1 Así en algunos mss., el T.M. dice mi
  2. Salmos 36:2 O, lisonjea
  3. Salmos 36:3 O, de entender el hacer el bien
  4. Salmos 36:5 Lit., está en
  5. Salmos 36:6 O, poderosos montes
  6. Salmos 36:8 Lit., grosura o lo mejor
  7. Salmos 36:9 Lit., contigo

La maldad del hombre y la misericordia de Dios

Para el director del coro. Salmo de David, siervo del Señor.

36 La transgresión habla al impío dentro de su corazón;
No hay temor de Dios delante de sus ojos(A).
Porque en sus propios ojos la transgresión le engaña(B)
En cuanto a descubrir su iniquidad y aborrecerla.
Las palabras de su boca son iniquidad y engaño(C);
Ha dejado de ser sabio y de hacer el bien(D).
Planea la iniquidad en su cama(E);
Se obstina en un camino que no es bueno(F);
No aborrece el mal(G).

Tu misericordia, oh Señor, se extiende hasta los cielos(H),
Tu fidelidad, hasta el firmamento.
Tu justicia es como los montes de Dios[a](I);
Tus juicios son como profundo abismo(J).
Tú preservas, oh Señor, al hombre y al animal(K).
¡Cuán preciosa es, oh Dios, Tu misericordia(L)!
Por eso los hijos de los hombres se refugian a la sombra de Tus alas(M).
Se sacian de la abundancia de Tu casa(N),
Y les das a beber del río de Tus delicias(O).
Porque en Ti está la fuente de la vida(P);
En Tu luz vemos la luz.

10 Continúa Tu misericordia para con los que te conocen(Q),
Y Tu justicia para con los rectos de corazón(R).
11 Que no me alcance el pie del orgullo,
Ni me mueva la mano de los impíos.
12 Allí han caído los que obran iniquidad;
Han sido derribados y no se pueden levantar(S).

Footnotes

  1. Salmos 36:6 O montes poderosos.

La misericordia de Dios

Al músico principal. Salmo de David, siervo de Jehová.

36  La iniquidad del impío me dice al corazón:
    No hay temor de Dios delante de sus ojos.(A)

Se lisonjea, por tanto, en sus propios ojos,
De que su iniquidad no será hallada y aborrecida.

Las palabras de su boca son iniquidad y fraude;
Ha dejado de ser cuerdo y de hacer el bien.

Medita maldad sobre su cama;
Está en camino no bueno,
El mal no aborrece.

Jehová, hasta los cielos llega tu misericordia,
Y tu fidelidad alcanza hasta las nubes.

Tu justicia es como los montes de Dios,
Tus juicios, abismo grande.
Oh Jehová, al hombre y al animal conservas.

!!Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia!
Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.

Serán completamente saciados de la grosura de tu casa,
Y tú los abrevarás del torrente de tus delicias.

Porque contigo está el manantial de la vida;
En tu luz veremos la luz.

10 Extiende tu misericordia a los que te conocen,
Y tu justicia a los rectos de corazón.

11 No venga pie de soberbia contra mí,
Y mano de impíos no me mueva.

12 Allí cayeron los hacedores de iniquidad;
Fueron derribados, y no podrán levantarse.

Al director musical. Cántico. Salmo.

66 ¡Aclamen alegres a Dios,
    habitantes de toda la tierra!
Canten salmos a su glorioso nombre;
    ¡ríndanle gloriosas alabanzas!
Díganle a Dios:
    «¡Cuán imponentes son tus obras!
Es tan grande tu poder
    que tus enemigos mismos se rinden ante ti.
Toda la tierra se postra en tu presencia,
    y te cantan salmos;
    cantan salmos a tu nombre». Selah

¡Vengan y vean las proezas de Dios,
    sus obras portentosas en nuestro favor!
Convirtió el mar en tierra seca,
    y el pueblo cruzó el río a pie.
    ¡Regocijémonos en él!
Con su poder gobierna eternamente;
    sus ojos vigilan a las naciones.
    ¡Que no se levanten contra él los rebeldes! Selah

Pueblos todos, bendigan a nuestro Dios,
    hagan oír la voz de su alabanza.
Él ha protegido nuestra vida,
    ha evitado que resbalen nuestros pies.

10 Tú, oh Dios, nos has puesto a prueba;
    nos has purificado como a la plata.
11 Nos has hecho caer en una red;
    ¡pesada carga nos has echado a cuestas!
12 Las caballerías nos han aplastado la cabeza;
    hemos pasado por el fuego y por el agua,
    pero al fin nos has dado un respiro.
13 Me presentaré en tu templo con holocaustos
    y cumpliré los votos que te hice,
14 los votos de mis labios y mi boca
    que pronuncié en medio de mi angustia.
15 Te ofreceré holocaustos de animales engordados,
    junto con el humo de ofrendas de carneros;
    te ofreceré toros y machos cabríos. Selah

16 Vengan ustedes, temerosos de Dios,
    escuchen, que voy a contarles
    todo lo que él ha hecho por mí.
17 Clamé a él con mi boca;
    lo alabé con mi lengua.
18 Si en mi corazón hubiera yo abrigado maldad,
    el Señor no me habría escuchado;
19 pero Dios sí me ha escuchado,
    ha atendido a la voz de mi plegaria.
20 ¡Bendito sea Dios,
    que no rechazó mi plegaria
    ni me negó su amor!

Himno a Dios por su poderosa liberación

Para el director del coro. Cántico. Salmo.

66 Aclamad con júbilo a Dios, toda la tierra(A);
cantad la gloria de su nombre(B);
haced gloriosa su alabanza(C).
Decid a Dios: ¡Cuán portentosas son tus obras(D)!
Por la grandeza de tu poder, tus enemigos fingirán obedecerte[a](E).
Toda la tierra te adorará(F),
y cantará alabanzas a ti(G),
cantará alabanzas a tu nombre. (Selah[b])

Venid y ved las obras de Dios(H),
admirable[c] en sus hechos(I) a favor de los hijos de los hombres.
Convirtió el mar en tierra seca(J);
cruzaron el río a pie(K);
regocijémonos allí en Él(L).
Él domina con su poder para siempre(M);
sus ojos velan sobre las naciones(N);
no se enaltezcan los rebeldes(O). (Selah)

Bendecid, oh pueblos, a nuestro Dios,
y haced oír la voz de su alabanza(P).
Él es quien nos guarda con vida[d](Q),
y no permite que nuestros pies resbalen[e](R).
10 Porque tú nos has probado(S), oh Dios;
nos has refinado como se refina la plata(T).
11 Nos metiste en la red(U);
carga pesada pusiste sobre nuestros lomos.
12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestras cabezas(V);
pasamos por el fuego y por el agua(W),
pero tú nos sacaste a un lugar de abundancia(X).
13 Entraré en tu casa con holocaustos(Y);
a ti cumpliré mis votos(Z),
14 los que pronunciaron mis labios
y habló mi boca cuando yo estaba en angustia(AA).
15 Te ofreceré holocaustos de animales engordados,
con sahumerio[f] de carneros(AB);
haré una ofrenda de toros[g] y machos cabríos(AC). (Selah)

16 Venid y oíd, todos los que a Dios teméis[h](AD),
y contaré lo que Él ha hecho por mi alma(AE).
17 Con mi boca clamé a Él,
y ensalzado fue con[i] mi lengua(AF).
18 Si observo iniquidad en mi corazón(AG),
el Señor no me escuchará[j](AH).
19 Pero ciertamente Dios me ha oído(AI);
Él atendió a la voz de mi oración.
20 Bendito sea Dios(AJ),
que no ha desechado mi oración(AK),
ni apartado de mí su misericordia.

Footnotes

  1. Salmos 66:3 Lit., te engañarán
  2. Salmos 66:4 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  3. Salmos 66:5 O, asombroso
  4. Salmos 66:9 Lit., El que pone nuestra alma en vida
  5. Salmos 66:9 O, tropiecen
  6. Salmos 66:15 I.e., el humo de la ofrenda
  7. Salmos 66:15 O, ganado
  8. Salmos 66:16 O, reverenciáis
  9. Salmos 66:17 O, y la alabanza estaba debajo de
  10. Salmos 66:18 O, Si hubiera observado...no me habría escuchado

Himno a Dios por su poderosa liberación

Para el director del coro. Cántico. Salmo.

66 Aclamen con júbilo a Dios, habitantes de toda la tierra(A);
Canten la gloria de Su nombre(B);
Hagan gloriosa Su alabanza(C).
Digan a Dios: «¡Cuán portentosas son Tus obras(D)!
Por la grandeza de Tu poder, Tus enemigos fingirán que te obedecen(E).
Toda la tierra te adorará(F),
Y cantará alabanzas a Ti(G),
Cantará alabanzas a Tu nombre». (Selah)

Vengan y vean las obras de Dios(H),
Admirable en Sus hechos(I) a favor de los hijos de los hombres.
Convirtió el mar en tierra seca(J);
Cruzaron el río a pie(K);
Regocijémonos allí en Él(L).
Él domina con Su poder para siempre(M);
Sus ojos velan sobre las naciones(N);
No se enaltezcan los rebeldes(O). (Selah)

Bendigan, oh pueblos, a nuestro Dios,
Y hagan oír la voz de Su alabanza(P).
Él es quien nos guarda con vida(Q),
Y no permite que nuestros pies resbalen(R).
10 Porque Tú nos has probado(S), oh Dios;
Nos has refinado como se refina la plata(T).
11 Nos metiste en la red(U);
Carga pesada pusiste sobre nuestros lomos.
12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestras cabezas(V);
Pasamos por el fuego y por el agua(W),
Pero Tú nos sacaste a un lugar de abundancia(X).
13 Entraré en Tu casa con holocaustos(Y);
A Ti cumpliré mis votos(Z),
14 Los que pronunciaron mis labios
Y habló mi boca cuando yo estaba en angustia(AA).
15 Te ofreceré holocaustos de animales engordados,
Con el humo de la ofrenda de carneros(AB);
Haré una ofrenda de toros y machos cabríos(AC). (Selah)

16 Vengan y oigan, todos los que temen[a](AD) a Dios,
Y contaré lo que Él ha hecho por mi alma(AE).
17 Con mi boca clamé a Él,
Y ensalzado fue con mi lengua(AF).
18 Si observo iniquidad en mi corazón(AG),
El Señor no me escuchará(AH).
19 Pero ciertamente Dios me ha oído(AI);
Él atendió a la voz de mi oración.
20 Bendito sea Dios(AJ),
Que no ha desechado mi oración(AK),
Ni apartado de mí Su misericordia.

Footnotes

  1. Salmos 66:16 O reverencian.

Alabanza por los hechos poderosos de Dios

Al músico principal. Cántico. Salmo.

66  Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra.

Cantad la gloria de su nombre;
Poned gloria en su alabanza.

Decid a Dios: !!Cuán asombrosas son tus obras!
Por la grandeza de tu poder se someterán a ti tus enemigos.

Toda la tierra te adorará,
Y cantará a ti;
Cantarán a tu nombre. Selah

Venid, y ved las obras de Dios,
Temible en hechos sobre los hijos de los hombres.

Volvió el mar en seco;(A)
Por el río pasaron a pie;(B)
Allí en él nos alegramos.

El señorea con su poder para siempre;
Sus ojos atalayan sobre las naciones;
Los rebeldes no serán enaltecidos. Selah

Bendecid, pueblos, a nuestro Dios,
Y haced oír la voz de su alabanza.

El es quien preservó la vida a nuestra alma,
Y no permitió que nuestros pies resbalasen.

10 Porque tú nos probaste, oh Dios;
Nos ensayaste como se afina la plata.

11 Nos metiste en la red;
Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga.

12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza;
Pasamos por el fuego y por el agua,
Y nos sacaste a abundancia.

13 Entraré en tu casa con holocaustos;
Te pagaré mis votos,

14 Que pronunciaron mis labios
Y habló mi boca, cuando estaba angustiado.

15 Holocaustos de animales engordados te ofreceré,
Con sahumerio de carneros;
Te ofreceré en sacrificio bueyes y machos cabríos. Selah

16 Venid, oíd todos los que teméis a Dios,
Y contaré lo que ha hecho a mi alma.

17 A él clamé con mi boca,
Y fue exaltado con mi lengua.

18 Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad,
El Señor no me habría escuchado.

19 Mas ciertamente me escuchó Dios;
Atendió a la voz de mi súplica.

20 Bendito sea Dios,
Que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia.

96 (A)Canten al Señor un cántico nuevo;
    canten al Señor, habitantes de toda la tierra.
Canten al Señor, alaben su nombre;
    anuncien día tras día su victoria.
Proclamen su gloria entre las naciones,
    sus maravillas entre todos los pueblos.

¡Grande es el Señor y digno de alabanza,
    más temible que todos los dioses!
Todos los dioses de las naciones no son nada,
    pero el Señor ha creado los cielos.
El esplendor y la majestad son sus heraldos;
    hay poder y belleza en su santuario.

Tributen al Señor, pueblos todos,
    tributen al Señor la gloria y el poder.
Tributen al Señor la gloria que merece su nombre;
    traigan sus ofrendas y entren en sus atrios.
Póstrense ante el Señor en la majestad de su santuario;
    ¡tiemble delante de él toda la tierra!

10 Que se diga entre las naciones:
    «¡El Señor es rey!»
Ha establecido el mundo con firmeza;
    jamás será removido.
    Él juzga a los pueblos con equidad.
11 ¡Alégrense los cielos, regocíjese la tierra!
    ¡Brame el mar y todo lo que él contiene!
12 ¡Canten alegres los campos y todo lo que hay en ellos!
    ¡Canten jubilosos todos los árboles del bosque!
13 ¡Canten delante del Señor, que ya viene!
    ¡Viene ya para juzgar la tierra!
Y juzgará al mundo con justicia,
    y a los pueblos con fidelidad.

Invitación a la adoración

96 (A)Cantad al Señor un cántico nuevo(B);
cantad al Señor, toda la tierra.
Cantad al Señor, bendecid su nombre;
proclamad de día en día las buenas nuevas de su salvación(C).
Contad su gloria entre las naciones(D),
sus maravillas entre todos los pueblos.
Porque grande es el Señor, y muy digno de ser alabado(E);
temible es Él sobre todos los dioses(F).
Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos[a](G),
mas el Señor hizo los cielos(H).
Gloria y majestad(I) están delante de Él;
poder y hermosura en su santuario.

Tributad[b] al Señor, oh familias de los pueblos(J),
tributad[c] al Señor gloria y poder(K).
Tributad[d] al Señor la gloria debida a[e] su nombre(L);
traed ofrenda[f](M) y entrad en sus atrios.
Adorad al Señor en vestiduras santas[g](N);
temblad ante su presencia, toda la tierra(O).
10 Decid entre las naciones: El Señor reina[h](P);
ciertamente el mundo está bien afirmado, será inconmovible;
Él juzgará a los pueblos con equidad[i](Q).

11 Alégrense los cielos(R) y regocíjese la tierra(S);
ruja[j] el mar(T) y cuanto contiene[k];
12 gócese el campo(U) y todo lo que en él hay.
Entonces todos los árboles del bosque(V) cantarán con gozo
13 delante del Señor, porque Él viene;
porque Él viene a juzgar la tierra:
juzgará al mundo con justicia
y a los pueblos con su fidelidad[l](W).

Footnotes

  1. Salmos 96:5 O, cosas inexistentes
  2. Salmos 96:7 Lit., Dad
  3. Salmos 96:7 Lit., Dad
  4. Salmos 96:8 Lit., Dad
  5. Salmos 96:8 Lit., de
  6. Salmos 96:8 U, ofrenda de cereal
  7. Salmos 96:9 O, en la hermosura de la santidad
  8. Salmos 96:10 O, se ha hecho rey
  9. Salmos 96:10 O, rectitud
  10. Salmos 96:11 O, truene
  11. Salmos 96:11 Lit., y su plenitud
  12. Salmos 96:13 O, verdad

Invitación a la adoración

96 (A)Canten al Señor un cántico nuevo(B);
Canten al Señor, toda la tierra.
Canten al Señor, bendigan Su nombre;
Proclamen de día en día las buenas nuevas de Su salvación(C).
Cuenten Su gloria entre las naciones(D),
Sus maravillas entre todos los pueblos.
Porque grande es el Señor, y muy digno de ser alabado(E);
Temible es Él sobre todos los dioses(F).
Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos(G),
Pero el Señor hizo los cielos(H).
Gloria y majestad(I) están delante de Él;
Poder y hermosura en Su santuario.

Den al Señor, oh familias de los pueblos(J),
Den al Señor gloria y poder(K).
Den al Señor la gloria debida a Su nombre(L);
Traigan ofrenda(M) y entren en Sus atrios.
Adoren al Señor en vestiduras santas(N);
Tiemblen ante Su presencia, toda la tierra(O).
10 Digan entre las naciones: «El Señor reina(P);
Ciertamente el mundo está bien afirmado, será inconmovible;
Él juzgará a los pueblos con equidad(Q)».

11 Alégrense los cielos(R) y regocíjese la tierra(S);
Ruja el mar(T) y cuanto contiene;
12 Gócese el campo(U) y todo lo que en él hay.
Entonces todos los árboles del bosque(V) cantarán con gozo
13 Delante del Señor, porque Él viene;
Porque Él viene a juzgar la tierra:
Juzgará al mundo con justicia
Y a los pueblos con Su fidelidad(W).

Cántico de alabanza

(1 Cr. 16.23-33)

96  Cantad a Jehová cántico nuevo;
    Cantad a Jehová, toda la tierra.

Cantad a Jehová, bendecid su nombre;
Anunciad de día en día su salvación.

Proclamad entre las naciones su gloria,
En todos los pueblos sus maravillas.

Porque grande es Jehová, y digno de suprema alabanza;
Temible sobre todos los dioses.

Porque todos los dioses de los pueblos son ídolos;
Pero Jehová hizo los cielos.

Alabanza y magnificencia delante de él;
Poder y gloria en su santuario.

Tributad a Jehová, oh familias de los pueblos,
Dad a Jehová la gloria y el poder.

Dad a Jehová la honra debida a su nombre;
Traed ofrendas, y venid a sus atrios.

Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad;(A)
Temed delante de él, toda la tierra.

10 Decid entre las naciones: Jehová reina.
También afirmó el mundo, no será conmovido;
Juzgará a los pueblos en justicia.

11 Alégrense los cielos, y gócese la tierra;
Brame el mar y su plenitud.

12 Regocíjese el campo, y todo lo que en él está;
Entonces todos los árboles del bosque rebosarán de contento,

13 Delante de Jehová que vino;
Porque vino a juzgar la tierra.
Juzgará al mundo con justicia,
Y a los pueblos con su verdad.

Cántico de los peregrinos.

126 Cuando el Señor hizo volver a Sión a los cautivos,
    nos parecía estar soñando.
Nuestra boca se llenó de risas;
    nuestra lengua, de canciones jubilosas.
Hasta los otros pueblos decían:
    «El Señor ha hecho grandes cosas por ellos».
Sí, el Señor ha hecho grandes cosas por nosotros,
    y eso nos llena de alegría.

Ahora, Señor, haz volver a nuestros cautivos
    como haces volver los arroyos del desierto.
El que con lágrimas siembra,
    con regocijo cosecha.
El que llorando esparce la semilla,
    cantando recoge sus gavillas.