Salmo de David.

23 El Señor es mi pastor, nada me falta;
    en verdes pastos me hace descansar.
Junto a tranquilas aguas me conduce;
    me infunde nuevas fuerzas.
Me guía por sendas de justicia
    por amor a su nombre.

Aun si voy por valles tenebrosos,
    no temo peligro alguno
    porque tú estás a mi lado;
tu vara de pastor me reconforta.

Dispones ante mí un banquete
    en presencia de mis enemigos.
Has ungido con perfume mi cabeza;
    has llenado mi copa a rebosar.

La bondad y el amor me seguirán
    todos los días de mi vida;
y en la casa del Señor
    habitaré para siempre.

El Señor es mi pastor

Salmo de David.

23 El Señor es mi pastor(A),
nada me faltará[a](B).
En lugares de verdes pastos me hace descansar(C);
junto a aguas de reposo me conduce(D).
Él restaura[b] mi alma(E);
me guía(F) por senderos de justicia[c](G)
por amor de su nombre.

Aunque pase por el valle de sombra de muerte[d](H),
no temeré mal[e](I) alguno, porque tú estás conmigo(J);
tu vara y tu cayado(K) me infunden aliento[f].
Tú preparas mesa(L) delante de mí en presencia de mis enemigos;
has ungido[g] mi cabeza con aceite(M);
mi copa está rebosando(N).
Ciertamente[h] el bien y la misericordia(O) me seguirán todos los días de mi vida,
y en la casa del Señor moraré[i] por largos días(P).

Footnotes

  1. Salmos 23:1 O, falta
  2. Salmos 23:3 O, renueva las fuerzas de
  3. Salmos 23:3 O, rectitud
  4. Salmos 23:4 O, valle de densa oscuridad
  5. Salmos 23:4 O, daño
  6. Salmos 23:4 O, consuelan
  7. Salmos 23:5 O, unges
  8. Salmos 23:6 O, solo
  9. Salmos 23:6 Otra posible lectura es: volveré

El Señor es mi pastor

Salmo de David.

23 El Señor es mi pastor(A),
Nada me faltará(B).
En lugares de verdes pastos me hace descansar(C);
Junto a aguas de reposo me conduce(D).
Él restaura[a] mi alma(E);
Me guía(F) por senderos de justicia(G)
Por amor de Su nombre.

Aunque pase por el valle de sombra de muerte(H),
No temeré mal(I) alguno, porque Tú estás conmigo(J);
Tu vara y Tu cayado(K) me infunden aliento.
Tú preparas mesa(L) delante de mí en presencia de mis enemigos;
Has ungido mi cabeza con aceite(M);
Mi copa está rebosando(N).
Ciertamente el bien y la misericordia(O) me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa del Señor moraré por largos días(P).

Footnotes

  1. Salmos 23:3 O renueva las fuerzas de.

Jehová es mi pastor

Salmo de David.

23  Jehová es mi pastor; nada me faltará.

En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.(A)

Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

(A)Al director musical. Según majalat. Masquil de David.

53 Dice el necio en su corazón:
    «No hay Dios».
Están corrompidos, sus obras son detestables;
    ¡no hay uno solo que haga lo bueno!

Desde el cielo Dios contempla a los mortales,
    para ver si hay alguien
    que sea sensato y busque a Dios.
Pero todos se han descarriado,
    a una se han corrompido.
No hay nadie que haga lo bueno;
    ¡no hay uno solo!

¿Acaso no entienden todos los que hacen lo malo,
    los que devoran a mi pueblo como si fuera pan?
    ¡Jamás invocan a Dios!
Allí los tienen, sobrecogidos de miedo,
    cuando no hay nada que temer.
Dios dispersó los huesos de quienes te atacaban;
    tú los avergonzaste, porque Dios los rechazó.

¡Quiera Dios que de Sión
    venga la salvación para Israel!
Cuando Dios restaure a su pueblo,[a]
    se regocijará Jacob; se alegrará todo Israel.

Footnotes

  1. 53:6 restaure a su pueblo. Alt. haga que su pueblo vuelva del cautiverio.

Necedad y maldad de los hombres

Para el director del coro; según Mahalat[a]. Masquil[b] de David.

53 (A)El necio ha dicho en su corazón: No hay Dios.
Se han corrompido, han cometido injusticias abominables;
no hay quien haga el bien(B).
Dios ha mirado desde los cielos sobre los hijos de los hombres
para ver si hay alguno que entienda[c],
alguno que busque a Dios(C).
Todos se han desviado, a una se han corrompido;
no hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno(D).

¿No tienen conocimiento los que hacen iniquidad(E),
que devoran a mi pueblo como si comieran pan,
y no invocan a Dios?
Donde antes no había terror, allí tiemblan de espanto(F),
porque Dios esparció los huesos del que acampaba[d] contra ti(G);
los avergonzaste(H), porque Dios los había rechazado(I).
¡Oh, si de Sión saliera la salvación de Israel!
Cuando Dios restaure a su pueblo cautivo[e],
se regocijará Jacob y se alegrará Israel(J).

Footnotes

  1. Salmos 53:1 I.e., enfermedad, tonada triste
  2. Salmos 53:1 Posiblemente, Salmo didáctico, o contemplativo
  3. Salmos 53:2 U, obre sabiamente
  4. Salmos 53:5 O, de los que acampaban
  5. Salmos 53:6 O, restaure la suerte de su pueblo

Necedad y maldad de los hombres

Para el director del coro; según Mahalat[a]. Masquil[b] de David.

53 (A)El necio ha dicho en su corazón: «No hay Dios».
Se han corrompido, han cometido injusticias abominables;
No hay quien haga el bien(B).
Dios ha mirado desde los cielos sobre los hijos de los hombres
Para ver si hay alguien que entienda,
Alguien que busque a Dios(C).
Todos se han desviado, a una se han corrompido;
No hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno(D).

¿Acaso no tienen conocimiento los que hacen iniquidad(E),
Que devoran a Mi pueblo como si comieran pan,
Y no invocan a Dios?
Donde antes no había terror, allí tiemblan de espanto(F),
Porque Dios esparció los huesos del que acampaba contra ti(G);
los avergonzaste(H), porque Dios los había rechazado(I).
¡Oh, si de Sión saliera la salvación de Israel!
Cuando Dios restaure a Su pueblo cautivo,
Se regocijará Jacob y se alegrará Israel(J).

Footnotes

  1. Salmos 53:1 I.e. enfermedad, tonada triste.
  2. Salmos 53:1 Posiblemente, Salmo didáctico, o contemplativo.

Insensatez y maldad de los hombres

(Sal. 14.1-7)

Al músico principal; sobre Mahalat. Masquil de David.

53  Dice el necio en su corazón: No hay Dios.
    Se han corrompido, e hicieron abominable maldad;
    No hay quien haga bien.

Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres,
Para ver si había algún entendido
Que buscara a Dios.

Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno.(A)

¿No tienen conocimiento todos los que hacen iniquidad,
Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan,
Y a Dios no invocan?

Allí se sobresaltaron de pavor donde no había miedo,
Porque Dios ha esparcido los huesos del que puso asedio contra ti;
Los avergonzaste, porque Dios los desechó.

!!Oh, si saliera de Sion la salvación de Israel!
Cuando Dios hiciere volver de la cautividad a su pueblo,
Se gozará Jacob, y se alegrará Israel.

Plegaria pidiendo protección contra los enemigos

Al músico principal; en Neginot. Masquil de David, cuando

vinieron los zifeos y dijeron a Saúl: ¿No está David escondido en nuestra tierra?(B)

Cántico. Salmo de Asaf.

83 Oh Dios, no guardes silencio;
    no te quedes, oh Dios, callado e impasible.
Mira cómo se alborotan tus enemigos,
    cómo te desafían los que te odian.
Con astucia conspiran contra tu pueblo;
    conspiran contra aquellos a quienes tú estimas.
Y dicen: «¡Vengan, destruyamos su nación!
    ¡Que el nombre de Israel no vuelva a recordarse!»

Como un solo hombre se confabulan;
    han hecho un pacto contra ti:
los campamentos de Edom y de Ismael,
    los de Moab y de Agar,
Guebal,[a] Amón y Amalec,
    los de Filistea y los habitantes de Tiro.
¡Hasta Asiria se les ha unido;
    ha apoyado a los descendientes de Lot! Selah

Haz con ellos como hiciste con Madián,
    como hiciste con Sísara y Jabín en el río Quisón,
10 los cuales perecieron en Endor
    y quedaron en la tierra, como estiércol.
11 Haz con sus nobles
    como hiciste con Oreb y con Zeb;
haz con todos sus príncipes
    como hiciste con Zeba y con Zalmuna,
12 que decían: «Vamos a adueñarnos
    de los pastizales de Dios».

13 Hazlos rodar como zarzas, Dios mío;
    ¡como paja que se lleva el viento!
14 Y así como el fuego consume los bosques
    y las llamas incendian las montañas,
15 así persíguelos con tus tormentas
    y aterrorízalos con tus tempestades.
16 Señor, cúbreles el rostro de ignominia,
    para que busquen tu nombre.

17 Que sean siempre puestos en vergüenza;
    que perezcan humillados.
18 Que sepan que tú eres el Señor,
    que ese es tu nombre;
que sepan que solo tú eres el Altísimo
    sobre toda la tierra.

Footnotes

  1. 83:7 Guebal. Es decir, Biblos.

Oración contra enemigos conjurados

Cántico. Salmo de Asaf.

83 Oh Dios, no permanezcas en silencio(A);
no calles(B), oh Dios, ni te quedes quieto.
Porque, he aquí, tus enemigos rugen(C),
y los que te aborrecen se han enaltecido[a](D).
Hacen planes astutos(E) contra tu pueblo,
y juntos conspiran[b] contra tus protegidos[c](F).
Han dicho: Venid, y destruyámoslos(G) como[d] nación,
para que ya no haya memoria del nombre de Israel(H).
Porque de corazón han conspirado[e] a una(I);
hacen pacto contra ti:
las tiendas de Edom(J) y de los ismaelitas(K),
Moab(L) y los agarenos(M),
Gebal(N), Amón(O) y Amalec(P),
Filistea(Q) con los habitantes de Tiro(R);
Asiria(S) también se ha unido a ellos;
se han convertido en ayuda[f] para los hijos de Lot(T). (Selah[g])

Trátalos como a Madián(U),
como a Sísara, como a Jabín(V) en el torrente Cisón,
10 que fueron destruidos en Endor,
que quedaron como estiércol(W) para la tierra.
11 Pon a sus nobles como a Oreb y Zeeb(X),
y a todos sus príncipes como a Zeba y Zalmuna(Y),
12 que dijeron: apoderémonos(Z)
de los prados de Dios(AA).

13 Oh Dios mío, ponlos como polvo en remolino(AB);
como paja ante el viento(AC).
14 Como fuego que consume el bosque(AD),
y como llama que incendia las montañas(AE),
15 así persíguelos con tu tempestad(AF),
y aterrorízalos con tu torbellino.
16 Cubre[h] sus rostros de ignominia(AG),
para que busquen tu nombre, oh Señor.
17 Sean avergonzados y turbados para siempre(AH);
sean humillados y perezcan,
18 para que sepan que solo tú(AI), que te llamas el Señor,
eres el Altísimo(AJ) sobre toda la tierra.

Footnotes

  1. Salmos 83:2 Lit., han alzado la cabeza
  2. Salmos 83:3 O, consultan
  3. Salmos 83:3 O, los que guardas
  4. Salmos 83:4 Lit., de ser
  5. Salmos 83:5 O, consultado
  6. Salmos 83:8 Lit., brazo
  7. Salmos 83:8 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  8. Salmos 83:16 O, Llena

Oración contra enemigos desafiantes

Cántico. Salmo de Asaf.

83 Oh Dios, no permanezcas en silencio(A);
No calles(B), oh Dios, ni te quedes quieto.
Porque Tus enemigos rugen(C),
Y los que te aborrecen se han enaltecido(D).
Hacen planes astutos(E) contra Tu pueblo,
Y juntos conspiran contra Tus protegidos(F).
Han dicho: «Vengan, y destruyámoslos(G) como nación,
Para que ya no haya memoria del nombre de Israel(H)».
Porque de corazón han conspirado a una(I);
Hacen pacto contra Ti:
Las tiendas de Edom(J) y de los ismaelitas(K),
Moab(L) y los agarenos(M),
Gebal(N), Amón(O) y Amalec(P),
Filistea(Q) con los habitantes de Tiro(R);
Asiria(S) también se ha unido a ellos;
Se han convertido en ayuda para los hijos de Lot(T). (Selah)

Trátalos como a Madián(U),
Como a Sísara, como a Jabín(V) en el torrente Cisón,
10 Que fueron destruidos en Endor,
Que quedaron como estiércol(W) para la tierra.
11 Pon a sus nobles como a Oreb y Zeeb(X),
Y a todos sus príncipes como a Zeba y Zalmuna(Y),
12 Que dijeron: «Apoderémonos(Z)
De los prados de Dios(AA)».

13 Oh Dios mío, ponlos como polvo en remolino(AB);
Como paja ante el viento(AC).
14 Como fuego que consume el bosque(AD),
Y como llama que incendia las montañas(AE),
15 Así persíguelos con Tu tempestad(AF),
Y aterrorízalos con Tu torbellino.
16 Cubre sus rostros de vergüenza(AG),
Para que busquen Tu nombre, oh Señor.
17 Sean avergonzados y turbados para siempre(AH);
Sean humillados y perezcan,
18 Para que sepan que solo Tú(AI), que te llamas el Señor,
Eres el Altísimo(AJ) sobre toda la tierra.

Plegaria pidiendo la destrucción de los enemigos de Israel

Cántico. Salmo de Asaf.

83  Oh Dios, no guardes silencio;
    No calles, oh Dios, ni te estés quieto.

Porque he aquí que rugen tus enemigos,
Y los que te aborrecen alzan cabeza.

Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente,
Y han entrado en consejo contra tus protegidos.

Han dicho: Venid, y destruyámoslos para que no sean nación,
Y no haya más memoria del nombre de Israel.

Porque se confabulan de corazón a una,
Contra ti han hecho alianza

Las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas,
Moab y los agarenos;

Gebal, Amón y Amalec,
Los filisteos y los habitantes de Tiro.

También el asirio se ha juntado con ellos;
Sirven de brazo a los hijos de Lot. Selah

Hazles como a Madián,(A)
Como a Sísara, como a Jabín en el arroyo de Cisón;(B)

10 Que perecieron en Endor,
Fueron hechos como estiércol para la tierra.

11 Pon a sus capitanes como a Oreb y a Zeeb;(C)
Como a Zeba y a Zalmuna(D) a todos sus príncipes,

12 Que han dicho: Heredemos para nosotros
Las moradas de Dios.

13 Dios mío, ponlos como torbellinos,
Como hojarascas delante del viento,

14 Como fuego que quema el monte,
Como llama que abrasa el bosque.

15 Persíguelos así con tu tempestad,
Y atérralos con tu torbellino.

16 Llena sus rostros de vergüenza,
Y busquen tu nombre, oh Jehová.

17 Sean afrentados y turbados para siempre;
Sean deshonrados, y perezcan.

18 Y conozcan que tu nombre es Jehová;
Tú solo Altísimo sobre toda la tierra.

113 ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Alaben, siervos del Señor,
    alaben el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor,
    desde ahora y para siempre.
Desde la salida del sol hasta su ocaso,
    sea alabado el nombre del Señor.

El Señor domina sobre todas las naciones;
    su gloria está sobre los cielos.
¿Quién como el Señor nuestro Dios,
    que tiene su trono en las alturas
    y se digna contemplar los cielos y la tierra?

Él levanta del polvo al pobre
    y saca del muladar al necesitado;
los hace sentarse con príncipes,
    con los príncipes de su pueblo.
A la mujer estéril le da un hogar
    y le concede la dicha de ser madre.

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

El Señor exalta al humilde

113 ¡Aleluya[a]!
Alabad(A), siervos del Señor(B),
alabad el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor(C)
desde ahora y para siempre.
Desde el nacimiento del sol hasta su ocaso(D),
alabado sea el nombre del Señor(E).
Excelso sobre todas las naciones es el Señor(F);
su gloria está sobre los cielos(G).

¿Quién es como el Señor nuestro Dios(H),
que está sentado en las alturas(I),
que se humilla[b] para mirar(J)
lo que hay en el cielo y en la tierra?
Él levanta al pobre del polvo(K),
y al necesitado saca del muladar[c],
para sentarlos con príncipes[d](L),
con los príncipes[e] de su pueblo.
Hace habitar en casa a la mujer estéril(M),
gozosa de ser madre de hijos.
¡Aleluya[f]!

Footnotes

  1. Salmos 113:1 O, ¡Alabad al Señor!; heb., Alelu-Yah
  2. Salmos 113:6 O, se inclina
  3. Salmos 113:7 O, basurero
  4. Salmos 113:8 O, nobles
  5. Salmos 113:8 O, nobles
  6. Salmos 113:9 O, ¡Alabad al Señor!; heb., Alelu-Yah

El Señor exalta al humilde

113 ¡Aleluya!
Alaben(A), siervos del Señor(B),
Alaben el nombre del Señor.
Bendito sea el nombre del Señor(C)
Desde ahora y para siempre.
Desde el nacimiento del sol hasta su ocaso(D),
Alabado sea el nombre del Señor(E).
Excelso sobre todas las naciones es el Señor(F);
Su gloria está sobre los cielos(G).

¿Quién es como el Señor nuestro Dios(H),
Que está sentado en las alturas(I),
Que se humilla para mirar(J)
Lo que hay en el cielo y en la tierra?
Él levanta al pobre del polvo(K),
Y al necesitado saca del muladar,
Para sentarlos con príncipes(L),
Con los príncipes de Su pueblo.
Hace habitar en casa a la mujer estéril(M),
Gozosa de ser madre de hijos.
¡Aleluya!

Dios levanta al pobre

Aleluya.

113  Alabad, siervos de Jehová,
    Alabad el nombre de Jehová.

Sea el nombre de Jehová bendito
Desde ahora y para siempre.

Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone,
Sea alabado el nombre de Jehová.

Excelso sobre todas las naciones es Jehová,
Sobre los cielos su gloria.

¿Quién como Jehová nuestro Dios,
Que se sienta en las alturas,

Que se humilla a mirar
En el cielo y en la tierra?

El levanta del polvo al pobre,
Y al menesteroso alza del muladar,

Para hacerlos sentar con los príncipes,
Con los príncipes de su pueblo.

El hace habitar en familia a la estéril,
Que se goza en ser madre de hijos.
Aleluya.

Salmo de David.

143 Escucha, Señor, mi oración;
    atiende a mi súplica.
Por tu fidelidad y tu justicia,
    respóndeme.
No lleves a juicio a tu siervo,
    pues ante ti nadie puede alegar inocencia.

El enemigo atenta contra mi vida:
    quiere hacerme morder el polvo.
Me obliga a vivir en las tinieblas,
    como los que murieron hace tiempo.
Ya no me queda aliento;
    dentro de mí siento paralizado el corazón.
Traigo a la memoria los tiempos de antaño:
    medito en todas tus proezas,
    considero las obras de tus manos.
Hacia ti extiendo las manos;
    me haces falta, como el agua a la tierra seca. Selah

Respóndeme pronto, Señor,
    que el aliento se me escapa.
No escondas de mí tu rostro,
    o seré como los que bajan a la fosa.
Por la mañana hazme saber de tu gran amor,
    porque en ti he puesto mi confianza.
Señálame el camino que debo seguir,
    porque a ti elevo mi alma.
Señor, líbrame de mis enemigos,
    porque en ti busco refugio.
10 Enséñame a hacer tu voluntad,
    porque tú eres mi Dios.
Que tu buen Espíritu me guíe
    por un terreno sin obstáculos.

11 Por tu nombre, Señor, dame vida;
    por tu justicia, sácame de este aprieto.
12 Por tu gran amor, destruye a mis enemigos;
    acaba con todos mis adversarios.
    ¡Yo soy tu siervo!

Oración pidiendo liberación y guía

Salmo de David.

143 Oh Señor<