Al director musical. Sígase la tonada de «La cierva de la aurora». Salmo de David.

22 Dios mío, Dios mío,
    ¿por qué me has abandonado?
Lejos estás para salvarme,
    lejos de mis palabras de lamento.
Dios mío, clamo de día y no me respondes;
    clamo de noche y no hallo reposo.

Pero tú eres santo, tú eres rey,
    ¡tú eres la alabanza de Israel!
En ti confiaron nuestros padres;
    confiaron, y tú los libraste;
a ti clamaron, y tú los salvaste;
    se apoyaron en ti, y no los defraudaste.

Pero yo, gusano soy y no hombre;
    la gente se burla de mí,
    el pueblo me desprecia.
Cuantos me ven, se ríen de mí;
    lanzan insultos, meneando la cabeza:
«Este confía en el Señor,
    ¡pues que el Señor lo ponga a salvo!
Ya que en él se deleita,
    ¡que sea él quien lo libre!»

Pero tú me sacaste del vientre materno;
    me hiciste reposar confiado
    en el regazo de mi madre.
10 Fui puesto a tu cuidado
    desde antes de nacer;
desde el vientre de mi madre
    mi Dios eres tú.
11 No te alejes de mí,
    porque la angustia está cerca
    y no hay nadie que me ayude.

12 Muchos toros me rodean;
    fuertes toros de Basán me cercan.
13 Contra mí abren sus fauces
    leones que rugen y desgarran a su presa.
14 Como agua he sido derramado;
    dislocados están todos mis huesos.
Mi corazón se ha vuelto como cera,
    y se derrite en mis entrañas.
15 Se ha secado mi vigor como una teja;
    la lengua se me pega al paladar.
    ¡Me has hundido en el polvo de la muerte!
16 Como perros de presa, me han rodeado;
    me ha cercado una banda de malvados;
    me han traspasado[a] las manos y los pies.
17 Puedo contar todos mis huesos;
    con satisfacción perversa
    la gente se detiene a mirarme.
18 Se reparten entre ellos mis vestidos
    y sobre mi ropa echan suertes.

19 Pero tú, Señor, no te alejes;
    fuerza mía, ven pronto en mi auxilio.
20 Libra mi vida de la espada,
    mi preciosa vida del poder de esos perros.
21 Rescátame de la boca de los leones;
    sálvame de[b] los cuernos de los toros.

22 Proclamaré tu nombre a mis hermanos;
    en medio de la congregación te alabaré.
23 ¡Alaben al Señor los que le temen!
    ¡Hónrenlo, descendientes de Jacob!
    ¡Venérenlo, descendientes de Israel!
24 Porque él no desprecia ni tiene en poco
    el sufrimiento del pobre;
no esconde de él su rostro,
    sino que lo escucha cuando a él clama.

25 Tú inspiras mi alabanza en la gran asamblea;
    ante los que te temen cumpliré mis promesas.
26 Comerán los pobres y se saciarán;
    alabarán al Señor quienes lo buscan;
    ¡que su corazón viva para siempre!
27 Se acordarán del Señor y se volverán a él
    todos los confines de la tierra;
    ante él se postrarán
    todas las familias de las naciones,
28 porque del Señor es el reino;
    él gobierna sobre las naciones.

29 Festejarán y adorarán todos los ricos de la tierra;
    ante él se postrarán todos los que bajan al polvo,
    los que no pueden conservar su vida.
30 La posteridad le servirá;
    del Señor se hablará a las generaciones futuras.
31 A un pueblo que aún no ha nacido
    se le dirá que Dios hizo justicia.

Footnotes

  1. 22:16 me han traspasado (LXX, Siríaca y algunos mss. hebreos); como el león (TM).
  2. 22:21 sálvame de (lectura probable); me respondiste desde (TM).

Grito de angustia y canto de alabanza

Para el director del coro; sobre ajelet-hasahar[a]. Salmo de David.

22 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado(A)?
¿Por qué estás tan lejos de mi salvación[b](B) y de[c] las palabras de mi clamor[d](C)?
Dios mío, de día clamo y no respondes(D);
y de noche, pero no hay para mí reposo[e].
Sin embargo, tú eres santo(E),
que habitas entre las alabanzas de Israel(F).
En ti confiaron nuestros padres(G);
confiaron, y tú los libraste(H).
A ti clamaron, y fueron librados;
en ti confiaron, y no fueron decepcionados[f](I).

Pero yo soy gusano(J), y no hombre;
oprobio de los hombres(K), y despreciado del pueblo(L).
Todos los que me ven, de mí se burlan(M);
hacen muecas[g] con los labios, menean la cabeza(N), diciendo:
Que se encomiende[h] al Señor; que Él lo libre,
que Él lo rescate, puesto que en Él se deleita(O).

Porque tú me sacaste del seno materno;
me hiciste confiar desde[i] los pechos de mi madre(P).
10 A ti fui entregado[j] desde mi nacimiento[k];
desde el vientre de mi madre tú eres mi Dios(Q).

11 No estés lejos de mí(R), porque la angustia está cerca,
pues no hay quien ayude(S).
12 Muchos toros me han rodeado(T);
toros fuertes de Basán(U) me han cercado.
13 Avidos abren su boca contra mí(V),
como león rapaz y rugiente(W).
14 Soy derramado como agua(X),
y todos mis huesos están descoyuntados(Y);
mi corazón es como cera(Z);
se derrite en medio de mis entrañas.
15 Como un tiesto se ha secado mi vigor(AA),
y la lengua se me pega al paladar[l](AB),
y me has puesto en el polvo de la muerte(AC).
16 Porque perros me han rodeado(AD);
me ha cercado cuadrilla[m] de malhechores;
me horadaron las manos y los pies[n](AE).
17 Puedo contar todos mis huesos.
Ellos me miran, me observan(AF);
18 reparten mis vestidos entre sí,
y sobre mi ropa echan suertes(AG).

19 Pero tú, oh Señor, no estés lejos(AH);
fuerza mía, apresúrate a socorrerme(AI).
20 Libra mi alma[o] de la espada(AJ),
mi única vida de las garras del perro(AK).
21 Sálvame de la boca del león(AL)
y de los cuernos de los búfalos(AM); respóndeme[p](AN).

22 Hablaré de tu nombre a mis hermanos;
en medio de la congregación te alabaré(AO).
23 Los que teméis al Señor, alabadle(AP);
descendencia[q] toda de Jacob, glorificadle(AQ),
temedle[r](AR), descendencia[s] toda de Israel.
24 Porque Él no ha despreciado ni aborrecido la aflicción del angustiado(AS),
ni le ha escondido su rostro(AT);
sino que cuando clamó al Señor[t], lo escuchó(AU).

25 De ti viene mi alabanza en la gran congregación(AV);
mis votos cumpliré delante de los que le temen(AW).
26 Los pobres[u] comerán y se saciarán(AX);
los que buscan al Señor, le alabarán(AY).
¡Viva vuestro corazón para siempre(AZ)!
27 Todos los términos de la tierra(BA) se acordarán y se volverán al Señor,
y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti[v](BB).
28 Porque del Señor es el reino(BC),
y Él gobierna las naciones(BD).
29 Todos los grandes[w] de la tierra comerán y adorarán(BE);
se postrarán ante Él todos los que descienden al polvo(BF),
aun aquel que no puede conservar[x] viva su alma(BG).
30 La posteridad[y] le servirá(BH);
esto se dirá del Señor hasta la generación(BI) venidera.
31 Vendrán y anunciarán su justicia(BJ);
a un pueblo por nacer(BK), anunciarán que Él ha hecho esto.

Footnotes

  1. Salmos 22:1 Lit., la cierva de la aurora
  2. Salmos 22:1 O, victoria
  3. Salmos 22:1 O, Lejos de mi salvación están
  4. Salmos 22:1 Lit., rugido
  5. Salmos 22:2 Lit., silencio
  6. Salmos 22:5 O, avergonzados
  7. Salmos 22:7 Lit., abren
  8. Salmos 22:8 Otra posible lectura es: Encomiéndate
  9. Salmos 22:9 Lit., sobre
  10. Salmos 22:10 Lit., Sobre ti fui echado
  11. Salmos 22:10 Lit., la matriz
  12. Salmos 22:15 Lit., a las mandíbulas
  13. Salmos 22:16 O, asamblea
  14. Salmos 22:16 Otra posible lectura es: como león, mis manos y mis pies
  15. Salmos 22:20 O, vida
  16. Salmos 22:21 Lit., me has respondido
  17. Salmos 22:23 Lit., simiente
  18. Salmos 22:23 Lit., temed delante de Él
  19. Salmos 22:23 Lit., simiente
  20. Salmos 22:24 Lit., a Él
  21. Salmos 22:26 O, afligidos
  22. Salmos 22:27 Algunas versiones dicen: El
  23. Salmos 22:29 Lit., gordos o prósperos
  24. Salmos 22:29 O, no conservó
  25. Salmos 22:30 Lit., Una simiente

Grito de angustia y canto de alabanza

Para el director del coro; sobre Ajelet Hasahar[a]. Salmo de David.

22 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado(A)?
¿Por qué estás tan lejos de mi salvación(B) y de las palabras de mi clamor(C)?
Dios mío, de día clamo y no respondes(D);
Y de noche, pero no hay para mí reposo.
Sin embargo, Tú eres santo(E),
Que habitas entre las alabanzas de Israel(F).
En Ti confiaron nuestros padres(G);
Confiaron, y Tú los libraste(H).
A Ti clamaron, y fueron librados;
En Ti confiaron, y no fueron decepcionados(I).

Pero yo soy gusano(J), y no hombre;
Oprobio de los hombres(K), y despreciado del pueblo(L).
Todos los que me ven, de mí se burlan(M);
Hacen muecas con los labios, menean la cabeza(N), diciendo:
Que se encomiende al Señor; que Él lo libre;
Que Él lo rescate, puesto que en Él se deleita(O).

Porque Tú me sacaste del seno materno;
Me hiciste confiar estando a los pechos de mi madre(P).
10 A Ti fui entregado desde mi nacimiento;
Desde el vientre de mi madre Tú eres mi Dios(Q).

11 No estés lejos de mí(R), porque la angustia está cerca,
Pues no hay nadie que ayude(S).
12 Muchos toros me han rodeado(T);
Toros fuertes de Basán(U) me han cercado.
13 Ávidos abren su boca contra mí(V),
Como un león que despedaza y ruge(W).
14 Soy derramado como agua(X),
Y todos mis huesos están descoyuntados(Y);
Mi corazón es como cera(Z);
Se derrite en medio de mis entrañas.
15 Como un tiesto se ha secado mi vigor(AA),
Y la lengua se me pega al paladar(AB);
Me has puesto en el polvo de la muerte(AC).
16 Porque perros me han rodeado(AD);
Me ha cercado cuadrilla de malhechores;
Me horadaron las manos y los pies(AE).
17 Puedo contar todos mis huesos;
Ellos me miran, me observan(AF).
18 Se reparten entre sí mis vestidos,
Y sobre mi ropa echan suertes(AG).

19 Pero Tú, oh Señor, no estés lejos(AH);
Fuerza mía, apresúrate a socorrerme(AI).
20 Libra mi alma de la espada(AJ),
Mi única vida de las garras del perro(AK).
21 Sálvame de la boca del león(AL)
Y de los cuernos de los búfalos(AM); respóndeme(AN).

22 Hablaré de Tu nombre a mis hermanos;
En medio de la congregación te alabaré(AO).
23 Los que temen al Señor, alábenlo(AP);
Descendencia toda de Jacob, glorifíquenlo(AQ),
Témanlo(AR), descendencia toda de Israel.
24 Porque Él no ha despreciado ni aborrecido la aflicción del angustiado(AS),
Ni le ha escondido Su rostro(AT);
Sino que cuando clamó al Señor, lo escuchó(AU).

25 De Ti viene mi alabanza en la gran congregación(AV);
Mis votos cumpliré delante de los que le temen(AW).
26 Los pobres comerán y se saciarán(AX);
Los que buscan al Señor, lo alabarán(AY).
¡Viva para siempre el corazón de ustedes(AZ)!
27 Todos los términos de la tierra(BA) se acordarán y se volverán al Señor,
Y todas las familias de las naciones adorarán delante de Ti(BB).
28 Porque del Señor es el reino(BC),
Y Él gobierna las naciones(BD).
29 Todos los grandes de la tierra comerán y adorarán(BE);
Se postrarán ante Él todos los que descienden al polvo(BF),
Aun aquel que no puede conservar viva su alma(BG).
30 La posteridad le servirá(BH);
Esto se dirá del Señor hasta la generación(BI) venidera.
31 Vendrán y anunciarán Su justicia(BJ);
A un pueblo por nacer(BK), anunciarán que Él ha hecho esto.

Footnotes

  1. Salmos 22:1 Lit. la cierva de la aurora.

Un grito de angustia y un canto de alabanza

Al músico principal; sobre Ajelet-sahar. Salmo de David.

22  Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?(A)
    ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?

Dios mío, clamo de día, y no respondes;
Y de noche, y no hay para mí reposo.

Pero tú eres santo,
Tú que habitas entre las alabanzas de Israel.

En ti esperaron nuestros padres;
Esperaron, y tú los libraste.

Clamaron a ti, y fueron librados;
Confiaron en ti, y no fueron avergonzados.

Mas yo soy gusano, y no hombre;
Oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo.

Todos los que me ven me escarnecen;
Estiran la boca, menean la cabeza,(B) diciendo:

Se encomendó a Jehová; líbrele él;
Sálvele, puesto que en él se complacía.(C)

Pero tú eres el que me sacó del vientre;
El que me hizo estar confiado desde que estaba a los pechos de mi madre.

10 Sobre ti fui echado desde antes de nacer;
Desde el vientre de mi madre, tú eres mi Dios.

11 No te alejes de mí, porque la angustia está cerca;
Porque no hay quien ayude.

12 Me han rodeado muchos toros;
Fuertes toros de Basán me han cercado.

13 Abrieron sobre mí su boca
Como león rapaz y rugiente.

14 He sido derramado como aguas,
Y todos mis huesos se descoyuntaron;
Mi corazón fue como cera,
Derritiéndose en medio de mis entrañas.

15 Como un tiesto se secó mi vigor,
Y mi lengua se pegó a mi paladar,
Y me has puesto en el polvo de la muerte.

16 Porque perros me han rodeado;
Me ha cercado cuadrilla de malignos;
Horadaron mis manos y mis pies.

17 Contar puedo todos mis huesos;
Entre tanto, ellos me miran y me observan.

18 Repartieron entre sí mis vestidos,
Y sobre mi ropa echaron suertes.(D)

19 Mas tú, Jehová, no te alejes;
Fortaleza mía, apresúrate a socorrerme.

20 Libra de la espada mi alma,
Del poder del perro mi vida.

21 Sálvame de la boca del león,
Y líbrame de los cuernos de los búfalos.

22 Anunciaré tu nombre a mis hermanos;
En medio de la congregación te alabaré.(E)

23 Los que teméis a Jehová, alabadle;
Glorificadle, descendencia toda de Jacob,
Y temedle vosotros, descendencia toda de Israel.

24 Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido,
Ni de él escondió su rostro;
Sino que cuando clamó a él, le oyó.

25 De ti será mi alabanza en la gran congregación;
Mis votos pagaré delante de los que le temen.

26 Comerán los humildes, y serán saciados;
Alabarán a Jehová los que le buscan;
Vivirá vuestro corazón para siempre.

27 Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra,
Y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti.

28 Porque de Jehová es el reino,
Y él regirá las naciones.

29 Comerán y adorarán todos los poderosos de la tierra;
Se postrarán delante de él todos los que descienden al polvo,
Aun el que no puede conservar la vida a su propia alma.

30 La posteridad le servirá;
Esto será contado de Jehová hasta la postrera generación.

31 Vendrán, y anunciarán su justicia;
A pueblo no nacido aún, anunciarán que él hizo esto.

Al director musical. Masquil de David, cuando Doeg el edomita fue a informarle a Saúl: «David ha ido a la casa de Ajimélec».

52 ¿Por qué te jactas de tu maldad, varón prepotente?
    ¡El amor de Dios es constante!
Tu lengua, como navaja afilada,
    trama destrucción y practica el engaño.
Más que el bien, amas la maldad;
    más que la verdad, amas la mentira. Selah

Lengua embustera,
    te encanta ofender con tus palabras.
Pero Dios te arruinará para siempre;
    te tomará y te arrojará de tu hogar;
    ¡te arrancará del mundo de los vivientes! Selah

Los justos verán esto, y temerán;
    entre burlas dirán de él:
«¡Aquí tienen al hombre
    que no buscó refugio en Dios,
sino que confió en su gran riqueza
    y se afirmó en su maldad!»

Pero yo soy como un olivo verde
    que florece en la casa de Dios;
yo confío en el gran amor de Dios
    eternamente y para siempre.

En todo tiempo te alabaré por tus obras;
    en ti pondré mi esperanza en presencia de tus fieles,
    porque tu nombre es bueno.

Lo vano de la maldad jactanciosa

Para el director del coro. Masquil[a] de David, cuando fue Doeg el edomita e informó a Saúl, diciéndole: David está en[b] casa de Ahimelec[c].

52 ¿Por qué te jactas del mal(A), oh poderoso?
La misericordia de Dios es continua[d](B).
Tu lengua maquina destrucción(C)
como afilada navaja(D), oh artífice de engaño(E).
Amas el mal más que el bien(F),
la mentira más que decir lo que es justo(G). (Selah[e])
Amas toda palabra destructora[f],
oh lengua de engaño(H).

Pero[g] Dios te destruirá para siempre;
te arrebatará y te arrancará de tu tienda(I),
y te desarraigará(J) de la tierra de los vivientes(K). (Selah)
Los justos verán esto y temerán(L),
y se reirán de él(M), diciendo:
He aquí el hombre que no quiso hacer de Dios su refugio,
sino que confió en la abundancia de sus riquezas(N)
y se hizo fuerte en sus malos deseos[h](O).

Pero yo soy como olivo verde en la casa de Dios(P);
en la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre(Q).
Te alabaré[i] para siempre(R) por lo que has hecho,
y esperaré en tu nombre, porque es bueno(S) delante de tus santos.

Footnotes

  1. Salmos 52:1 Posiblemente, Salmo didáctico, o contemplativo
  2. Salmos 52:1 Lit., ha entrado en la
  3. Salmos 52:1 Véase 1 Sam. 22:9
  4. Salmos 52:1 Lit., todo el día
  5. Salmos 52:3 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  6. Salmos 52:4 O, devoradora
  7. Salmos 52:5 O, También
  8. Salmos 52:7 O, su destrucción
  9. Salmos 52:9 O, Te daré gracias

Lo vano de la maldad que se gloría

Para el director del coro. Masquil de David, cuando fue Doeg el edomita e informó a Saúl, diciéndole: «David está en casa de Ahimelec».

52 ¿Por qué te glorías del mal(A), oh poderoso?
La misericordia de Dios es constante(B).
Tu lengua trama destrucción(C)
Como afilada navaja(D), oh artífice de engaño(E).
Amas el mal más que el bien(F),
La mentira más que decir lo que es justo(G). (Selah)
Amas toda palabra destructora,
Oh lengua de engaño(H).

Pero Dios te destruirá para siempre;
Te arrebatará y te arrancará de tu tienda(I),
Y te desarraigará(J) de la tierra de los vivientes(K). (Selah)
Los justos verán esto y temerán(L),
Y se reirán de él(M), diciendo:
«Ese es el hombre que no quiso hacer de Dios su refugio,
Sino que confió en la abundancia de sus riquezas(N)
Y se hizo fuerte en sus malos deseos(O)».

Pero yo soy como olivo verde en la casa de Dios(P);
En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre(Q).
Te daré gracias para siempre(R) por lo que has hecho,
Y esperaré en Tu nombre, porque es bueno(S) delante de Tus santos.

52  ¿Por qué te jactas de maldad, oh poderoso?
La misericordia de Dios es continua.

Agravios maquina tu lengua;
Como navaja afilada hace engaño.

Amaste el mal más que el bien,
La mentira más que la verdad. Selah

Has amado toda suerte de palabras perniciosas,
Engañosa lengua.

Por tanto, Dios te destruirá para siempre;
Te asolará y te arrancará de tu morada,
Y te desarraigará de la tierra de los vivientes. Selah

Verán los justos, y temerán;
Se reirán de él, diciendo:

He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza,
Sino que confió en la multitud de sus riquezas,
Y se mantuvo en su maldad.

Pero yo estoy como olivo verde en la casa de Dios;
En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre.

Te alabaré para siempre, porque lo has hecho así;
Y esperaré en tu nombre, porque es bueno, delante de tus santos.

Salmo de Asaf.

82 Dios preside el consejo celestial;
    entre los dioses dicta sentencia:

«¿Hasta cuándo defenderán la injusticia
    y favorecerán a los impíos? Selah
Defiendan la causa del huérfano y del desvalido;
    al pobre y al oprimido háganles justicia.
Salven al menesteroso y al necesitado;
    líbrenlos de la mano de los impíos.

»Ellos no saben nada, no entienden nada.
    Deambulan en la oscuridad;
    se estremecen todos los cimientos de la tierra.

»Yo les he dicho: “Ustedes son dioses;
    todos ustedes son hijos del Altísimo”.
Pero morirán como cualquier mortal;
    caerán como cualquier otro gobernante».

Levántate, oh Dios, y juzga a la tierra,
    pues tuyas son todas las naciones.

Dios, juez supremo

Salmo de Asaf.

82 Dios ocupa su lugar[a](A) en su congregación[b];
Él juzga(B) en medio de los jueces[c](C).
¿Hasta cuándo juzgaréis injustamente(D)
y favoreceréis a los impíos(E)? (Selah[d])
Defended[e](F) al débil y al huérfano;
haced justicia al afligido y al menesteroso.
Rescatad al débil y al necesitado(G);
libradlos de la mano de los impíos.

No saben ni entienden(H);
caminan en tinieblas(I);
son sacudidos todos los cimientos de la tierra(J).
Yo dije: Vosotros sois dioses(K),
y todos sois hijos del Altísimo(L).
Sin embargo, como hombres moriréis(M),
y caeréis como uno de los príncipes(N).
¡Levántate(O), oh Dios, juzga la tierra(P)!
Porque tú posees todas las naciones(Q).

Footnotes

  1. Salmos 82:1 O, Dios se levanta
  2. Salmos 82:1 Lit., la congregación de Dios
  3. Salmos 82:1 Lit., dioses
  4. Salmos 82:2 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  5. Salmos 82:3 O, Vindicad

Dios, juez supremo

Salmo de Asaf.

82 Dios ocupa Su lugar(A) en Su congregación;
Él juzga(B) en medio de los jueces[a](C).
¿Hasta cuándo juzgarán ustedes injustamente(D)
Y favorecerán a los impíos(E)? (Selah)
Defiendan(F) al débil y al huérfano;
Hagan justicia al afligido y al menesteroso.
Rescaten al débil y al necesitado(G);
Líbrenlos de la mano de los impíos.

Ellos no saben ni entienden(H);
Caminan en tinieblas(I);
Son sacudidos todos los cimientos de la tierra(J).
Yo dije: «Ustedes son dioses(K),
Y todos son hijos del Altísimo(L).
Sin embargo, como hombres morirán(M),
Y caerán como cualquiera de los príncipes(N)».
¡Levántate(O), oh Dios, juzga la tierra(P)!
Porque Tú posees todas las naciones(Q).

Footnotes

  1. Salmos 82:1 Lit. dioses.

Amonestación contra los juicios injustos

Salmo de Asaf.

82  Dios está en la reunión de los dioses;
    En medio de los dioses juzga.

¿Hasta cuándo juzgaréis injustamente,
Y aceptaréis las personas de los impíos? Selah

Defended al débil y al huérfano;
Haced justicia al afligido y al menesteroso.

Librad al afligido y al necesitado;
Libradlo de mano de los impíos.

No saben, no entienden,
Andan en tinieblas;
Tiemblan todos los cimientos de la tierra.

Yo dije: Vosotros sois dioses,(A)
Y todos vosotros hijos del Altísimo;

Pero como hombres moriréis,
Y como cualquiera de los príncipes caeréis.

Levántate, oh Dios, juzga la tierra;
Porque tú heredarás todas las naciones.

112 ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Álef

Dichoso el que teme al Señor,

Bet

    el que halla gran deleite en sus mandamientos.

Guímel

Sus hijos dominarán el país;

Dálet

    la descendencia de los justos será bendecida.

He

En su casa habrá abundantes riquezas,

Vav

    y para siempre permanecerá su justicia.

Zayin

Para los justos la luz brilla en las tinieblas.

Jet

    ¡Dios es clemente, compasivo y justo!

Tet

Bien le va al que presta con generosidad,

Yod

    y maneja sus negocios con justicia.

Lámed

El justo será siempre recordado;

Caf

    ciertamente nunca fracasará.

Mem

No temerá recibir malas noticias;

Nun

    su corazón estará firme, confiado en el Señor.

Sámej

Su corazón estará seguro, no tendrá temor,

Ayin

    y al final verá derrotados a sus adversarios.

Pe

Reparte sus bienes entre los pobres;

Tsade

    su justicia permanece para siempre;

Qof

    su poder[a] será gloriosamente exaltado.

Resh

10 El malvado verá esto, y se irritará;

Shin

    rechinando los dientes se irá desvaneciendo.

Tav

    ¡La ambición de los impíos será destruida!

Footnotes

  1. 112:9 poder. Lit. cuerno.

Prosperidad del que teme al Señor

112 ¡Aleluya[a]!
Cuán bienaventurado es el hombre que teme[b] al Señor(A),
que mucho se deleita en sus mandamientos(B).
Poderosa en la tierra será su descendencia[c](C);
la generación de los rectos será bendita(D).
Bienes y riquezas hay en su casa(E),
y su justicia permanece para siempre.
Luz resplandece en las tinieblas para el que es recto(F);
Él es clemente, compasivo y justo(G).
Bien le va al hombre que se apiada y presta(H);
arreglará sus asuntos con juicio[d].
Porque nunca será sacudido(I);
para siempre será recordado[e] el justo(J).

No temerá recibir malas noticias(K);
su corazón está firme(L), confiado en el Señor(M).
Su corazón está seguro(N), no temerá(O),
hasta que vea vencidos a sus adversarios(P).
Con liberalidad[f] ha dado a los pobres(Q);
su justicia permanece para siempre;
su poder[g] será exaltado con honor[h](R).

10 Lo verá el impío y se irritará(S);
rechinará los dientes(T) y se consumirá(U);
el deseo de los impíos perecerá(V).

Footnotes

  1. Salmos 112:1 O, ¡Alabad al Señor!; heb., Alelu-Yah
  2. Salmos 112:1 O, reverencia
  3. Salmos 112:2 Lit., simiente
  4. Salmos 112:5 O, conducirá...con justicia
  5. Salmos 112:6 Lit., por memoria eterna será
  6. Salmos 112:9 Lit., Ha esparcido
  7. Salmos 112:9 Lit., cuerno
  8. Salmos 112:9 O, gloria

Prosperidad del que teme al Señor

112 ¡Aleluya!
Cuán bienaventurado es el hombre que teme al Señor(A),
Que mucho se deleita en Sus mandamientos(B).
Poderosa en la tierra será su descendencia(C);
La generación de los rectos será bendita(D).
Bienes y riquezas hay en su casa(E),
Y su justicia permanece para siempre.
Luz resplandece en las tinieblas para el que es recto(F);
Él es clemente, compasivo y justo(G).
Bien le va al hombre que se apiada y presta(H);
Arreglará sus asuntos con juicio.
Porque nunca será sacudido(I);
Para siempre será recordado el justo(J).

No temerá recibir malas noticias(K);
Su corazón está firme(L), confiado en el Señor(M).
Su corazón está seguro(N), no temerá(O),
Hasta que vea vencidos a sus adversarios(P).
Con liberalidad ha dado a los pobres(Q);
Su justicia permanece para siempre;
Su poder será exaltado con honor(R).

10 Lo verá el impío y se irritará(S);
Rechinará los dientes(T) y se consumirá(U);
El deseo de los impíos perecerá(V).

Prosperidad del que teme a Jehová

Aleluya.

112  Bienaventurado el hombre que teme a Jehová,
    Y en sus mandamientos se deleita en gran manera.

Su descendencia será poderosa en la tierra;
La generación de los rectos será bendita.

Bienes y riquezas hay en su casa,
Y su justicia permanece para siempre.

Resplandeció en las tinieblas luz a los rectos;
Es clemente, misericordioso y justo.

El hombre de bien tiene misericordia, y presta;
Gobierna sus asuntos con juicio,

Por lo cual no resbalará jamás;
En memoria eterna será el justo.

No tendrá temor de malas noticias;
Su corazón está firme, confiado en Jehová.

Asegurado está su corazón; no temerá,
Hasta que vea en sus enemigos su deseo.

Reparte, da a los pobres;
Su justicia permanece para siempre;(A)
Su poder será exaltado en gloria.

10 Lo verá el impío y se irritará;
Crujirá los dientes, y se consumirá.
El deseo de los impíos perecerá.