Al director musical. Salmo de David.

21 En tu fuerza, Señor,
    se regocija el rey;
    ¡cuánto se alegra en tus victorias!
Le has concedido lo que su corazón desea;
    no le has negado lo que sus labios piden. Selah
Has salido a su encuentro con ricas bendiciones;
    lo has coronado con diadema de oro fino.
Te pidió vida, se la concediste:
    una vida larga y duradera.
Por tus victorias se acrecentó su gloria;
    lo revestiste de honor y majestad.
Has hecho de él manantial de bendiciones;
    tu presencia lo ha llenado de alegría.

El rey confía en el Señor,
    en el gran amor del Altísimo;
    por eso jamás caerá.

Tu mano alcanzará a todos tus enemigos;
    tu diestra alcanzará a los que te aborrecen.
Cuando tú, Señor, te manifiestes,
    los convertirás en un horno encendido.

En su ira los devorará el Señor;
    ¡un fuego los consumirá!
10 Borrarás de la tierra a su simiente;
    de entre los mortales, a su posteridad.
11 Aunque tramen hacerte daño
    y maquinen perversidades,
    ¡no se saldrán con la suya!
12 Porque tú los harás retroceder
    cuando tenses tu arco contra ellos.

13 Enaltécete, Señor, con tu poder,
    y con salmos celebraremos tus proezas.

Alabanza por la liberación

Para el director del coro. Salmo de David.

21 Oh Señor, en tu fortaleza se alegrará el rey(A),
¡y cuánto se regocijará en tu salvación[a]!
Tú le has dado el deseo de su corazón(B),
y no le has negado[b] la petición de sus labios. (Selah[c])
Porque le sales al encuentro con bendiciones de bien(C);
corona de oro fino colocas en su cabeza(D).
Vida te pidió y tú se la diste(E),
largura de días eternamente y para siempre(F).
Grande es su gloria por[d] tu salvación[e](G),
esplendor y majestad has puesto sobre él(H).
Pues le haces bienaventurado[f] para siempre(I);
con tu presencia le deleitas con alegría(J).

Porque el rey confía en el Señor(K),
y por[g] la misericordia del Altísimo no será conmovido(L).
Hallará tu mano a todos tus enemigos(M);
tu diestra hallará a aquellos que te odian.
Los harás como horno de fuego(N) en el tiempo de tu enojo[h];
el Señor en su ira los devorará(O),
y fuego los consumirá(P).
10 Su descendencia[i] destruirás de la faz de la tierra,
y sus descendientes[j](Q) de entre los hijos de los hombres.
11 Aunque intentaron[k] el mal contra ti(R),
y fraguaron una conspiración(S),
no prevalecerán,
12 pues tú los pondrás en fuga[l](T),
apuntarás a sus rostros con tu arco[m](U).
13 Engrandécete, oh Señor, en tu poder;
cantaremos y alabaremos tu poderío(V).

Footnotes

  1. Salmos 21:1 O, victoria
  2. Salmos 21:2 O, retenido
  3. Salmos 21:2 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  4. Salmos 21:5 O, mediante
  5. Salmos 21:5 O, victoria
  6. Salmos 21:6 Lit., bendiciones
  7. Salmos 21:7 O, mediante
  8. Salmos 21:9 Lit., presencia
  9. Salmos 21:10 Lit., fruto
  10. Salmos 21:10 Lit., su simiente
  11. Salmos 21:11 Lit., extendieron
  12. Salmos 21:12 Lit., les harás volver la espalda
  13. Salmos 21:12 Lit., con las cuerdas de tu arco

Alabanza por la liberación

Para el director del coro. Salmo de David.

21 Oh Señor, en Tu fortaleza se alegrará el rey(A),
¡Y cuánto se regocijará en Tu salvación!
Tú le has dado el deseo de su corazón(B),
Y no le has negado la petición de sus labios. (Selah)
Porque le sales al encuentro con bendiciones de bien(C);
Corona de oro fino colocas en su cabeza(D).
Vida te pidió y Tú se la diste(E),
Largura de días eternamente y para siempre(F).
Grande es su gloria por Tu salvación(G),
Esplendor y majestad has puesto sobre él(H).
Pues le haces bienaventurado para siempre(I);
Con Tu presencia le deleitas con alegría(J).

Porque el rey confía en el Señor(K),
Y por la misericordia del Altísimo no será conmovido(L).
Hallará Tu mano a todos Tus enemigos(M);
Tu diestra hallará a aquellos que te odian.
Los harás como horno encendido(N) en el tiempo de Tu enojo.
El Señor en Su ira los devorará(O),
Y fuego los consumirá(P).
10 Su descendencia destruirás de la superficie de la tierra,
Y sus descendientes(Q) de entre los hijos de los hombres.
11 Aunque intentaron el mal contra Ti(R),
Y fraguaron una conspiración(S),
No prevalecerán,
12 Pues Tú los pondrás en fuga(T),
Apuntarás a sus rostros con Tu arco(U).
13 Engrandécete, oh Señor, en Tu poder;
Cantaremos y alabaremos Tu poderío(V).

Alabanza por haber sido librado del enemigo

Al músico principal. Salmo de David.

21  El rey se alegra en tu poder, oh Jehová;
    Y en tu salvación, !!cómo se goza!

Le has concedido el deseo de su corazón,
Y no le negaste la petición de sus labios. Selah

Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien;
Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza.

Vida te demandó, y se la diste;
Largura de días eternamente y para siempre.

Grande es su gloria en tu salvación;
Honra y majestad has puesto sobre él.

Porque lo has bendecido para siempre;
Lo llenaste de alegría con tu presencia.

Por cuanto el rey confía en Jehová,
Y en la misericordia del Altísimo, no será conmovido.

Alcanzará tu mano a todos tus enemigos;
Tu diestra alcanzará a los que te aborrecen.

Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira;
Jehová los deshará en su ira,
Y fuego los consumirá.

10 Su fruto destruirás de la tierra,
Y su descendencia de entre los hijos de los hombres.

11 Porque intentaron el mal contra ti;
Fraguaron maquinaciones, mas no prevalecerán,

12 Pues tú los pondrás en fuga;
En tus cuerdas dispondrás saetas contra sus rostros.

13 Engrandécete, oh Jehová, en tu poder;
Cantaremos y alabaremos tu poderío.

Al director musical. Salmo de David, cuando el profeta Natán fue a verlo por haber cometido David adulterio con Betsabé.

51 Ten compasión de mí, oh Dios,
    conforme a tu gran amor;
conforme a tu inmensa bondad,
    borra mis transgresiones.
Lávame de toda mi maldad
    y límpiame de mi pecado.

Yo reconozco mis transgresiones;
    siempre tengo presente mi pecado.
Contra ti he pecado, solo contra ti,
    y he hecho lo que es malo ante tus ojos;
por eso, tu sentencia es justa,
    y tu juicio, irreprochable.
Yo sé que soy malo de nacimiento;
    pecador me concibió mi madre.
Yo sé que tú amas la verdad en lo íntimo;
    en lo secreto me has enseñado sabiduría.

Purifícame con hisopo, y quedaré limpio;
    lávame, y quedaré más blanco que la nieve.
Anúnciame gozo y alegría;
    infunde gozo en estos huesos que has quebrantado.
Aparta tu rostro de mis pecados
    y borra toda mi maldad.

10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
    y renueva la firmeza de mi espíritu.
11 No me alejes de tu presencia
    ni me quites tu santo Espíritu.
12 Devuélveme la alegría de tu salvación;
    que un espíritu obediente me sostenga.
13 Así enseñaré a los transgresores tus caminos,
    y los pecadores se volverán a ti.

14 Dios mío, Dios de mi salvación,
    líbrame de derramar sangre,
    y mi lengua alabará tu justicia.
15 Abre, Señor, mis labios,
    y mi boca proclamará tu alabanza.
16 Tú no te deleitas en los sacrificios
    ni te complacen los holocaustos;
    de lo contrario, te los ofrecería.
17 El sacrificio que te agrada
    es un espíritu quebrantado;
tú, oh Dios, no desprecias
    al corazón quebrantado y arrepentido.

18 En tu buena voluntad, haz que prospere Sión;
    levanta los muros de Jerusalén.
19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia,
    los holocaustos del todo quemados,
    y sobre tu altar se ofrecerán becerros.

Oración de un pecador arrepentido

Para el director del coro. Salmo de David, cuando después que se llegó a Betsabé, el profeta Natán lo visitó[a].

51 Ten piedad de mí(A), oh Dios, conforme a tu misericordia;
conforme a lo inmenso de tu compasión(B), borra mis transgresiones(C).
Lávame por completo de mi maldad(D),
y límpiame de mi pecado(E).
Porque yo reconozco mis transgresiones(F),
y mi pecado está siempre delante de mí.
Contra ti, contra ti solo he pecado(G),
y he hecho lo malo delante de tus ojos(H),
de manera que eres justo[b] cuando hablas[c](I),
y sin reproche[d] cuando juzgas.

He aquí, yo nací en iniquidad(J),
y en pecado me concibió mi madre.
He aquí, tú deseas la verdad en lo más íntimo(K),
y en lo secreto me harás conocer sabiduría(L).
Purifícame con hisopo, y seré limpio(M);
lávame, y seré más blanco que la nieve(N).
Hazme oír gozo y alegría(O);
que se regocijen los huesos que has quebrantado(P).
Esconde tu rostro de mis pecados(Q),
y borra todas mis iniquidades.

10 Crea en[e](R), oh Dios, un corazón limpio(S),
y renueva un espíritu recto(T) dentro de mí.
11 No me eches de tu presencia(U),
y no quites de mí tu santo Espíritu(V).
12 Restitúyeme el gozo de tu salvación(W),
y sostenme con un espíritu de poder[f](X).
13 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos(Y),
y los pecadores se convertirán[g] a ti(Z).

14 Líbrame de delitos de sangre(AA), oh Dios, Dios de mi salvación(AB);
entonces mi lengua cantará con gozo tu justicia(AC).
15 Abre mis labios, oh Señor(AD),
para que mi boca anuncie tu alabanza(AE).
16 Porque no te deleitas en sacrificio(AF), de lo contrario yo lo ofrecería;
no te agrada el holocausto.
17 Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito(AG);
al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.

18 Haz bien con tu benevolencia a Sión(AH);
edifica los muros de Jerusalén(AI).
19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia[h](AJ),
el holocausto y el sacrificio perfecto[i](AK);
entonces se ofrecerán novillos sobre tu altar.

Footnotes

  1. Salmos 51:1 Véase 2 Sam. 12:1
  2. Salmos 51:4 O, estés justificado
  3. Salmos 51:4 Muchos mss. dicen: en tus palabras
  4. Salmos 51:4 Lit., puro
  5. Salmos 51:10 Lit., para
  6. Salmos 51:12 O, firme
  7. Salmos 51:13 O, volverán
  8. Salmos 51:19 O, sacrificios justos
  9. Salmos 51:19 O, completo

Oración de un pecador arrepentido

Para el director del coro. Salmo de David, cuando después que se llegó a Betsabé, el profeta Natán lo visitó.

51 Ten piedad de mí(A), oh Dios, conforme a Tu misericordia;
Conforme a lo inmenso de Tu compasión(B), borra mis transgresiones(C).
Lávame por completo de mi maldad(D),
Y límpiame de mi pecado(E).
Porque yo reconozco mis transgresiones(F),
Y mi pecado está siempre delante de mí.
Contra Ti, contra Ti solo he pecado(G),
Y he hecho lo malo delante de Tus ojos(H),
De manera que eres justo cuando hablas(I),
Y sin reproche[a] cuando juzgas.

Yo nací en iniquidad(J),
Y en pecado me concibió mi madre.
Tú deseas la verdad en lo más íntimo(K),
Y en lo secreto me harás conocer sabiduría(L).
Purifícame con hisopo, y seré limpio(M);
Lávame, y seré más blanco que la nieve(N).
Hazme oír gozo y alegría(O),
Haz que se regocijen los huesos que has quebrantado(P).
Esconde Tu rostro de mis pecados(Q),
Y borra todas mis iniquidades.

10 Crea en mí(R), oh Dios, un corazón limpio(S),
Y renueva un espíritu recto(T) dentro de mí.
11 No me eches de Tu presencia(U),
Y no quites de mí Tu Santo Espíritu(V).
12 Restitúyeme el gozo de Tu salvación(W),
Y sostenme con un espíritu de poder(X).
13 Entonces enseñaré a los transgresores Tus caminos(Y),
Y los pecadores se convertirán a Ti(Z).

14 Líbrame de delitos de sangre(AA), oh Dios, Dios de mi salvación(AB),
Entonces mi lengua cantará con gozo Tu justicia(AC).
15 Abre mis labios, oh Señor(AD),
Para que mi boca anuncie Tu alabanza(AE).
16 Porque Tú no te deleitas en sacrificio(AF), de lo contrario yo lo ofrecería;
No te agrada el holocausto.
17 Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito(AG);
Al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.

18 Haz bien con Tu benevolencia a Sión(AH);
Edifica los muros de Jerusalén(AI).
19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia(AJ),
El holocausto y el sacrificio perfecto(AK);
Entonces se ofrecerán novillos sobre Tu altar.

Footnotes

  1. Salmos 51:4 Lit. puro.

51  Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones.

Lávame más y más de mi maldad,
Y límpiame de mi pecado.

Porque yo reconozco mis rebeliones,
Y mi pecado está siempre delante de mí.

Contra ti, contra ti solo he pecado,
Y he hecho lo malo delante de tus ojos;
Para que seas reconocido justo en tu palabra,
Y tenido por puro en tu juicio.(A)

He aquí, en maldad he sido formado,
Y en pecado me concibió mi madre.

He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo,
Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría.

Purifícame con hisopo, y seré limpio;
Lávame, y seré más blanco que la nieve.

Hazme oír gozo y alegría,
Y se recrearán los huesos que has abatido.

Esconde tu rostro de mis pecados,
Y borra todas mis maldades.

10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio,
Y renueva un espíritu recto dentro de mí.

11 No me eches de delante de ti,
Y no quites de mí tu santo Espíritu.

12 Vuélveme el gozo de tu salvación,
Y espíritu noble me sustente.

13 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos,
Y los pecadores se convertirán a ti.

14 Líbrame de homicidios, oh Dios, Dios de mi salvación;
Cantará mi lengua tu justicia.

15 Señor, abre mis labios,
Y publicará mi boca tu alabanza.

16 Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría;
No quieres holocausto.

17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;
Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

18 Haz bien con tu benevolencia a Sion;
Edifica los muros de Jerusalén.

19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia,
El holocausto u ofrenda del todo quemada;
Entonces ofrecerán becerros sobre tu altar.

Futilidad de la jactancia del malo

Al músico principal. Masquil de David, cuando vino Doeg edomita

y dio cuenta a Saúl diciéndole: David ha venido a casa de Ahimelec.(B)

Al director musical. Sígase la tonada de «La canción del lagar». Salmo de Asaf.

81 Canten alegres a Dios, nuestra fortaleza;
    ¡aclamen con regocijo al Dios de Jacob!
¡Entonen salmos!
    ¡Toquen ya la pandereta,
    la lira y el arpa melodiosa!

Toquen el cuerno de carnero en la luna nueva,
    y en la luna llena, día de nuestra fiesta.
Este es un decreto para Israel,
    una ordenanza del Dios de Jacob.
Lo estableció como un pacto con José
    cuando salió de la tierra de Egipto.

Escucho un idioma que no entiendo:
«Te he quitado la carga de los hombros;
    tus manos se han librado del pesado cesto.
En tu angustia me llamaste, y te libré;
    oculto en el nubarrón te respondí;
    en las aguas de Meribá te puse a prueba. Selah

»Escucha, pueblo mío, mis advertencias;
    ¡ay, Israel, si tan solo me escucharas!
No tendrás ningún dios extranjero,
    ni te inclinarás ante ningún dios extraño.
10 Yo soy el Señor tu Dios,
    que te sacó de la tierra de Egipto.
    Abre bien la boca, y te la llenaré.

11 »Pero mi pueblo no me escuchó;
    Israel no quiso hacerme caso.
12 Por eso los abandoné a su obstinada voluntad,
    para que actuaran como mejor les pareciera.

13 »Si mi pueblo tan solo me escuchara,
    si Israel quisiera andar por mis caminos,
14 ¡cuán pronto sometería yo a sus enemigos,
    y volvería mi mano contra sus adversarios!
15 Los que aborrecen al Señor se rendirían ante él,
    pero serían eternamente castigados.
16 Y a ti te alimentaría con lo mejor del trigo;
    con miel de la peña te saciaría».

Bondad de Dios y desobediencia de Israel

Para el director del coro; sobre[a] Gitit. Salmo de Asaf.

81 Cantad con gozo a Dios(A), fortaleza nuestra(B);
aclamad con júbilo(C) al Dios de Jacob(D).
Entonad canto de alabanza, y tocad el pandero(E),
la melodiosa lira(F) con el arpa(G).
Tocad la trompeta en la luna nueva(H),
en la luna llena, en el día de nuestra fiesta(I).
Porque es estatuto para Israel,
ordenanza del Dios de Jacob.
Él lo estableció por testimonio en José,
cuando salió sobre la tierra de Egipto(J).
Un lenguaje que yo no conocía, oí(K):

Yo libré[b] su hombro de la carga(L),
sus manos[c] se libraron de las canastas[d].
En la angustia llamaste(M), y yo te rescaté;
te respondí en el escondite del trueno(N);
en las aguas de Meriba(O) te probé. (Selah[e])
Oye, pueblo mío(P), y te amonestaré.
¡Oh Israel, si tú me oyeras(Q)!
No haya en ti dios ajeno(R),
ni adores a dios extranjero.
10 Yo, el Señor, soy tu Dios(S),
que te saqué de la tierra de Egipto;
abre bien tu boca(T) y la llenaré(U).

11 Pero mi pueblo no escuchó mi voz(V);
Israel no me obedeció[f](W).
12 Por eso los[g] entregué(X) a la dureza de su corazón,
para que anduvieran en sus propias intrigas.
13 ¡Oh, si mi pueblo me oyera(Y),
si Israel anduviera en mis caminos(Z)!
14 En un momento yo subyugaría a sus enemigos(AA)
y volvería mi mano(AB) contra sus adversarios.
15 Los que aborrecen al Señor le fingirían obediencia(AC),
y el tiempo de su castigo sería para siempre.
16 Pero yo te[h] alimentaría con lo mejor[i] del trigo(AD),
y con miel de la peña te saciaría(AE).

Footnotes

  1. Salmos 81:1 O, según
  2. Salmos 81:6 Lit., quité
  3. Salmos 81:6 Lit., palmas
  4. Salmos 81:6 O, la carga de ladrillos
  5. Salmos 81:7 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  6. Salmos 81:11 Lit., no se me sometió
  7. Salmos 81:12 Lit., lo
  8. Salmos 81:16 Lit., El lo
  9. Salmos 81:16 Lit., la grosura

Bondad de Dios y desobediencia de Israel

Para el director del coro; sobre Gitit. Salmo de Asaf.

81 Canten con gozo a Dios(A), fortaleza nuestra(B);
Aclamen con júbilo(C) al Dios de Jacob(D).
Entonen canto de alabanza, y toquen el pandero(E),
La melodiosa lira(F) con el arpa(G).
Toquen la trompeta en la luna nueva(H),
En la luna llena, en el día de nuestra fiesta(I).
Porque es estatuto para Israel,
Ordenanza del Dios de Jacob.
Él lo estableció por testimonio en José,
Cuando salió sobre la tierra de Egipto(J).
Un lenguaje que yo no conocía, oí(K):

«Yo libré su hombro de la carga(L),
Sus manos se libraron de las canastas.
En la angustia llamaste(M), y Yo te rescaté;
Te respondí en el escondite del trueno(N);
En las aguas de Meriba(O) te probé. (Selah)
Oye, pueblo Mío(P), y te amonestaré.
¡Oh Israel, si tú me oyeras(Q)!
No haya en ti dios ajeno(R),
Ni adores a dios extranjero.
10 Yo, el Señor, soy tu Dios(S),
Que te saqué de la tierra de Egipto;
Abre bien tu boca(T) y la llenaré(U).

11 »Pero Mi pueblo no escuchó Mi voz(V);
Israel no me obedeció(W).
12 Por eso los entregué(X) a la dureza de su corazón,
Para que anduvieran en sus propias intrigas.
13 ¡Oh, si Mi pueblo me oyera(Y),
Si Israel anduviera en Mis caminos(Z)!
14 En un momento Yo subyugaría a sus enemigos(AA)
Y volvería Mi mano(AB) contra sus adversarios.
15 Los que aborrecen al Señor le fingirían obediencia(AC),
Y el tiempo de su castigo sería para siempre.
16 Pero Yo te alimentaría con lo mejor del trigo(AD),
Y con miel de la peña te saciaría(AE)».

Bondad de Dios y perversidad de Israel

Al músico principal; sobre Gitit. Salmo de Asaf.

81  Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra;
    Al Dios de Jacob aclamad con júbilo.

Entonad canción, y tañed el pandero,
El arpa deliciosa y el salterio.

Tocad la trompeta en la nueva luna,
En el día señalado, en el día de nuestra fiesta solemne.(A)

Porque estatuto es de Israel,
Ordenanza del Dios de Jacob.

Lo constituyó como testimonio en José
Cuando salió por la tierra de Egipto.
Oí lenguaje que no entendía;

Aparté su hombro de debajo de la carga;
Sus manos fueron descargadas de los cestos.

En la calamidad clamaste, y yo te libré;
Te respondí en lo secreto del trueno;
Te probé junto a las aguas de Meriba.(B) Selah

Oye, pueblo mío, y te amonestaré.
Israel, si me oyeres,

No habrá en ti dios ajeno,
Ni te inclinarás a dios extraño.(C)

10 Yo soy Jehová tu Dios,
Que te hice subir de la tierra de Egipto;
Abre tu boca, y yo la llenaré.

11 Pero mi pueblo no oyó mi voz,
E Israel no me quiso a mí.

12 Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón;
Caminaron en sus propios consejos.

13 !!Oh, si me hubiera oído mi pueblo,
Si en mis caminos hubiera andado Israel!

14 En un momento habría yo derribado a sus enemigos,
Y vuelto mi mano contra sus adversarios.

15 Los que aborrecen a Jehová se le habrían sometido,
Y el tiempo de ellos sería para siempre.

16 Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo,
Y con miel de la peña les saciaría.

111 ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Álef

Alabaré al Señor con todo el corazón

Bet

    en la asamblea, en compañía de los rectos.

Guímel

Grandes son las obras del Señor;

Dálet

    estudiadas por los que en ellas se deleitan.

He

Gloriosas y majestuosas son sus obras;

Vav

    su justicia permanece para siempre.

Zayin

Ha hecho memorables sus maravillas.

Jet

    ¡El Señor es clemente y compasivo!

Tet

Da de comer a quienes le temen;

Yod

    siempre recuerda su pacto.

Caf

Ha mostrado a su pueblo el poder de sus obras

Lámed

    al darle la heredad de otras naciones.

Mem

Las obras de sus manos son fieles y justas;

Nun

    todos sus preceptos son dignos de confianza,

Sámej

inmutables por los siglos de los siglos,

Ayin

    establecidos con fidelidad y rectitud.

Pe

Pagó el precio del rescate de su pueblo

Tsade

    y estableció su pacto para siempre.

Qof

    ¡Su nombre es santo e imponente!

Resh

10 El principio de la sabiduría es el temor del Señor;

Shin

    buen juicio demuestran quienes cumplen sus preceptos.[a]

Tav

    ¡Su alabanza permanece para siempre!

Footnotes

  1. 111:10 quienes cumplen sus preceptos. Lit. quienes hacen estas cosas.

Las obras redentoras del Señor

111 ¡Aleluya[a]!
Daré gracias al Señor con todo mi corazón(A),
en la compañía de los rectos y en la congregación(B).
Grandes son las obras del Señor(C),
buscadas por todos los que se deleitan en ellas(D).
Esplendor y majestad[b] es su obra(E),
y su justicia permanece para siempre(F).
Ha hecho sus maravillas para ser recordadas[c];
clemente y compasivo es el Señor(G).
Ha dado alimento[d] a los que le temen[e](H);
recordará su pacto para siempre(I).
Ha hecho conocer a su pueblo el poder de sus obras,
al darle la heredad de las naciones.

Las obras de sus manos son verdad[f] y justicia[g](J),
fieles[h] todos sus preceptos(K).
Son afirmados para siempre jamás(L),
ejecutados con verdad[i] y rectitud(M).
Él ha enviado redención a su pueblo(N),
ha ordenado su pacto para siempre;
santo y temible[j] es su nombre(O).
10 El principio de la sabiduría es el temor del[k] Señor(P);
buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos[l](Q);
su alabanza permanece para siempre(R).

Footnotes

  1. Salmos 111:1 O, ¡Alabad al Señor!; heb., Alelu-Yah
  2. Salmos 111:3 O, Espléndida y majestuosa
  3. Salmos 111:4 Lit., un memorial
  4. Salmos 111:5 Lit., presa
  5. Salmos 111:5 O, reverencian
  6. Salmos 111:7 O, fidelidad
  7. Salmos 111:7 O, juicio
  8. Salmos 111:7 O, fidedignos
  9. Salmos 111:8 O, fidelidad
  10. Salmos 111:9 I.e., que inspira reverencia
  11. Salmos 111:10 O, la reverencia por el
  12. Salmos 111:10 Lit., los que los hacen

Las obras redentoras del Señor

111 ¡Aleluya!
Daré gracias al Señor con todo mi corazón(A),
En la compañía de los rectos y en la congregación(B).
Grandes son las obras del Señor(C),
Buscadas por todos los que se deleitan en ellas(D).
Esplendor y majestad es Su obra(E),
Y Su justicia permanece para siempre(F).
Ha hecho Sus maravillas para ser recordadas;
Clemente y compasivo es el Señor(G).
Ha dado alimento a los que le temen[a](H);
Recordará Su pacto para siempre(I).
Ha hecho conocer a Su pueblo el poder de Sus obras,
Al darle la heredad de las naciones.

Las obras de Sus manos son verdad[b] y justicia(J),
Fieles todos Sus preceptos(K).
Son afirmados para siempre(L),
Ejecutados en verdad y rectitud(M).
Él ha enviado redención a Su pueblo(N),
Ha ordenado Su pacto para siempre;
Santo y temible es Su nombre(O).
10 El principio de la sabiduría es el temor del Señor(P);
Buen entendimiento tienen todos los que practican Sus mandamientos(Q);
Su alabanza permanece para siempre(R).

Footnotes

  1. Salmos 111:5 O reverencian.
  2. Salmos 111:7 O fidelidad.

Dios cuida de su pueblo

Aleluya.

111  Alabaré a Jehová con todo el corazón
    En la compañía y congregación de los rectos.

Grandes son las obras de Jehová,
Buscadas de todos los que las quieren.

Gloria y hermosura es su obra,
Y su justicia permanece para siempre.

Ha hecho memorables sus maravillas;
Clemente y misericordioso es Jehová.

Ha dado alimento a los que le temen;
Para siempre se acordará de su pacto.

El poder de sus obras manifestó a su pueblo,
Dándole la heredad de las naciones.

Las obras de sus manos son verdad y juicio;
Fieles son todos sus mandamientos,

Afirmados eternamente y para siempre,
Hechos en verdad y en rectitud.

Redención ha enviado a su pueblo;
Para siempre ha ordenado su pacto;
Santo y temible es su nombre.

10 El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;(A)
Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos;
Su loor permanece para siempre.