Oración de David.

17 Señor, oye mi justo ruego;
    escucha mi clamor;
presta oído a mi oración,
    pues no sale de labios engañosos.
Sé tú mi defensor,
    pues tus ojos ven lo que es justo.

Tú escudriñas mi corazón,
    tú me examinas por las noches;
¡ponme, pues, a prueba,
    que no hallarás en mí maldad alguna!

¡No pasarán por mis labios
    palabras como las de otra gente,
    pues yo cumplo con tu palabra!
Del camino de la violencia
    he apartado mis pasos;
    mis pies están firmes en tus sendas.

A ti clamo, oh Dios, porque tú me respondes;
    inclina a mí tu oído, y escucha mi oración.
Tú, que salvas con tu diestra
    a los que buscan escapar de sus adversarios,
    dame una muestra de tu gran amor.
Cuídame como a la niña de tus ojos;
    escóndeme, bajo la sombra de tus alas,
de los malvados que me atacan,
    de los enemigos que me han cercado.
10 Han cerrado su insensible corazón,
    y profieren insolencias con su boca.
11 Vigilan de cerca mis pasos,
    prestos a derribarme.
12 Parecen leones ávidos de presa,
    leones que yacen al acecho.

13 ¡Vamos, Señor, enfréntate a ellos!
    ¡Derrótalos!
    ¡Con tu espada rescátame de los malvados!
14 ¡Con tu mano, Señor, sálvame de estos mortales
    que no tienen más herencia que esta vida!

Con tus tesoros les has llenado el vientre,
    sus hijos han tenido abundancia,
    y hasta ha sobrado para sus descendientes.
15 Pero yo en justicia contemplaré tu rostro;
    me bastará con verte cuando despierte.

Oración pidiendo protección

Oración de David.

17 Oye, oh Señor, una causa justa(A); atiende a mi clamor(B);
presta oído a mi oración(C), que no es de labios engañosos(D).
Que mi vindicación[a] venga de tu presencia(E);
que tus ojos vean con rectitud[b](F).
Tú has probado mi corazón(G),
me has visitado de noche;
me has puesto a prueba(H) y nada hallaste(I);
he resuelto[c] que mi boca no peque[d](J).
En cuanto a las obras de los hombres, por la palabra de tus labios(K)
yo me he guardado de las sendas de los violentos(L).
Mis pasos se han mantenido firmes en tus senderos[e](M).
No han resbalado mis pies(N).

Yo te he invocado, oh Dios, porque tú me responderás(O);
inclina a mí tu oído(P), escucha mi palabra.
Muestra maravillosamente tu misericordia(Q),
tú que salvas a[f] los que se refugian a tu diestra(R)
huyendo de los que[g] se levantan contra ellos.
Guárdame como a la niña de tus ojos[h](S);
escóndeme a la sombra de tus alas(T)
de los impíos que me despojan(U),
de mis enemigos mortales que me rodean(V).
10 Han cerrado su insensible[i] corazón(W);
hablan arrogantemente con su boca(X).
11 Ahora nos han cercado en nuestros pasos(Y);
fijan sus ojos para echarnos por tierra(Z),
12 como león que ansía despedazar(AA),
como leoncillo que acecha en los escondrijos(AB).

13 Levántate, Señor(AC), sal a su encuentro, derríbalo(AD);
con tu espada(AE) libra mi alma(AF) del impío,
14 de los hombres, con tu mano, oh Señor(AG),
de los hombres del mundo, cuya porción está en esta vida[j](AH),
y cuyo vientre llenas de tu tesoro(AI);
se llenan[k] de hijos,
y dejan lo que les sobra a sus pequeños.
15 En cuanto a mí, en justicia contemplaré tu rostro(AJ);
al despertar, me saciaré cuando contemple tu imagen[l](AK).

Footnotes

  1. Salmos 17:2 Lit., juicio
  2. Salmos 17:2 O, equidad
  3. Salmos 17:3 O, nada de engaño hallaste en mí;
  4. Salmos 17:3 Lit., no haga transgresión
  5. Salmos 17:5 O, huellas
  6. Salmos 17:7 U, oh Salvador de
  7. Salmos 17:7 O, de los que a tu diestra
  8. Salmos 17:8 Lit., la pupila, la niña del ojo
  9. Salmos 17:10 Lit., grasa
  10. Salmos 17:14 O, cuya porción en la vida es del mundo
  11. Salmos 17:14 O, se sacian
  12. Salmos 17:15 O, semejanza

Oración pidiendo protección

Oración de David.

17 Oye, oh Señor, una causa justa(A); atiende a mi clamor(B);
Presta oído a mi oración(C), que no es de labios engañosos(D).
Que de Tu presencia venga mi vindicación(E);
Que Tus ojos vean lo que es justo(F).
Tú has probado mi corazón(G),
Me has visitado de noche;
Me has puesto a prueba(H) y nada hallaste(I).
He resuelto que mi boca no peque(J).
En cuanto a las obras de los hombres, por la palabra de Tus labios(K)
Yo me he guardado de los caminos de los violentos(L).
Mis pasos se han mantenido firmes en Tus sendas(M).
No han resbalado mis pies(N).

Yo te he invocado, oh Dios, porque Tú me responderás(O);
Inclina a mí Tu oído(P), escucha mi palabra.
Muestra maravillosamente Tu misericordia(Q),
Oh, Salvador de los que se refugian a Tu diestra(R)
Huyendo de los que se levantan contra ellos.
Guárdame como a la niña de Tus ojos(S);
Escóndeme a la sombra de Tus alas(T)
De los impíos que me despojan(U),
De mis enemigos mortales que me rodean(V).
10 Han cerrado su insensible corazón(W);
Hablan arrogantemente con su boca(X).
11 Ahora han cercado nuestros pasos(Y);
Fijan sus ojos para echarnos por tierra(Z),
12 Como león que ansía despedazar(AA),
Como leoncillo que acecha en los escondites(AB).

13 Levántate, Señor(AC), sal a su encuentro, derríbalo(AD);
Con Tu espada(AE) libra mi alma(AF) del impío.
14 Líbrame de los hombres, con Tu mano, oh Señor(AG),
De los hombres del mundo, cuya herencia[a] está en esta vida(AH),
Y cuyo vientre llenas de Tu tesoro(AI).
Se llenan de hijos,
Y dejan lo que les abunda a sus pequeños.
15 En cuanto a mí, en justicia contemplaré Tu rostro(AJ);
Al despertar, me saciaré cuando contemple Tu semblante(AK).

Footnotes

  1. Salmos 17:14 Lit. porción.

Plegaria pidiendo protección contra los opresores

Oración de David.

17  Oye, oh Jehová, una causa justa; está atento a mi clamor.
    Escucha mi oración hecha de labios sin engaño.

De tu presencia proceda mi vindicación;
Vean tus ojos la rectitud.

Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche;
Me has puesto a prueba, y nada inicuo hallaste;
He resuelto que mi boca no haga transgresión.

En cuanto a las obras humanas, por la palabra de tus labios
Yo me he guardado de las sendas de los violentos.

Sustenta mis pasos en tus caminos,
Para que mis pies no resbalen.

Yo te he invocado, por cuanto tú me oirás, oh Dios;
Inclina a mí tu oído, escucha mi palabra.

Muestra tus maravillosas misericordias, tú que salvas a los que se refugian a tu diestra,
De los que se levantan contra ellos.

Guárdame como a la niña de tus ojos;
Escóndeme bajo la sombra de tus alas,

De la vista de los malos que me oprimen,
De mis enemigos que buscan mi vida.

10 Envueltos están con su grosura;
Con su boca hablan arrogantemente.

11 Han cercado ahora nuestros pasos;
Tienen puestos sus ojos para echarnos por tierra.

12 Son como león que desea hacer presa,
Y como leoncillo que está en su escondite.

13 Levántate, oh Jehová;
Sal a su encuentro, póstrales;
Libra mi alma de los malos con tu espada,

14 De los hombres con tu mano, oh Jehová,
De los hombres mundanos, cuya porción la tienen en esta vida,
Y cuyo vientre está lleno de tu tesoro.
Sacian a sus hijos,
Y aun sobra para sus pequeñuelos.

15 En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia;
Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.

Acción de gracias por la victoria

(2 S. 22.1-51)

Al músico principal. Salmo de David, siervo de Jehová, el cual

dirigió a Jehová las palabras de este cántico el día que le libró Jehová de mano de todos sus enemigos, y de mano de Saúl. Entonces dijo:

Al director musical. Salmo de los hijos de Coré.

47 Aplaudan, pueblos todos;
    aclamen a Dios con gritos de alegría.
¡Cuán imponente es el Señor Altísimo,
    el gran rey de toda la tierra!
Sometió a nuestro dominio las naciones;
    puso a los pueblos bajo nuestros pies;
escogió para nosotros una heredad
    que es el orgullo de Jacob, a quien amó. Selah

Dios el Señor ha ascendido
    entre gritos de alegría y toques de trompeta.
Canten salmos a Dios, cántenle salmos;
    canten, cántenle salmos a nuestro rey.

Dios es el rey de toda la tierra;
    por eso, cántenle un salmo solemne.[a]
Dios reina sobre las naciones;
    Dios está sentado en su santo trono.
Los nobles de los pueblos se reúnen
    con el pueblo del Dios de Abraham,
10 pues de Dios son los imperios de la tierra.
    ¡Él es grandemente enaltecido!

Footnotes

  1. 47:7 un salmo solemne. Lit. un masquil.

Dios, el Rey de la tierra

Para el director del coro. Salmo de los hijos de Coré.

47 Batid palmas, pueblos todos(A);
aclamad a Dios con voz de júbilo(B).
Porque el Señor, el Altísimo, es digno de ser temido[a](C);
Rey grande es sobre toda la tierra(D).
Él somete pueblos debajo de nosotros(E),
y naciones bajo nuestros pies.
Él nos escoge nuestra heredad(F),
la gloria de Jacob a quien Él ama(G). (Selah[b])

Dios ha ascendido entre aclamaciones(H),
el Señor, al son[c] de trompeta(I).
Cantad alabanzas a Dios, cantad alabanzas(J);
cantad alabanzas a nuestro Rey(K), cantad alabanzas.
Porque Dios es Rey de toda la tierra(L);
cantad alabanzas con armonioso salmo[d](M).
Dios reina sobre las naciones(N);
sentado está[e] Dios en su santo trono(O).
Se han reunido los príncipes[f] de los pueblos(P) como el pueblo del Dios de Abraham(Q);
porque de Dios son los escudos de la tierra(R);
Él es[g] ensalzado en gran manera(S).

Footnotes

  1. Salmos 47:2 O, es temible
  2. Salmos 47:4 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  3. Salmos 47:5 O, entre sonidos
  4. Salmos 47:7 Heb., Masquil
  5. Salmos 47:8 O, se ha sentado
  6. Salmos 47:9 O, nobles
  7. Salmos 47:9 Lit., El se ha

Dios, el Rey de la tierra

Para el director del coro. Salmo de los hijos de Coré.

47 Batan palmas, pueblos todos(A);
Aclamen a Dios con voz de júbilo(B).
Porque el Señor, el Altísimo, es digno de ser temido(C);
Rey grande es sobre toda la tierra(D).
Él somete pueblos debajo de nosotros(E),
Y naciones bajo nuestros pies.
Él nos escoge nuestra heredad(F),
La gloria de Jacob a quien Él ama(G). (Selah)

Dios ha ascendido entre aclamaciones(H),
El Señor, al son de trompeta(I).
Canten alabanzas a Dios, canten alabanzas(J);
Canten alabanzas a nuestro Rey(K), canten alabanzas.
Porque Dios es Rey de toda la tierra(L);
Canten alabanzas con armonioso salmo(M).
Dios reina sobre las naciones(N);
Sentado está Dios en Su santo trono(O).
Se han reunido los príncipes de los pueblos(P) como el pueblo del Dios de Abraham(Q);
Porque de Dios son los escudos de la tierra(R);
Él es ensalzado en gran manera(S).

Dios, el Rey de toda la tierra

Al músico principal. Salmo de los hijos de Coré.

47  Pueblos todos, batid las manos;
    Aclamad a Dios con voz de júbilo.

Porque Jehová el Altísimo es temible;
Rey grande sobre toda la tierra.

El someterá a los pueblos debajo de nosotros,
Y a las naciones debajo de nuestros pies.

El nos elegirá nuestras heredades;
La hermosura de Jacob, al cual amó. Selah

Subió Dios con júbilo,
Jehová con sonido de trompeta.

Cantad a Dios, cantad;
Cantad a nuestro Rey, cantad;

Porque Dios es el Rey de toda la tierra;
Cantad con inteligencia.

Reinó Dios sobre las naciones;
Se sentó Dios sobre su santo trono.

Los príncipes de los pueblos se reunieron
Como pueblo del Dios de Abraham;

10 Porque de Dios son los escudos de la tierra;
El es muy exaltado.

Al director musical. Para Jedutún. Salmo de Asaf.

77 A Dios elevo mi voz suplicante;
    a Dios elevo mi voz para que me escuche.
Cuando estoy angustiado, recurro al Señor;
    sin cesar elevo mis manos por las noches,
    pero me niego a recibir consuelo.
Me acuerdo de Dios, y me lamento;
    medito en él, y desfallezco. Selah
No me dejas conciliar el sueño;
    tan turbado estoy que ni hablar puedo.
5-6 Me pongo a pensar en los tiempos de antaño;
    de los años ya idos me acuerdo.
Mi corazón reflexiona por las noches;[a]
    mi espíritu medita e inquiere:
«¿Nos rechazará el Señor para siempre?
    ¿No volverá a mostrarnos su buena voluntad?
¿Se habrá agotado su gran amor eterno,
    y sus promesas por todas las generaciones?
¿Se habrá olvidado Dios de sus bondades,
    y en su enojo ya no quiere tenernos compasión?» Selah

10 Y me pongo a pensar: «Esto es lo que me duele:
    que haya cambiado la diestra del Altísimo».
11 Prefiero recordar las hazañas del Señor,
    traer a la memoria sus milagros de antaño.
12 Meditaré en todas tus proezas;
    evocaré tus obras poderosas.

13 Santos, oh Dios, son tus caminos;
    ¿qué dios hay tan excelso como nuestro Dios?
14 Tú eres el Dios que realiza maravillas;
    el que despliega su poder entre los pueblos.
15 Con tu brazo poderoso redimiste a tu pueblo,
    a los descendientes de Jacob y de José. Selah

16 Las aguas te vieron, oh Dios,
    las aguas te vieron y se agitaron;
    el propio abismo se estremeció con violencia.
17 Derramaron su lluvia las nubes;
    retumbaron con estruendo los cielos;
    rasgaron el espacio tus centellas.
18 Tu estruendo retumbó en el torbellino
    y tus relámpagos iluminaron el mundo;
    la tierra se estremeció con temblores.
19 Te abriste camino en el mar;
    te hiciste paso entre las muchas aguas,
    y no se hallaron tus huellas.
20 Por medio de Moisés y de Aarón
    guiaste como un rebaño a tu pueblo.

Footnotes

  1. 77:5-6 me acuerdo. / Mi … las noches (LXX); Me acuerdo de mi cántico por las noches con mi corazón (TM).

Las maravillas de Dios en el pasado consuelan en el presente

Para el director del coro; según Jedutún[a].

Salmo de Asaf.

77 Mi voz se eleva a Dios, y a Él clamaré(A);
mi voz se eleva a Dios, y Él me oirá.
En el día de mi angustia(B) busqué al Señor;
en la noche(C) mi mano se extendía(D) sin cansarse;
mi alma rehusaba ser consolada(E).
Me acuerdo de Dios, y me siento turbado(F);
me lamento(G), y mi espíritu desmaya(H). (Selah[b])
Has mantenido abiertos mis párpados;
estoy tan turbado que no puedo hablar(I).
He pensado[c] en los días pasados(J),
en los años antiguos.
De noche me acordaré de mi canción(K);
en mi corazón meditaré(L);
y mi espíritu inquiere[d].

¿Rechazará el Señor para siempre(M),
y no mostrará más su favor(N)?
¿Ha cesado para siempre su misericordia(O)?
¿Ha terminado para siempre[e] su promesa[f](P)?
¿Ha olvidado Dios tener piedad(Q),
o ha retirado[g] con su ira su compasión(R)? (Selah)
10 Entonces dije: Este es mi dolor[h](S):
que la diestra del Altísimo(T) ha cambiado.

11 Me acordaré de las obras del Señor[i](U);
ciertamente me acordaré de tus maravillas antiguas(V).
12 Meditaré en toda tu obra(W),
y reflexionaré en tus hechos.
13 Santo es(X), oh Dios, tu camino;
¿qué dios hay[j] grande como nuestro Dios(Y)?
14 Tú eres el Dios que hace maravillas(Z),
has hecho conocer tu poder(AA) entre los pueblos.
15 Con tu brazo has redimido a tu pueblo(AB),
a los hijos de Jacob y de José(AC). (Selah)

16 Las aguas te vieron, oh Dios(AD),
te vieron las aguas y temieron,
los abismos también se estremecieron.
17 Derramaron aguas las nubes(AE),
tronaron[k] los nubarrones(AF),
también tus saetas centellearon por doquier[l](AG).
18 La voz de tu trueno(AH) estaba en el torbellino,
los relámpagos iluminaron al mundo(AI),
la tierra se estremeció y tembló(AJ).
19 En el mar estaba tu camino(AK),
y tus sendas en las aguas inmensas,
y no se conocieron tus huellas.
20 Como rebaño guiaste a tu pueblo(AL)
por mano de Moisés y de Aarón(AM).

Footnotes

  1. Salmos 77:1 Véase 1 Crón. 16:41; Sal. 39 y 62
  2. Salmos 77:3 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  3. Salmos 77:5 Lit., considerado
  4. Salmos 77:6 Lit., inquiría
  5. Salmos 77:8 Lit., de generación en generación
  6. Salmos 77:8 Lit., palabra
  7. Salmos 77:9 Lit., cerrado
  8. Salmos 77:10 O, Esta es mi pena: los años de la diestra del Altísimo
  9. Salmos 77:11 Heb., Yah
  10. Salmos 77:13 O, es
  11. Salmos 77:17 Lit., emitieron ruido
  12. Salmos 77:17 Lit., tus saetas fueron

Las maravillas de Dios en el pasado consuelan en el presente

Para el director del coro; según Jedutún.

Salmo de Asaf.

77 Mi voz se eleva a Dios, y a Él clamaré(A);
Mi voz se eleva a Dios, y Él me oirá.
En el día de mi angustia(B) busqué al Señor;
En la noche(C) mi mano se extendía(D) sin cansarse;
Mi alma rehusaba ser consolada(E).
Me acuerdo de Dios, y me siento turbado(F);
Me lamento(G), y mi espíritu desmaya(H). (Selah)
Has mantenido abiertos mis párpados;
Estoy tan turbado que no puedo hablar(I).
He pensado en los días pasados(J),
En los años antiguos.
De noche me acordaré de mi canción(K);
En mi corazón meditaré(L),
Y mi espíritu indaga:

¿Rechazará el Señor para siempre(M)?
¿No mostrará más Su favor(N)?
¿Ha cesado para siempre Su misericordia(O)?
¿Ha terminado para siempre Su promesa(P)?
¿Ha olvidado Dios tener piedad(Q),
O ha retirado con Su ira Su compasión(R)? (Selah)
10 Entonces dije: «Este es mi dolor(S):
Que la diestra del Altísimo(T) ha cambiado».

11 Me acordaré de las obras del Señor(U);
Ciertamente me acordaré de Tus maravillas antiguas(V).
12 Meditaré en toda Tu obra(W),
Y reflexionaré en Tus hechos.
13 Santo es(X), oh Dios, Tu camino;
¿Qué dios hay grande como nuestro Dios(Y)?
14 Tú eres el Dios que hace maravillas(Z),
Has hecho conocer Tu poder(AA) entre los pueblos.
15 Con Tu brazo has redimido a Tu pueblo(AB),
A los hijos de Jacob y de José(AC). (Selah)

16 Las aguas te vieron, oh Dios(AD),
Te vieron las aguas y temieron,
Los abismos también se estremecieron.
17 Derramaron aguas las nubes(AE),
Tronaron los nubarrones(AF),
También Tus saetas centellearon por todos lados(AG).
18 La voz de Tu trueno(AH) estaba en el torbellino,
Los relámpagos iluminaron al mundo(AI),
La tierra se estremeció y tembló(AJ).
19 En el mar estaba Tu camino(AK),
Y Tus sendas en las aguas inmensas,
Y no se conocieron Tus huellas.
20 Como rebaño guiaste a Tu pueblo(AL)
Por mano de Moisés y de Aarón(AM).

Meditación sobre los hechos poderosos de Dios

Al músico principal; para Jedutún. Salmo de Asaf.

77  Con mi voz clamé a Dios,
    A Dios clamé, y él me escuchará.

Al Señor busqué en el día de mi angustia;
Alzaba a él mis manos de noche, sin descanso;
Mi alma rehusaba consuelo.

Me acordaba de Dios, y me conmovía;
Me quejaba, y desmayaba mi espíritu. Selah

No me dejabas pegar los ojos;
Estaba yo quebrantado, y no hablaba.

Consideraba los días desde el principio,
Los años de los siglos.

Me acordaba de mis cánticos de noche;
Meditaba en mi corazón,
Y mi espíritu inquiría:

¿Desechará el Señor para siempre,
Y no volverá más a sernos propicio?

¿Ha cesado para siempre su misericordia?
¿Se ha acabado perpetuamente su promesa?

¿Ha olvidado Dios el tener misericordia?
¿Ha encerrado con ira sus piedades? Selah

10 Dije: Enfermedad mía es esta;
Traeré, pues, a la memoria los años de la diestra del Altísimo.

11 Me acordaré de las obras de JAH;
Sí, haré yo memoria de tus maravillas antiguas.

12 Meditaré en todas tus obras,
Y hablaré de tus hechos.

13 Oh Dios, santo es tu camino;
¿Qué dios es grande como nuestro Dios?

14 Tú eres el Dios que hace maravillas;
Hiciste notorio en los pueblos tu poder.

15 Con tu brazo redimiste a tu pueblo,
A los hijos de Jacob y de José. Selah

16 Te vieron las aguas, oh Dios;
Las aguas te vieron, y temieron;
Los abismos también se estremecieron.

17 Las nubes echaron inundaciones de aguas;
Tronaron los cielos,
Y discurrieron tus rayos.

18 La voz de tu trueno estaba en el torbellino;
Tus relámpagos alumbraron el mundo;
Se estremeció y tembló la tierra.

19 En el mar fue tu camino,
Y tus sendas en las muchas aguas;
Y tus pisadas no fueron conocidas.

20 Condujiste a tu pueblo como ovejas
Por mano de Moisés y de Aarón.

LIBRO V(A)

107 Den gracias al Señor, porque él es bueno;
    su gran amor perdura para siempre.
Que lo digan los redimidos del Señor,
    a quienes redimió del poder del adversario,
a quienes reunió de todos los países,
    de oriente y de occidente, del norte y del sur.[a]

Vagaban perdidos por parajes desiertos,
    sin dar con el camino a una ciudad habitable.
Hambrientos y sedientos,
    la vida se les iba consumiendo.
En su angustia clamaron al Señor,
    y él los libró de su aflicción.
Los llevó por el camino recto
    hasta llegar a una ciudad habitable.

¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
¡Él apaga la sed del sediento,
    y sacia con lo mejor al hambriento!

10 Afligidos y encadenados,
    habitaban en las más densas tinieblas
11 por haberse rebelado contra las palabras de Dios,
    por menospreciar los designios del Altísimo.
12 Los sometió[b] a trabajos forzados;
    tropezaban, y no había quien los ayudara.
13 En su angustia clamaron al Señor,
    y él los salvó de su aflicción.
14 Los sacó de las sombras tenebrosas
    y rompió en pedazos sus cadenas.

15 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
16 ¡Él hace añicos las puertas de bronce
    y rompe en mil pedazos las barras de hierro!

17 Trastornados por su rebeldía,
    afligidos por su iniquidad,
18 todo alimento les causaba asco.
    ¡Llegaron a las puertas mismas de la muerte!
19 En su angustia clamaron al Señor,
    y él los salvó de su aflicción.
20 Envió su palabra para sanarlos,
    y así los rescató del sepulcro.

21 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
22 ¡Que ofrezcan sacrificios de gratitud,
    y jubilosos proclamen sus obras!

23 Se hicieron a la mar en sus barcos;
    para comerciar surcaron las muchas aguas.
24 Allí, en las aguas profundas,
    vieron las obras del Señor y sus maravillas.
25 Habló Dios, y se desató un fuerte viento
    que tanto encrespó las olas
26 que subían a los cielos y bajaban al abismo.
    Ante el peligro, ellos perdieron el coraje.
27 Como ebrios tropezaban, se tambaleaban;
    de nada les valía toda su pericia.
28 En su angustia clamaron al Señor,
    y él los sacó de su aflicción.
29 Cambió la tempestad en suave brisa:
    se sosegaron las olas del mar.
30 Ante esa calma se alegraron,
    y Dios los llevó al puerto anhelado.

31 ¡Que den gracias al Señor por su gran amor,
    por sus maravillas en favor de los hombres!
32 ¡Que lo exalten en la asamblea del pueblo!
    ¡Que lo alaben en el consejo de los ancianos!

33 Dios convirtió los ríos en desiertos,
    los manantiales en tierra seca,
34 los fértiles terrenos en tierra salitrosa,
    por la maldad de sus habitantes.
35 Convirtió el desierto en fuentes de agua,
    la tierra seca en manantiales;
36 hizo habitar allí a los hambrientos,
    y ellos fundaron una ciudad habitable.
37 Sembraron campos, plantaron viñedos,
    obtuvieron abundantes cosechas.
38 Dios los bendijo y se multiplicaron,
    y no dejó que menguaran sus rebaños.

39 Pero, si merman y son humillados,
    es por la opresión, la maldad y la aflicción.
40 Dios desdeña a los nobles
    y los hace vagar por desiertos sin senderos.
41 Pero a los necesitados los saca de su miseria,
    y hace que sus familias crezcan como rebaños.
42 Los rectos lo verán y se alegrarán,
    pero todos los impíos serán acallados.

43 Quien sea sabio, que considere estas cosas
    y entienda bien el gran amor del Señor.

Footnotes

  1. 107:3 del sur. Lit. del mar.
  2. 107:12 Los sometió. Lit. Sometió sus corazones.

LIBRO QUINTO

Dios libra de aflicciones

107 (A)Dad gracias al Señor, porque Él es bueno;
porque para siempre es su misericordia(B).
Díganlo los redimidos del Señor(C),
a quienes ha redimido de la mano del adversario(D),
y los ha reunido de las tierras(E),
del oriente y del occidente,
del norte y del sur[a].

Vagaron por el desierto(F), por lugar desolado,
no hallaron camino a ciudad habitada[b](G);
hambrientos y[c] sedientos,
su alma desfallecía en ellos(H).
Entonces en su angustia clamaron al Señor(I),
y Él los libró de sus aflicciones;
y los guió por camino recto[d](J),
para que fueran a una ciudad habitada[e](K).
Den gracias al Señor por su misericordia
y por sus maravillas para con los hijos de los hombres(L).
Porque Él ha saciado al alma sedienta[f](M),
y ha llenado de bienes al alma hambrienta(N).

10 Moradores de tinieblas y de sombra de muerte(O),
prisioneros en miseria[g] y en cadenas[h](P),
11 porque fueron rebeldes a las palabras de Dios(Q)
y despreciaron el consejo del Altísimo(R);
12 humilló pues, sus corazones con trabajos,
tropezaron y no hubo quien los socorriera(S).
13 Entonces en su angustia clamaron al Señor(T)
y Él los salvó de sus aflicciones;
14 los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte(U)
y rompió sus ataduras[i](V).
15 Den gracias al Señor por su misericordia
y por sus maravillas para con los hijos de los hombres(W).
16 Porque Él rompió las puertas de bronce(X)
e hizo pedazos las barras de hierro.

17 Por causa de sus caminos rebeldes[j],
y por causa de sus iniquidades(Y), los insensatos fueron afligidos.
18 Su alma aborreció todo alimento(Z),
y se acercaron(AA) hasta las puertas de la muerte(AB).
19 Entonces en su angustia clamaron al Señor
y Él los salvó de sus aflicciones.
20 Él envió su palabra(AC) y los sanó(AD)
y los libró(AE) de la muerte[k].
21 Den gracias al Señor por su misericordia
y por sus maravillas para con los hijos de los hombres(AF).
22 Ofrezcan también sacrificios de acción de gracias(AG)
y pregonen sus obras con cantos de júbilo(AH).

23 Los que descienden al mar en naves(AI)
y hacen negocio sobre las grandes aguas,
24 ellos han visto las obras del Señor
y sus maravillas en lo profundo.
25 Pues Él habló(AJ), y levantó un viento tempestuoso(AK)
que encrespó las olas del mar[l](AL).
26 Subieron a los cielos, descendieron a las profundidades,
sus almas se consumían[m] por el mal(AM).
27 Temblaban y se tambaleaban como ebrios(AN),
y toda su pericia desapareció[n].
28 Entonces en su angustia clamaron al Señor
y Él los sacó de sus aflicciones.
29 Cambió la tempestad en calma(AO)
y las olas del mar[o] callaron.
30 Entonces se alegraron porque las olas se habían aquietado,
y Él los guió al[p] puerto anhelado.
31 Den gracias al Señor por su misericordia
y por sus maravillas para con los hijos de los hombres(AP).
32 Exáltenle(AQ) también en la congregación del pueblo(AR),
y alábenle en la reunión de los ancianos(AS).

33 Él convierte los ríos en desierto(AT)
y los manantiales en secadales;
34 la tierra fértil(AU) en salinas(AV),
por la maldad de los que moran en ella.
35 Transforma el desierto en estanque de aguas(AW),
y la tierra seca en manantiales;
36 en ella hace morar a los hambrientos,
para que establezcan una ciudad donde vivir[q](AX),
37 y siembren campos, planten viñas(AY),
y recojan una cosecha abundante[r].
38 Los bendice también y se multiplican mucho(AZ),
y no disminuye su ganado(BA).

39 Cuando son disminuidos(BB) y abatidos(BC)
por la opresión, la calamidad y la aflicción,
40 vierte desprecio sobre los príncipes[s](BD),
y los hace vagar(BE) por un yermo sin camino(BF).
41 Pero al pobre(BG) levanta de la miseria y lo pone seguro en alto[t],
y multiplica[u] sus familias(BH) como un rebaño.
42 Los rectos lo ven y se alegran(BI),
pero toda iniquidad cierra su boca(BJ).
43 ¿Quién es sabio(BK)? Que preste atención a estas cosas,
y considere las bondades del Señor(BL).

Footnotes

  1. Salmos 107:3 Lit., mar
  2. Salmos 107:4 O, ciudad habitable; lit., ciudad de habitación
  3. Salmos 107:5 Lit., también
  4. Salmos 107:7 O, llano
  5. Salmos 107:7 O, ciudad habitable; lit., ciudad de habitación
  6. Salmos 107:9 O, anhelante
  7. Salmos 107:10 Lit., aflicción
  8. Salmos 107:10 Lit., hierro
  9. Salmos 107:14 O, cadenas, o, prisiones
  10. Salmos 107:17 Lit., del camino de su transgresión
  11. Salmos 107:20 Lit., sus destrucciones
  12. Salmos 107:25 Lit., de él
  13. Salmos 107:26 O, derretían
  14. Salmos 107:27 Lit., toda su sabiduría fue tragada
  15. Salmos 107:29 Lit., sus olas
  16. Salmos 107:30 Lit., a su
  17. Salmos 107:36 O, ciudad habitable; lit., ciudad de habitación
  18. Salmos 107:37 Lit., adquieran frutos de la cosecha
  19. Salmos 107:40 O, nobles
  20. Salmos 107:41 Lit., en un lugar inaccesible
  21. Salmos 107:41 Lit., pone a

LIBRO QUINTO

Dios libra de aflicciones

107 (A)Den gracias al Señor, porque Él es bueno;
Porque para siempre es Su misericordia(B).
Díganlo los redimidos del Señor(C),
A quienes ha redimido de la mano del adversario(D),
Y los ha reunido de las tierras(E),
Del oriente y del occidente,
Del norte y del sur.

Vagaron por el desierto(F), por lugar desolado,
No hallaron camino a ciudad habitada(G);
Hambrientos y sedientos,
Su alma desfallecía en ellos(H).
Entonces en su angustia clamaron al Señor(I),
Y Él los libró de sus aflicciones;
Y los guió por camino recto(J),
Para que fueran a una ciudad habitada(K).
Den gracias al Señor por Su misericordia
Y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres(L).
Porque Él ha saciado al alma sedienta(M),
Y ha llenado de bienes al alma hambrienta(N).

10 Moradores de tinieblas y de sombra de muerte(O),
Prisioneros en miseria y en cadenas(P),
11 Porque fueron rebeldes a las palabras de Dios(Q)
Y despreciaron el consejo del Altísimo(R);
12 Humilló sus corazones con trabajos,
Tropezaron y no hubo quien los socorriera(S).
13 Entonces en su angustia clamaron al Señor(T)
Y Él los salvó de sus aflicciones;
14 Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte(U)
Y rompió sus cadenas(V).
15 Den gracias al Señor por Su misericordia
Y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres(W).
16 Porque Él rompió las puertas de bronce(X)
E hizo pedazos las barras de hierro.

17 Por causa de sus caminos rebeldes,
Y por causa de sus iniquidades(Y), los insensatos fueron afligidos.
18 Su alma aborreció todo alimento(Z),
Y se acercaron(AA) hasta las puertas de la muerte(AB).
19 Entonces en su angustia clamaron al Señor
Y Él los salvó de sus aflicciones.
20 Él envió Su palabra(AC) y los sanó(AD)
Y los libró(AE) de la muerte.
21 Que ellos den gracias al Señor por Su misericordia
Y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres(AF).
22 Ofrezcan también sacrificios de acción de gracias(AG)
Y hablen de Sus obras con cantos de júbilo(AH).

23 Los que descienden al mar en naves(AI)
Y hacen negocio sobre las grandes aguas,
24 Han visto las obras del Señor
Y Sus maravillas en lo profundo.
25 Pues Él habló(AJ), y levantó un viento tempestuoso(AK)
Que encrespó las olas del mar(AL).
26 Subieron a los cielos, descendieron a las profundidades,
Sus almas se consumían por el mal(AM).
27 Temblaban y se tambaleaban como ebrios(AN),
Y toda su pericia desapareció.
28 En su angustia clamaron al Señor
Y Él los sacó de sus aflicciones.
29 Cambió la tempestad en suave brisa(AO)
Y las olas del mar se calmaron.
30 Entonces se alegraron, porque las olas se habían aquietado,
Y Él los guió al puerto anhelado.
31 Que den gracias al Señor por Su misericordia
Y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres(AP).
32 Exáltenlo(AQ) también en la congregación del pueblo(AR),
Y alábenlo en la reunión de los ancianos(AS).

33 Él convierte los ríos en desierto(AT)
Y los manantiales en secadales;
34 La tierra fértil(AU) en salinas(AV),
Por la maldad de los que moran en ella.
35 Transforma el desierto en estanque de aguas(AW),
Y la tierra seca en manantiales;
36 En ella hace morar a los hambrientos,
Para que establezcan una ciudad donde vivir(AX),
37 Y siembren campos, planten viñas(AY),
Y recojan una cosecha abundante.
38 Los bendice también y se multiplican mucho(AZ),
Y no disminuye su ganado(BA).

39 Cuando son disminuidos(BB) y abatidos(BC)
Por la opresión, la calamidad y la aflicción,
40 Vierte desprecio sobre los príncipes(BD),
Y los hace vagar(BE) por un lugar desolado sin camino(BF).
41 Pero al pobre(BG) lo levanta de la miseria y lo pone seguro en alto,
Y multiplica sus familias(BH) como un rebaño.
42 Los rectos lo ven y se alegran(BI),
Pero a toda iniquidad se le cierra la boca(BJ).
43 ¿Quién es sabio(BK)? Que preste atención a estas cosas,
Y considere las bondades del Señor(BL).