Mictamde David.

16 Cuídame, oh Dios, porque en ti busco refugio.

Yo le he dicho al Señor: «Mi Señor eres tú.
    Fuera de ti, no poseo bien alguno».
En cuanto a los santos que están en la tierra,
    son los gloriosos en quienes está toda mi delicia.[a]
Aumentarán los dolores
    de los que corren tras otros dioses.
¡Jamás derramaré sus sangrientas libaciones,
    ni con mis labios pronunciaré sus nombres!

Tú, Señor, eres mi porción y mi copa;
    eres tú quien ha afirmado mi suerte.
Bellos lugares me han tocado en suerte;
    ¡preciosa herencia me ha correspondido!

Bendeciré al Señor, que me aconseja;
    aun de noche me reprende mi conciencia.
Siempre tengo presente al Señor;
    con él a mi derecha, nada me hará caer.

Por eso mi corazón se alegra,
    y se regocijan mis entrañas;[b]
    todo mi ser se llena de confianza.
10 No dejarás que mi vida termine en el sepulcro;
    no permitirás que sufra corrupción tu siervo fiel.
11 Me has dado a conocer la senda de la vida;
    me llenarás de alegría en tu presencia,
    y de dicha eterna a tu derecha.

Footnotes

  1. 16:3 En cuanto … mi delicia. Alt. Poderosos son los sacerdotes paganos del país, según todos sus seguidores.
  2. 16:9 mis entrañas. Lit. mi gloria.

El Señor, herencia del justo en vida y en muerte

Mictam[a] de David.

16 Protégeme, oh Dios(A), pues en ti me refugio(B).
Yo dije[b] al Señor: Tú eres mi Señor;
ningún bien tengo fuera de ti(C).
En cuanto a los santos que están en la tierra(D),
ellos son los nobles[c] en quienes está toda mi delicia(E).
Se multiplicarán las aflicciones de aquellos que han corrido tras[d] otro dios(F);
no derramaré yo sus libaciones de sangre(G),
ni sus nombres pronunciarán[e] mis labios(H).

El Señor es la porción de mi herencia(I) y de mi copa(J);
tú sustentas mi suerte(K).
Las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables(L);
en verdad mi herencia es hermosa para mí(M).

Bendeciré al Señor que me aconseja(N);
en verdad, en las noches mi corazón[f] me instruye(O).
(P)Al Señor he puesto continuamente delante de mí(Q);
porque está a mi diestra(R), permaneceré firme[g](S).
Por tanto, mi corazón se alegra(T) y mi alma[h] se regocija(U);
también mi carne morará segura(V),
10 pues tú no abandonarás mi alma en el[i] Seol[j](W),
ni permitirás[k] a tu Santo ver corrupción[l](X).
11 Me darás a conocer la senda de la vida(Y);
en tu presencia hay plenitud de gozo(Z);
en tu diestra, deleites para siempre(AA).

Footnotes

  1. Salmos 16:1 Posiblemente, Poema epigramático, Salmo de expiación
  2. Salmos 16:2 O, Alma mía, dijiste
  3. Salmos 16:3 Lit., y los nobles
  4. Salmos 16:4 O, se cambiaron a
  5. Salmos 16:4 Lit., tomaré en
  6. Salmos 16:7 Lit., mis riñones; i.e., el hombre interior
  7. Salmos 16:8 Lit., no seré sacudido
  8. Salmos 16:9 Lit., gloria
  9. Salmos 16:10 Lit., al
  10. Salmos 16:10 I.e., región de los muertos
  11. Salmos 16:10 Lit., darás
  12. Salmos 16:10 O, la fosa

El Señor, herencia del justo en vida y en muerte

Mictam[a] de David.

16 Protégeme, oh Dios(A), pues en Ti me refugio(B).
Yo dije al Señor: «Tú eres mi Señor;
Ningún bien tengo fuera de Ti(C)».
En cuanto a los santos que están en la tierra(D),
Ellos son los nobles en quienes está toda mi delicia(E).
Se multiplicarán las aflicciones de aquellos que han corrido tras otro dios(F);
No derramaré yo sus libaciones de sangre(G),
Ni sus nombres pronunciarán mis labios(H).

El Señor es la porción de mi herencia(I) y de mi copa(J);
Tú sustentas mi suerte(K).
Las cuerdas me cayeron en lugares agradables(L);
En verdad es hermosa la herencia que me ha tocado(M).

Bendeciré al Señor que me aconseja(N);
En verdad, en las noches mi corazón me instruye(O).
(P)Al Señor he puesto continuamente delante de mí(Q);
Porque está a mi diestra(R), permaneceré firme(S).
Por tanto, mi corazón se alegra(T) y mi alma se regocija(U);
También mi carne morará segura(V),
10 Porque Tú no abandonarás mi alma en el Seol(W),
Ni permitirás que Tu Santo sufra corrupción(X).
11 Me darás a conocer la senda de la vida(Y);
En Tu presencia hay plenitud de gozo(Z);
En Tu diestra hay deleites para siempre(AA).

Footnotes

  1. Salmos 16:1 Posiblemente, Poema epigramático, Salmo de expiación.

Una herencia escogida

Mictam de David.

16  Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado.

Oh alma mía, dijiste a Jehová:
Tú eres mi Señor;
No hay para mí bien fuera de ti.

Para los santos que están en la tierra,
Y para los íntegros, es toda mi complacencia.

Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios.
No ofreceré yo sus libaciones de sangre,
Ni en mis labios tomaré sus nombres.

Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa;
Tú sustentas mi suerte.

Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos,
Y es hermosa la heredad que me ha tocado.

Bendeciré a Jehová que me aconseja;
Aun en las noches me enseña mi conciencia.

A Jehová he puesto siempre delante de mí;
Porque está a mi diestra, no seré conmovido.

Se alegró por tanto mi corazón, y se gozó mi alma;
Mi carne también reposará confiadamente;

10 Porque no dejarás mi alma en el Seol,(A)
Ni permitirás que tu santo vea corrupción.(B)

11 Me mostrarás la senda de la vida;
En tu presencia hay plenitud de gozo;
Delicias a tu diestra para siempre.(C)

Al director musical. De los hijos de Coré. Canción según alamot.

46 Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza,
    nuestra ayuda segura en momentos de angustia.
Por eso, no temeremos
    aunque se desmorone la tierra
    y las montañas se hundan en el fondo del mar;
aunque rujan y se encrespen sus aguas,
    y ante su furia retiemblen los montes. Selah

Hay un río cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios,
    la santa habitación del Altísimo.
Dios está en ella, la ciudad no caerá;
    al rayar el alba Dios le brindará su ayuda.
Se agitan las naciones, se tambalean los reinos;
    Dios deja oír su voz, y la tierra se derrumba.

El Señor Todopoderoso está con nosotros;
    nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Vengan y vean los portentos del Señor;
    él ha traído desolación sobre la tierra.
Ha puesto fin a las guerras
    en todos los confines de la tierra;
ha quebrado los arcos, ha destrozado las lanzas,
    ha arrojado los carros al fuego.
10 «Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios.
    ¡Yo seré exaltado entre las naciones!
    ¡Yo seré enaltecido en la tierra!»

11 El Señor Todopoderoso está con nosotros;
    nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Dios, nuestro amparo y fortaleza

Para el director del coro. Salmo de los hijos de Coré, compuesto para Alamot[a]. Cántico.

46 Dios es nuestro refugio y fortaleza(A),
nuestro pronto auxilio[b](B) en las tribulaciones[c](C).
Por tanto, no temeremos(D) aunque la tierra sufra cambios(E),
y aunque los montes se deslicen al fondo[d] de los mares(F);
aunque bramen y se agiten[e] sus aguas(G),
aunque tiemblen los montes con creciente enojo[f]. (Selah[g])

Hay un río(H) cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios(I),
las moradas santas del Altísimo(J).
Dios está en medio de ella(K), no será sacudida;
Dios la ayudará(L) al romper el alba[h].
Bramaron las naciones[i](M), se tambalearon[j] los reinos;
dio[k] Él su voz(N), y la tierra se derritió(O).
El Señor de los ejércitos está con nosotros(P);
nuestro baluarte es el Dios de Jacob(Q). (Selah)

Venid, contemplad las obras del Señor(R),
que ha hecho asolamientos[l] en la tierra(S);
que hace cesar las guerras hasta los confines de la tierra(T);
quiebra el arco, parte la lanza(U),
y quema los carros en el[m] fuego(V).
10 Estad quietos, y sabed que yo soy Dios(W);
exaltado seré entre las naciones[n], exaltado seré en la tierra(X).
11 El Señor de los ejércitos está con nosotros;
nuestro baluarte es el Dios de Jacob. (Selah)

Footnotes

  1. Salmos 46:1 Posiblemente, para voces de soprano
  2. Salmos 46:1 O, muy oportuno socorro
  3. Salmos 46:1 O, las estrecheces
  4. Salmos 46:2 Lit., corazón
  5. Salmos 46:3 Lit., arrojen espuma
  6. Salmos 46:3 U, orgullo
  7. Salmos 46:3 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  8. Salmos 46:5 O, al acercarse la mañana
  9. Salmos 46:6 O, los gentiles
  10. Salmos 46:6 O, vacilaron
  11. Salmos 46:6 O, alzó
  12. Salmos 46:8 O, que Él ha hecho como desolaciones
  13. Salmos 46:9 O, con
  14. Salmos 46:10 O, los gentiles

Dios, nuestro amparo y fortaleza

Para el director del coro. Salmo de los hijos de Coré, compuesto para Alamot[a]. Cántico.

46 Dios es nuestro refugio y fortaleza(A),
Nuestro pronto auxilio(B) en las tribulaciones(C).
Por tanto, no temeremos(D) aunque la tierra sufra cambios(E),
Y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares(F);
Aunque bramen y se agiten sus aguas(G),
Aunque tiemblen los montes con creciente enojo. (Selah)

Hay un río(H) cuyas corrientes alegran la ciudad de Dios(I),
Las moradas santas del Altísimo(J).
Dios está en medio de ella(K), no será sacudida;
Dios la ayudará(L) al romper el alba.
Bramaron las naciones(M), se tambalearon los reinos;
Dio Él Su voz(N), y la tierra se derritió(O).
El Señor de los ejércitos está con nosotros(P);
Nuestro baluarte es el Dios de Jacob(Q). (Selah)

Vengan, contemplen las obras del Señor(R),
Que ha hecho asolamientos en la tierra(S);
Que hace cesar las guerras hasta los confines de la tierra(T);
Quiebra el arco, parte la lanza(U),
Y quema los carros en el fuego(V).
10 Estén quietos, y sepan que Yo soy Dios(W);
Exaltado seré entre las naciones, exaltado seré en la tierra(X).
11 El Señor de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro baluarte es el Dios de Jacob. (Selah)

Footnotes

  1. Salmos 46:1 Posiblemente, para voces de soprano.

Dios es nuestro amparo y fortaleza

Al músico principal; de los hijos de Coré. Salmo sobre Alamot.

46  Dios es nuestro amparo y fortaleza,
    Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar;

Aunque bramen y se turben sus aguas,
Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah

Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,
El santuario de las moradas del Altísimo.

Dios está en medio de ella; no será conmovida.
Dios la ayudará al clarear la mañana.

Bramaron las naciones, titubearon los reinos;
Dio él su voz, se derritió la tierra.

Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Venid, ved las obras de Jehová,
Que ha puesto asolamientos en la tierra.

Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.
Que quiebra el arco, corta la lanza,
Y quema los carros en el fuego.

10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

11 Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Al director musical. Acompáñese con instrumentos de cuerda. Salmo de Asaf. Cántico.

76 Dios es conocido en Judá;
    su nombre es exaltado en Israel.
En Salén se halla su santuario;
    en Sión está su morada.
Allí hizo pedazos las centelleantes saetas,
    los escudos, las espadas, las armas de guerra. Selah

Estás rodeado de esplendor;
    eres más imponente que las montañas eternas.[a]
Los valientes yacen ahora despojados;
    han caído en el sopor de la muerte.
Ninguno de esos hombres aguerridos
    volverá a levantar sus manos.
Cuando tú, Dios de Jacob, los reprendiste,
    quedaron pasmados jinetes y corceles.
Tú, y solo tú, eres de temer.
    ¿Quién puede hacerte frente
    cuando se enciende tu enojo?
Desde el cielo diste a conocer tu veredicto;
    la tierra, temerosa, guardó silencio
cuando tú, oh Dios, te levantaste para juzgar,
    para salvar a los pobres de la tierra. Selah
10 La furia del hombre se vuelve tu alabanza,
    y los que sobrevivan al castigo te harán fiesta.[b]
11 Hagan votos al Señor su Dios, y cúmplanlos;
    que todos los países vecinos
    paguen tributo al Dios temible,
12 al que acaba con el valor de los gobernantes,
    ¡al que es temido por los reyes de la tierra!

Footnotes

  1. 76:4 montañas eternas (LXX); montañas donde hay presa (TM).
  2. 76:10 te harán fiesta (LXX); los ceñirás (TM).

El poder victorioso del Dios de Jacob

Para el director del coro; con instrumentos de cuerdas. Salmo de Asaf. Cántico.

76 Dios es conocido en Judá(A);
grande es su nombre en Israel(B).
En Salem(C) está su tabernáculo[a](D),
y en Sión su morada(E).
Allí quebró las saetas encendidas[b] del arco(F),
el escudo, la espada y las armas de guerra[c]. (Selah[d])

Resplandeciente eres,
más majestuoso que[e] los montes de caza[f].
Fueron despojados los fuertes de corazón(G);
durmieron su sueño,
y ninguno de los guerreros pudo usar[g] sus manos.
A tu reprensión(H), oh Dios de Jacob,
auriga[h] y caballo(I) cayeron en profundo sueño.
Tú, solo tú, has de ser temido(J);
¿y quién podrá estar en pie en tu presencia en el momento de tu ira(K)?

Hiciste oír juicio desde los cielos(L);
temió la tierra(M) y enmudeció
al levantarse Dios para juzgar[i](N),
para salvar a todos los humildes de la tierra. (Selah)
10 Pues el furor del hombre te alabará(O);
con un residuo de furor te ceñirás.

11 Haced votos al Señor vuestro Dios, y cumplidlos(P);
todos los que están alrededor de Él traigan presentes(Q) al que debe ser temido.
12 Él cortará el espíritu[j] de los príncipes;
temido es por[k] los reyes de la tierra(R).

Footnotes

  1. Salmos 76:2 Lit., refugio
  2. Salmos 76:3 Lit., las llamas
  3. Salmos 76:3 Lit., la espada y la batalla
  4. Salmos 76:3 Posiblemente, Pausa, Crescendo, o Interludio
  5. Salmos 76:4 O, majestuoso desde
  6. Salmos 76:4 O, presa, o, botín
  7. Salmos 76:5 Lit., y ninguno de los poderosos encontró
  8. Salmos 76:6 Lit., carro
  9. Salmos 76:9 O, el juicio
  10. Salmos 76:12 O, aliento
  11. Salmos 76:12 Lit., temible es a

El poder victorioso del Dios de Jacob

Para el director del coro; con instrumentos de cuerdas. Salmo de Asaf. Cántico.

76 Dios es conocido en Judá(A);
Grande es Su nombre en Israel(B).
En Salem(C) está Su tabernáculo(D),
Y en Sión Su morada(E).
Allí quebró las flechas encendidas del arco(F),
El escudo, la espada y las armas de guerra. (Selah)

Resplandeciente eres,
Más majestuoso que los montes de caza.
Fueron despojados los fuertes de corazón(G);
Durmieron su sueño,
Y ninguno de los guerreros pudo usar sus manos.
A Tu reprensión(H), oh Dios de Jacob,
Jinete y caballo(I) cayeron en profundo sueño.
Tú, solo Tú, has de ser temido(J);
¿Y quién podrá estar en pie en Tu presencia en el momento de Tu ira(K)?

Hiciste oír juicio desde los cielos(L);
Temió la tierra(M) y enmudeció
Cuando Dios se levantó para juzgar(N),
Para salvar a todos los humildes de la tierra. (Selah)
10 Pues el furor del hombre te alabará(O);
Con un residuo de furor te ceñirás.

11 Hagan votos ustedes al Señor su Dios, y cúmplanlos(P);
Todos los que están alrededor de Él traigan presentes(Q) al que debe ser temido.
12 Él cortará el espíritu de los príncipes;
Temido es por los reyes de la tierra(R).

El Dios de la victoria y del juicio

Al músico principal; sobre Neginot. Salmo de Asaf. Cántico.

76  Dios es conocido en Judá;
    En Israel es grande su nombre.

En Salem está su tabernáculo,
Y su habitación en Sion.

Allí quebró las saetas del arco,
El escudo, la espada y las armas de guerra. Selah

Glorioso eres tú, poderoso más que los montes de caza.

Los fuertes de corazón fueron despojados, durmieron su sueño;
No hizo uso de sus manos ninguno de los varones fuertes.

A tu reprensión, oh Dios de Jacob,
El carro y el caballo fueron entorpecidos.

Tú, temible eres tú;
¿Y quién podrá estar en pie delante de ti cuando se encienda tu ira?

Desde los cielos hiciste oír juicio;
La tierra tuvo temor y quedó suspensa

Cuando te levantaste, oh Dios, para juzgar,
Para salvar a todos los mansos de la tierra. Selah

10 Ciertamente la ira del hombre te alabará;
Tú reprimirás el resto de las iras.

11 Prometed, y pagad a Jehová vuestro Dios;
Todos los que están alrededor de él, traigan ofrendas al Temible.

12 Cortará él el espíritu de los príncipes;
Temible es a los reyes de la tierra.

106 (A)¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Den gracias al Señor, porque él es bueno;
    su gran amor perdura para siempre.
¿Quién puede proclamar las proezas del Señor,
    o expresar toda su alabanza?
Dichosos los que practican la justicia
    y hacen siempre lo que es justo.
Recuérdame, Señor, cuando te compadezcas de tu pueblo;
    ven en mi ayuda el día de tu salvación.
Hazme disfrutar del bienestar de tus escogidos,
    participar de la alegría de tu pueblo
    y expresar mis alabanzas con tu heredad.

Hemos pecado, lo mismo que nuestros padres;
    hemos hecho lo malo y actuado con iniquidad.
Cuando nuestros padres estaban en Egipto,
    no tomaron en cuenta tus maravillas;
no tuvieron presente tu bondad infinita
    y se rebelaron junto al mar, el Mar Rojo.[a]
Pero Dios los salvó, haciendo honor a su nombre,
    para mostrar su gran poder.
Reprendió al Mar Rojo, y este quedó seco;
    los condujo por las profundidades del mar
    como si cruzaran el desierto.
10 Los salvó del poder de sus enemigos,
    del poder de quienes los odiaban.
11 Las aguas envolvieron a sus adversarios,
    y ninguno de estos quedó con vida.
12 Entonces ellos creyeron en sus promesas
    y le entonaron alabanzas.

13 Pero muy pronto olvidaron sus acciones
    y no esperaron a conocer sus planes.
14 En el desierto cedieron a sus propios deseos;
    en los páramos pusieron a prueba a Dios.
15 Y él les dio lo que pidieron,
    pero les envió una enfermedad devastadora.

16 En el campamento tuvieron envidia de Moisés
    y de Aarón, el que estaba consagrado al Señor.
17 Se abrió la tierra y se tragó a Datán;
    sepultó a los seguidores de Abirán.
18 Un fuego devoró a esa pandilla;
    las llamas consumieron a los impíos.

19 En Horeb hicieron un becerro;
    se postraron ante un ídolo de fundición.
20 Cambiaron al que era su motivo de orgullo[b]
    por la imagen de un toro que come hierba.
21 Se olvidaron del Dios que los salvó
    y que había hecho grandes cosas en Egipto:
22 milagros en la tierra de Cam
    y portentos junto al Mar Rojo.
23 Dios amenazó con destruirlos,
    pero no lo hizo por Moisés, su escogido,
que se puso ante él en la brecha
    e impidió que su ira los destruyera.

24 Menospreciaron esa bella tierra;
    no creyeron en la promesa de Dios.
25 Refunfuñaron en sus tiendas de campaña
    y no obedecieron al Señor.
26 Por tanto, él levantó su mano contra ellos
    para hacerlos caer en el desierto,
27 para hacer caer a sus descendientes entre las naciones
    y dispersarlos por todos los países.

28 Se sometieron al yugo de Baal Peor
    y comieron de las ofrendas a ídolos sin vida.[c]
29 Provocaron al Señor con sus malvadas acciones,
    y les sobrevino una plaga.
30 Pero Finés se levantó e hizo justicia,
    y la plaga se detuvo.
31 Esto se le acreditó como un acto de justicia
    para siempre, por todas las generaciones.

32 Junto a las aguas de Meribá hicieron enojar al Señor,
    y a Moisés le fue mal por culpa de ellos,
33 pues lo sacaron de quicio
    y él habló sin pensar lo que decía.
34 No destruyeron a los pueblos
    que el Señor les había señalado,
35 sino que se mezclaron con los paganos
    y adoptaron sus costumbres.
36 Rindieron culto a sus ídolos,
    y se les volvieron una trampa.
37 Ofrecieron a sus hijos y a sus hijas
    como sacrificio a esos demonios.
38 Derramaron sangre inocente,
    la sangre de sus hijos y sus hijas.
Al ofrecerlos en sacrificio a los ídolos de Canaán,
    su sangre derramada profanó la tierra.
39 Tales hechos los contaminaron;
    tales acciones los corrompieron.

40 La ira del Señor se encendió contra su pueblo;
    su heredad le resultó aborrecible.
41 Por eso los entregó a los paganos,
    y fueron dominados por quienes los odiaban.
42 Sus enemigos los oprimieron,
    los sometieron a su poder.
43 Muchas veces Dios los libró;
    pero ellos, empeñados en su rebeldía,
    se hundieron en la maldad.

44 Al verlos Dios angustiados,
    y al escuchar su clamor,
45 se acordó del pacto que había hecho con ellos
    y por su gran amor les tuvo compasión.
46 Hizo que todos sus opresores
    también se apiadaran de ellos.

47 Sálvanos, Señor, Dios nuestro;
    vuelve a reunirnos de entre las naciones,
para que demos gracias a tu santo nombre
    y orgullosos te alabemos.

48 ¡Bendito sea el Señor, el Dios de Israel,
    eternamente y para siempre!
¡Que todo el pueblo diga: «Amén»!

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

Footnotes

  1. 106:7 Mar Rojo. Lit. mar de las Cañas (heb. Yam Suf); también en vv. 9 y 22.
  2. 106:20 Cambiaron … de orgullo. Lit. Cambiaron la gloria de ellos.
  3. 106:28 ofrendas a ídolos sin vida. Lit. ofrendas a los muertos.

La rebeldía de Israel y la liberación del Señor

106 ¡Aleluya[a]!
(A)Dad gracias al Señor, porque es bueno;
porque para siempre es su misericordia(B).
¿Quién puede relatar los poderosos hechos del Señor(C),
o expresar toda su alabanza?
Bienaventurados los que guardan el juicio[b],
los que practican[c] la justicia en todo tiempo(D).

Acuérdate de mí, oh Señor, en tu bondad hacia[d] tu pueblo(E);
visítame con tu salvación,
para que yo vea la prosperidad de tus escogidos(F),
para que me regocije(G) en la alegría de tu nación,
para que me gloríe con tu heredad[e](H).

Nosotros hemos pecado(I) como[f] nuestros padres(J),
hemos hecho iniquidad, nos hemos conducido impíamente.
Nuestros padres en Egipto no entendieron tus maravillas;
no se acordaron(K) de tu infinito amor[g],
sino que se rebelaron junto al mar(L), en el mar Rojo[h].
No obstante, los salvó por amor de su nombre(M),
para manifestar su poder(N).
Reprendió, pues, al mar Rojo(O), y se secó(P);
y los condujo por las profundidades, como por un desierto(Q).
10 Los salvó(R) de mano[i] del que los odiaba,
y los redimió(S) de mano[j] del enemigo.
11 Las aguas cubrieron a sus adversarios(T),
ni uno de ellos escapó.
12 Entonces creyeron en sus palabras(U),
y cantaron su alabanza(V).

13 Pero pronto se olvidaron de sus obras(W);
no esperaron su consejo(X).
14 Tuvieron apetitos desenfrenados en el desierto(Y),
y tentaron[k] a Dios en las soledades(Z).
15 Él les concedió lo que pedían(AA),
pero envió una plaga mortal sobre ellos[l](AB).

16 Cuando en el campamento tuvieron envidia de Moisés(AC),
y de Aarón, el santo del Señor,
17 la tierra se abrió y tragó a Datán(AD),
y se cerró sobre[m] el grupo[n] de Abiram.
18 Un fuego ardió(AE) contra su grupo[o],
la llama consumió a los impíos.

19 Hicieron un becerro en Horeb(AF),
y adoraron una imagen de fundición;
20 cambiaron su gloria(AG)
por la imagen de un buey que come hierba.
21 Se olvidaron de Dios su Salvador(AH),
que había hecho grandes cosas en Egipto(AI),
22 maravillas en la tierra de Cam(AJ),
y cosas asombrosas en el mar Rojo.
23 Él dijo que los hubiera destruido(AK),
de no haberse puesto Moisés, su escogido, en la brecha delante de Él(AL),
a fin de apartar su furor para que no los destruyera.
24 Aborrecieron(AM) la tierra deseable(AN),
no creyeron en su palabra(AO),
25 sino que murmuraron en sus tiendas(AP),
y no escucharon la voz del Señor.
26 Por tanto, les juró[p](AQ)
abatirlos en el desierto,
27 y esparcir su simiente entre las naciones(AR),
y dispersarlos por las tierras(AS).

28 Se unieron también a Baal-peor[q](AT),
y comieron sacrificios ofrecidos a los muertos(AU).
29 Le provocaron, pues, a ira con sus actos(AV),
y la plaga se desató entre ellos.
30 Entonces Finees se levantó e intervino[r](AW),
y cesó la plaga(AX).
31 Y le fue contado por justicia(AY)
por todas las generaciones para siempre.

32 También le hicieron enojarse en las aguas de Meriba[s](AZ),
y le fue mal a Moisés por culpa de ellos(BA),
33 puesto que fueron rebeldes contra su Espíritu[t](BB),
y él habló precipitadamente con sus labios.

34 No destruyeron a los pueblos(BC),
como el Señor les había mandado(BD),
35 sino que se mezclaron con las naciones(BE),
aprendieron sus costumbres[u],
36 y sirvieron a sus ídolos(BF)
que se convirtieron en lazo para ellos(BG).
37 Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas a los demonios(BH),
38 y derramaron sangre inocente(BI),
la sangre de sus hijos y de sus hijas(BJ),
a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán,
y la tierra fue contaminada con sangre(BK).
39 Así se contaminaron en sus costumbres[v](BL),
y fueron infieles[w] en sus hechos(BM).

40 Entonces se encendió la ira del Señor(BN) contra su pueblo,
y Él aborreció su heredad[x](BO).
41 Los entregó en mano de las naciones[y](BP),
y los que los aborrecían se enseñorearon sobre ellos.
42 Sus enemigos también los oprimieron(BQ),
y fueron subyugados bajo su poder[z].
43 Muchas veces los libró(BR);
ellos, sin embargo, fueron rebeldes a su consejo(BS),
y se hundieron en su iniquidad(BT).

44 Sin embargo, Él vio su angustia
al escuchar su clamor(BU);
45 y por amor a ellos se acordó de su pacto(BV),
y se arrepintió[aa] conforme a la grandeza de su misericordia(BW).
46 Les hizo también objeto de compasión(BX)
en presencia de todos los que los tenían cautivos.

47 Sálvanos, oh Señor, Dios nuestro(BY),
y reúnenos de entre las naciones(BZ),
para dar gracias a tu santo nombre,
y para gloriarnos[ab] en tu alabanza(CA).
48 Bendito sea el Señor, Dios de Israel(CB),
desde la eternidad y hasta la eternidad.
Y todo el pueblo diga: Amén.
¡Aleluya[ac]!

Footnotes

  1. Salmos 106:1 O, ¡Alabad al Señor!; heb., Alelu-Yah
  2. Salmos 106:3 O, el derecho
  3. Salmos 106:3 Así en muchos mss. y versiones; en el T.M., el que practica
  4. Salmos 106:4 Lit., de
  5. Salmos 106:5 I.e., pueblo
  6. Salmos 106:6 Lit., con
  7. Salmos 106:7 Lit., la multitud de tus misericordias
  8. Salmos 106:7 Lit., mar de Cañas, y así en los vers. 9 y 22
  9. Salmos 106:10 O, del poder
  10. Salmos 106:10 O, del poder
  11. Salmos 106:14 O, pusieron a prueba
  12. Salmos 106:15 O, flaqueza a sus almas
  13. Salmos 106:17 O, cubrió
  14. Salmos 106:17 O, la banda
  15. Salmos 106:18 O, banda
  16. Salmos 106:26 Lit., les levantó su mano para
  17. Salmos 106:28 O, Baal de Peor
  18. Salmos 106:30 O, hizo juicio
  19. Salmos 106:32 I.e., contienda
  20. Salmos 106:33 O, espíritu
  21. Salmos 106:35 Lit., obras
  22. Salmos 106:39 Lit., obras
  23. Salmos 106:39 Lit., se prostituyeron
  24. Salmos 106:40 I.e., pueblo
  25. Salmos 106:41 O, los gentiles
  26. Salmos 106:42 Lit., mano
  27. Salmos 106:45 O, tuvo compasión
  28. Salmos 106:47 Lit., jactarnos
  29. Salmos 106:48 O, ¡Alabad al Señor!; heb., Alelu-Yah

La rebeldía de Israel y la liberación del Señor

106 ¡Aleluya!
(A)Den gracias al Señor, porque es bueno;
Porque para siempre es Su misericordia(B).
¿Quién puede relatar los poderosos hechos del Señor(C),
O expresar toda Su alabanza?
Bienaventurados los que guardan el juicio,
Los que practican la justicia en todo tiempo(D).

Acuérdate de mí, oh Señor, en Tu bondad hacia Tu pueblo(E);
Visítame con Tu salvación,
Para que yo vea la prosperidad de Tus escogidos(F),
Para que me regocije(G) en la alegría de Tu nación,
Para que me gloríe con Tu heredad(H).

Nosotros hemos pecado(I) como nuestros padres(J),
Hemos hecho iniquidad, nos hemos conducido impíamente.
Nuestros padres en Egipto no entendieron Tus maravillas;
No se acordaron(K) de Tu infinito amor,
Sino que se rebelaron junto al mar(L), en el Mar Rojo.
No obstante, los salvó por amor de Su nombre(M),
Para manifestar Su poder(N).
Reprendió al Mar Rojo(O), y se secó(P);
Y los condujo por las profundidades, como por un desierto(Q).
10 Los salvó(R) de mano del que los odiaba,
Y los redimió(S) de mano del enemigo.
11 Las aguas cubrieron a sus adversarios(T),
Ni uno de ellos escapó.
12 Entonces ellos creyeron en Sus palabras(U),
Y cantaron Su alabanza(V).

13 Pero pronto se olvidaron de Sus obras(W);
No esperaron Su consejo(X).
14 Tuvieron apetitos desenfrenados en el desierto(Y),
Y tentaron a Dios en las soledades(Z).
15 Él les concedió lo que pedían(AA),
Pero envió una plaga mortal sobre ellos(AB).

16 Cuando en el campamento tuvieron envidia de Moisés(AC),
Y de Aarón, el santo del Señor,
17 La tierra se abrió y tragó a Datán(AD),
Y se cerró sobre el grupo de Abiram.
18 Un fuego ardió(AE) contra su grupo,
La llama consumió a los impíos.

19 Hicieron un becerro en Horeb(AF),
Y adoraron una imagen de fundición;
20 Cambiaron su gloria(AG)
Por la imagen de un buey que come hierba.
21 Se olvidaron de Dios su Salvador(AH),
Que había hecho grandes cosas en Egipto(AI),
22 Maravillas en la tierra de Cam(AJ),
Y cosas asombrosas en el Mar Rojo.
23 Él dijo que los hubiera destruido(AK),
De no haberse puesto Moisés, Su escogido, en la brecha delante de Él(AL),
A fin de apartar Su furor para que no los destruyera.
24 Aborrecieron(AM) la tierra deseable(AN),
No creyeron en Su palabra(AO),
25 Sino que murmuraron en sus tiendas(AP),
Y no escucharon la voz del Señor.
26 Por tanto, les juró(AQ)
Abatirlos en el desierto,
27 Y esparcir su simiente entre las naciones(AR),
Y dispersarlos por las tierras(AS).

28 Se unieron también a Baal Peor(AT),
Y comieron sacrificios ofrecidos a los muertos(AU).
29 Lo provocaron a ira con sus actos(AV),
Y la plaga se desató entre ellos.
30 Entonces Finees se levantó e intervino(AW),
Y cesó la plaga(AX).
31 Y le fue contado por justicia(AY)
Por todas las generaciones para siempre.

32 También hicieron que Él se enojara en las aguas de Meriba(AZ),
Y le fue mal a Moisés por culpa de ellos(BA),
33 Puesto que fueron rebeldes contra Su Espíritu(BB),
Y él habló precipitadamente con sus labios.

34 No destruyeron a los pueblos(BC),
Como el Señor les había mandado(BD),
35 Sino que se mezclaron con las naciones(BE),
Aprendieron sus costumbres,
36 Y sirvieron a sus ídolos(BF)
Que se convirtieron en lazo para ellos(BG).
37 Sacrificaron a sus hijos y a sus hijas a los demonios(BH),
38 Y derramaron sangre inocente(BI),
La sangre de sus hijos y de sus hijas(BJ),
A quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán,
Y la tierra fue contaminada con sangre(BK).
39 Así se contaminaron en sus costumbres(BL),
Y fueron infieles en sus hechos(BM).

40 Entonces se encendió la ira del Señor(BN) contra Su pueblo,
Y Él aborreció Su heredad(BO).
41 Los entregó en mano de las naciones(BP),
Y los que los aborrecían se enseñorearon sobre ellos.
42 Sus enemigos también los oprimieron(BQ),
Y fueron subyugados bajo su poder.
43 Muchas veces los libró(BR);
Pero ellos fueron rebeldes en sus propósitos(BS),
Y se hundieron en su iniquidad(BT).

44 Sin embargo, Él vio su angustia
Al escuchar su clamor(BU),
45 Y se acordó de Su pacto por amor a ellos(BV),
Y se arrepintió conforme a la grandeza de Su misericordia(BW).
46 Los hizo también objeto de compasión(BX)
En presencia de todos los que los tenían cautivos.

47 Sálvanos, oh Señor, Dios nuestro(BY),
Y reúnenos de entre las naciones(BZ),
Para dar gracias a Tu santo nombre,
Y para gloriarnos en Tu alabanza(CA).
48 Bendito sea el Señor, Dios de Israel(CB),
Desde la eternidad y hasta la eternidad.
Y todo el pueblo diga: «Amén».
¡Aleluya!