14 De hecho, cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por naturaleza lo que la ley exige,[a] ellos son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley. 15 Estos muestran que llevan escrito en el corazón lo que la ley exige, como lo atestigua su conciencia, pues sus propios pensamientos algunas veces los acusan y otras veces los excusan. 16 Así sucederá el día en que, por medio de Jesucristo, Dios juzgará los secretos de toda persona, como lo declara mi evangelio.

Read full chapter

Footnotes

  1. 2:14 que no tienen … exige. Alt. que por naturaleza no tienen la ley, cumplen lo que la ley exige.

14 Porque cuando los paganos, que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que la ley demanda, son ley para sí mismos, aunque no tengan la ley; 15 y de esa manera demuestran que llevan la ley escrita en su corazón, pues su propia conciencia da testimonio, y sus propios razonamientos los acusarán o defenderán 16 en el día en que Dios juzgará por medio de Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.

Read full chapter

14 Porque cuando los gentiles, que no tienen la ley[a], cumplen por instinto[b] los dictados de la ley(A), ellos, no teniendo la ley[c], son una ley para sí mismos, 15 ya que muestran la obra de la ley escrita en sus corazones(B), su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos, 16 en el día en que, según mi evangelio(C), Dios juzgará los secretos de los hombres mediante Cristo Jesús(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Romanos 2:14 O, no tienen ley
  2. Romanos 2:14 Lit., hacen por naturaleza
  3. Romanos 2:14 O, no teniendo ley

Analogía tomada del matrimonio

Hermanos, les hablo como a quienes conocen la ley. ¿Acaso no saben que uno está sujeto a la ley solamente en vida?

Read full chapter

Analogía tomada del matrimonio

Puesto que hablo con quienes conocen la ley, les pregunto: ¿Acaso ignoran, hermanos, que la ley ejerce poder sobre alguien mientras esa persona vive?

Read full chapter

Analogía tomada del matrimonio

¿Acaso ignoráis, hermanos(A) (pues hablo a los que conocen la ley), que la ley tiene jurisdicción sobre una persona mientras vive?

Read full chapter

Conflicto con el pecado

¿Qué concluiremos? ¿Que la ley es pecado? ¡De ninguna manera! Sin embargo, si no fuera por la ley, no me habría dado cuenta de lo que es el pecado. Por ejemplo, nunca habría sabido yo lo que es codiciar si la ley no hubiera dicho: «No codicies».[a]

Read full chapter

Footnotes

  1. 7:7 Éx 20:17; Dt 5:21

El pecado que mora en mí

¿Concluiremos entonces que la ley es pecado? ¡De ninguna manera! Sin embargo, de no haber sido por la ley, yo no hubiera conocido el pecado; porque si la ley no dijera: «No codiciarás»,(A) tampoco yo habría sabido lo que es codiciar.

Read full chapter

¿Qué diremos(A) entonces? ¿Es pecado la ley? ¡De ningún modo(B)! Al contrario, yo no hubiera llegado a conocer el pecado si no hubiera sido por medio de la ley(C); porque yo no hubiera sabido lo que es la codicia[a], si la ley no hubiera dicho: No codiciaras(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Romanos 7:7 O, lujuria

12 Concluimos, pues, que la ley es santa, y que el mandamiento es santo, justo y bueno.

Read full chapter

12 Podemos decir, entonces, que la ley es santa, y que el mandamiento es santo, justo y bueno.

Read full chapter

12 Así que la ley es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno(A).

Read full chapter

10 Este es el pacto que después de aquel tiempo
    haré con la casa de Israel —dice el Señor—:
Pondré mis leyes en su mente
    y las escribiré en su corazón.
Yo seré su Dios,
    y ellos serán mi pueblo.

Read full chapter

10 Éste es el pacto que haré
con la casa de Israel:
Después de aquellos días (dice el Señor)
pondré mis leyes en su mente,
y las escribiré sobre su corazón.
Yo seré su Dios,
y ellos serán mi pueblo.

Read full chapter

10 Porque este es el pacto(A) que yo haré[a] con la casa de Israel
después de aquellos días, dice el Señor:
Pondré mis leyes en la mente de ellos,
y las escribiré sobre sus corazones(B).
Y yo seré su Dios,
y ellos serán mi pueblo(C).

Read full chapter

Footnotes

  1. Hebreos 8:10 Lit., pactaré

48 El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue. La palabra que yo he proclamado lo condenará en el día final.

Read full chapter

48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue, y es la palabra que he hablado; ella lo juzgará en el día final.

Read full chapter

48 El que me rechaza(A) y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado(B), esa lo juzgará en el día final(C).

Read full chapter