16 A la verdad, no me avergüenzo del evangelio, pues es poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos primeramente, pero también de los gentiles.

Read full chapter

El poder del evangelio

16 No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para la salvación de todo aquel que cree: en primer lugar, para los judíos, y también para los que no lo son.

Read full chapter

Una definición del evangelio

16 Porque no me avergüenzo del evangelio(A), pues es el poder de Dios para la salvación de todo el que cree(B); del judío primeramente(C) y también del griego(D).

Read full chapter

24 Porque en esa esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve ya no es esperanza. ¿Quién espera lo que ya tiene?

Read full chapter

24 Porque con esa esperanza fuimos salvados. Pero la esperanza que se ve, ya no es esperanza, porque ¿quién espera lo que ya está viendo?

Read full chapter

24 Porque en esperanza hemos sido salvos(A), pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno ve?[a](B)

Read full chapter

Footnotes

  1. Romanos 8:24 Algunos mss. antiguos dicen: ¿quién espera lo que ve?