La responsabilidad hacia los demás

No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley. Porque los mandamientos que dicen: «No cometas adulterio», «No mates», «No robes», «No codicies»,[a] y todos los demás mandamientos, se resumen en este precepto: «Ama a tu prójimo como a ti mismo».[b] 10 El amor no perjudica al prójimo. Así que el amor es el cumplimiento de la ley.

Read full chapter

No tengan deudas con nadie, aparte de la deuda de amarse unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Los mandamientos: «No adulterarás»,(A) «no matarás»,(B) «no hurtarás»,(C) «no dirás falso testimonio»,(D) «no codiciarás»,(E) y cualquier otro mandamiento, se resume en esta sentencia: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo.»(F) 10 El amor no hace daño a nadie. De modo que el amor es el cumplimiento de la ley.

Read full chapter

El amor, cumplimiento de la ley

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama a su prójimo[a], ha cumplido la ley(A). Porque esto: No cometerás adulterio, no matarás, no hurtarás, no codiciarás(B), y cualquier[b] otro mandamiento, en estas palabras se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo(C). 10 El amor no hace mal[c] al prójimo; por tanto, el amor es el cumplimiento de la ley(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Romanos 13:8 Lit., al otro
  2. Romanos 13:9 Lit., y si algún
  3. Romanos 13:10 Lit., no obra mal