No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Read full chapter

Y no adopten las costumbres de este mundo, sino transfórmense por medio de la renovación de su mente, para que comprueben cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, agradable y perfecto.

Read full chapter

Y no os adaptéis[a] a este mundo[b](A), sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente(B), para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable[c] y perfecto(C).

Read full chapter

Footnotes

  1. Romanos 12:2 O, no os conforméis
  2. Romanos 12:2 O, siglo
  3. Romanos 12:2 O, agradable

20 El Dios que da la paz levantó de entre los muertos al gran Pastor de las ovejas, a nuestro Señor Jesús, por la sangre del pacto eterno. 21 Que él los capacite en todo lo bueno para hacer su voluntad. Y que, por medio de Jesucristo, Dios cumpla en nosotros lo que le agrada. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Read full chapter

Bendición y saludos finales

20 Que el Dios de paz, que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21 los capacite para toda buena obra, para que hagan su voluntad, y haga en ustedes lo que a él le agrada, por medio de Jesucristo. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Read full chapter

20 Y el Dios de paz(A), que resucitó de entre los muertos(B) a Jesús nuestro Señor, el gran Pastor de las ovejas(C) mediante[a] la sangre(D) del pacto eterno(E), 21 os haga aptos en toda obra buena(F) para hacer su voluntad, obrando Él en nosotros[b](G) lo que es agradable(H) delante de Él mediante Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos(I). Amén.

Read full chapter

Footnotes

  1. Hebreos 13:20 O, en
  2. Hebreos 13:21 Algunos mss. dicen: vosotros

21 »No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino solo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo.

Read full chapter

Jesús conoce a los suyos(A)

21 »No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Read full chapter

21 No todo el que me dice: «Señor, Señor(A)», entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Read full chapter

Viviendo el ejemplo de Cristo

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios.

Read full chapter

Buenos administradores de la gracia de Dios

Puesto que Cristo sufrió por nosotros en su cuerpo, también ustedes deben adoptar esa misma actitud, porque quien sufre en su cuerpo pone fin al pecado, para que el tiempo que le queda de vida en este mundo lo viva conforme a la voluntad de Dios y no conforme a los deseos humanos.

Read full chapter

Cómo quiere Dios que vivamos

Por tanto, puesto que Cristo ha padecido en la carne[a](A), armaos también vosotros con el mismo propósito(B), pues quien ha padecido en la carne[b](C) ha terminado con el pecado, para vivir(D) el tiempo que le queda en la carne(E), no ya para las pasiones humanas, sino para la voluntad de Dios.

Read full chapter

Footnotes

  1. 1 Pedro 4:1 I.e., ha sufrido la muerte
  2. 1 Pedro 4:1 I.e., ha sufrido la muerte

19 Así pues, los que sufren según la voluntad de Dios, entréguense a su fiel creador y sigan practicando el bien.

Read full chapter

19 Así que aquellos que sufren por cumplir la voluntad de Dios, encomienden su alma al fiel Creador, y hagan el bien.

Read full chapter

19 Por consiguiente, los que sufren conforme a la voluntad de Dios(A), encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.

Read full chapter

17 Porque esta desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu desea lo que es contrario a ella. Los dos se oponen entre sí, de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren.

Read full chapter

17 Porque el deseo de la carne se opone al Espíritu, y el del Espíritu se opone a la carne; y éstos se oponen entre sí para que ustedes no hagan lo que quisieran hacer.(A)

Read full chapter

17 Porque el deseo de la carne es contra[a] el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues estos se oponen el uno al otro(A), de manera que no podéis hacer lo que deseáis(B).

Read full chapter

Footnotes

  1. Gálatas 5:17 O, la carne tiene un deseo intenso contra

35 Cualquiera que hace la voluntad de Dios es mi hermano, mi hermana y mi madre.

Read full chapter

35 Porque todo el que hace la voluntad de Dios es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.»

Read full chapter

35 Porque cualquiera que hace la voluntad de Dios(A), ese es mi hermano y hermana y madre.

Read full chapter