Mictamde David.

16 Cuídame, oh Dios, porque en ti busco refugio.

Yo le he dicho al Señor: «Mi Señor eres tú.
    Fuera de ti, no poseo bien alguno».
En cuanto a los santos que están en la tierra,
    son los gloriosos en quienes está toda mi delicia.[a]
Aumentarán los dolores
    de los que corren tras otros dioses.
¡Jamás derramaré sus sangrientas libaciones,
    ni con mis labios pronunciaré sus nombres!

Tú, Señor, eres mi porción y mi copa;
    eres tú quien ha afirmado mi suerte.
Bellos lugares me han tocado en suerte;
    ¡preciosa herencia me ha correspondido!

Bendeciré al Señor, que me aconseja;
    aun de noche me reprende mi conciencia.
Siempre tengo presente al Señor;
    con él a mi derecha, nada me hará caer.

Por eso mi corazón se alegra,
    y se regocijan mis entrañas;[b]
    todo mi ser se llena de confianza.
10 No dejarás que mi vida termine en el sepulcro;
    no permitirás que sufra corrupción tu siervo fiel.
11 Me has dado a conocer la senda de la vida;
    me llenarás de alegría en tu presencia,
    y de dicha eterna a tu derecha.

Footnotes

  1. 16:3 En cuanto … mi delicia. Alt. Poderosos son los sacerdotes paganos del país, según todos sus seguidores.
  2. 16:9 mis entrañas. Lit. mi gloria.

Una herencia escogida

Mictam de David.

16 Cuídame, oh Dios, porque en ti confío.
Yo declaro, Señor, que tú eres mi dueño;
que sin ti no tengo ningún bien.
Poderosos son los dioses del país,
según todos los que en ellos se complacen.
¡Pero grandes dolores esperan a sus seguidores!
¡Jamás derramaré ante ellos ofrendas de sangre,
ni mis labios pronunciarán sus nombres!

Tú, Señor, eres mi copa y mi herencia;
tú eres quien me sostiene.
Por suerte recibí una bella herencia;
hermosa es la heredad que me asignaste.
Por eso te bendigo, Señor,
pues siempre me aconsejas,
y aun de noche me reprendes.
Todo el tiempo pienso en ti, Señor;
contigo a mi derecha, jamás caeré.
Gran regocijo hay en mi corazón y en mi alma;
todo mi ser siente una gran confianza,
10 porque no me abandonarás en el sepulcro,(A)
¡no dejarás que sufra corrupción quien te es fiel.(B)
11 Tú me enseñas el camino de la vida;
con tu presencia me llenas de alegría;
¡estando a tu lado seré siempre dichoso!(C)

El Señor, herencia del justo en vida y en muerte

Mictam[a] de David.

16 Protégeme, oh Dios(A), pues en ti me refugio(B).
Yo dije[b] al Señor: Tú eres mi Señor;
ningún bien tengo fuera de ti(C).
En cuanto a los santos que están en la tierra(D),
ellos son los nobles[c] en quienes está toda mi delicia(E).
Se multiplicarán las aflicciones de aquellos que han corrido tras[d] otro dios(F);
no derramaré yo sus libaciones de sangre(G),
ni sus nombres pronunciarán[e] mis labios(H).

El Señor es la porción de mi herencia(I) y de mi copa(J);
tú sustentas mi suerte(K).
Las cuerdas cayeron para mí en lugares agradables(L);
en verdad mi herencia es hermosa para mí(M).

Bendeciré al Señor que me aconseja(N);
en verdad, en las noches mi corazón[f] me instruye(O).
(P)Al Señor he puesto continuamente delante de mí(Q);
porque está a mi diestra(R), permaneceré firme[g](S).
Por tanto, mi corazón se alegra(T) y mi alma[h] se regocija(U);
también mi carne morará segura(V),
10 pues tú no abandonarás mi alma en el[i] Seol[j](W),
ni permitirás[k] a tu Santo ver corrupción[l](X).
11 Me darás a conocer la senda de la vida(Y);
en tu presencia hay plenitud de gozo(Z);
en tu diestra, deleites para siempre(AA).

Footnotes

  1. Salmos 16:1 Posiblemente, Poema epigramático, Salmo de expiación
  2. Salmos 16:2 O, Alma mía, dijiste
  3. Salmos 16:3 Lit., y los nobles
  4. Salmos 16:4 O, se cambiaron a
  5. Salmos 16:4 Lit., tomaré en
  6. Salmos 16:7 Lit., mis riñones; i.e., el hombre interior
  7. Salmos 16:8 Lit., no seré sacudido
  8. Salmos 16:9 Lit., gloria
  9. Salmos 16:10 Lit., al
  10. Salmos 16:10 I.e., región de los muertos
  11. Salmos 16:10 Lit., darás
  12. Salmos 16:10 O, la fosa