14 a nadie permitió que los oprimiera,
    sino que por ellos reprendió a los reyes:
15 «No toquen a mis ungidos;
    no hagan daño a mis profetas».

Read full chapter

14 pero Dios no dejó que fueran agraviados,
sino que por ellos castigó a los reyes
15 y dijo: «¡No toquen a mis ungidos!
¡No les hagan daño a mis profetas!»(A)

Read full chapter

14 Él no permitió que nadie los oprimiera(A),
y por amor a ellos reprendió a reyes(B), diciendo:
15 No toquéis a mis ungidos(C),
ni hagáis mal a mis profetas.

Read full chapter