21 Has hecho todo esto, y he guardado silencio;
    ¿acaso piensas que soy como tú?
Pero ahora voy a reprenderte;
    cara a cara voy a denunciarte.

Read full chapter

21 Todo esto has hecho, y yo me he callado;
habrás pensado que yo soy como tú.
Pero ahora voy a reprenderte;
voy a exhibir todas tus maldades.

Read full chapter

21 Estas cosas has hecho, y yo he guardado silencio(A);
pensaste que yo era tal como tú;
pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tus delitos(B).

Read full chapter

Que abandone el malvado su camino,
    y el perverso sus pensamientos.
Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios,
    que es generoso para perdonar,
    y de él recibirá misericordia.
«Porque mis pensamientos no son los de ustedes,
ni sus caminos son los míos
            —afirma el Señor—.
Mis caminos y mis pensamientos
    son más altos que los de ustedes;
    ¡más altos que los cielos sobre la tierra!

Read full chapter

¡Que dejen los impíos su camino, y los malvados sus malos pensamientos! ¡Que se vuelvan al Señor, nuestro Dios, y él tendrá misericordia de ellos, pues él sabe perdonar con generosidad.

El Señor ha dicho:

«Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni son sus caminos mis caminos. Así como los cielos son más altos que la tierra, también mis caminos y mis pensamientos son más altos que los caminos y pensamientos de ustedes.

Read full chapter

Abandone el impío su camino(A),
y el hombre inicuo sus pensamientos(B),
y vuélvase al Señor(C),
que tendrá de él compasión(D),
al Dios nuestro,
que será amplio en perdonar(E).
Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos(F),
ni vuestros caminos mis caminos(G) —declara el Señor.
Porque como los cielos son más altos que la tierra(H),
así mis caminos son más altos que vuestros caminos,
y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Read full chapter

La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.

Read full chapter

Las intenciones de la carne llevan a la enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;

Read full chapter

ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios(A), porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo,

Read full chapter

22 Con respecto a la vida que antes llevaban, se les enseñó que debían quitarse el ropaje de la vieja naturaleza, la cual está corrompida por los deseos engañosos; 23 ser renovados en la actitud de su mente; 24 y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad.

Read full chapter

22 En cuanto a su pasada manera de vivir, despójense de su vieja naturaleza,(A) la cual está corrompida por los deseos engañosos; 23 renuévense en el espíritu de su mente, 24 y revístanse de la nueva naturaleza,(B) creada en conformidad con Dios(C) en la justicia y santidad de la verdad.

Read full chapter

22 que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis(A) del viejo hombre(B), que se corrompe según los deseos engañosos[a](C), 23 y que seáis renovados en el espíritu de vuestra mente(D), 24 y os vistáis del nuevo hombre(E), el cual, en la semejanza de Dios[b], ha sido creado(F) en la justicia y santidad de la verdad.

Read full chapter

Footnotes

  1. Efesios 4:22 Lit., las pasiones de engaño
  2. Efesios 4:24 Lit., según Dios

Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo.

Read full chapter

y de desbaratar argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y de llevar cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.

Read full chapter

destruyendo especulaciones[a] y todo razonamiento altivo[b](A) que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo(B),

Read full chapter

Footnotes

  1. 2 Corintios 10:5 O, refutando argumentos
  2. 2 Corintios 10:5 Lit., toda cosa altiva

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Read full chapter

Y que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Read full chapter

Y la paz de Dios(A), que sobrepasa todo entendimiento[a], guardará(B) vuestros corazones y vuestras mentes(C) en Cristo Jesús(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Filipenses 4:7 Lit., toda mente