Más proverbios de Salomón

25 Estos son otros proverbios de Salomón, copiados por los escribas de Ezequías, rey de Judá.

Gloria de Dios es ocultar un asunto,
    y gloria de los reyes el investigarlo.

Tan impenetrable es el corazón de los reyes
    como alto es el cielo y profunda la tierra.

Quita la escoria de la plata,
    y de allí saldrá material para[a] el orfebre;
quita de la presencia del rey al malvado,
    y el rey afirmará su trono en la justicia.

No te des importancia en presencia del rey,
    ni reclames un lugar entre los magnates;
vale más que el rey te diga: «Sube acá»,
    y no que te humille ante gente importante.

Lo que atestigües con tus ojos
    no lo lleves[b] de inmediato al tribunal,
pues ¿qué harás si a fin de cuentas
    tu prójimo te pone en vergüenza?

Defiende tu causa contra tu prójimo,
    pero no traiciones la confianza de nadie,
10 no sea que te avergüence el que te oiga
    y ya no puedas quitarte la infamia.

11 Como naranjas de oro con incrustaciones de plata
    son las palabras dichas a tiempo.

12 Como anillo o collar de oro fino
    son los regaños del sabio en oídos atentos.

13 Como frescura de nieve en día de verano
    es el mensajero confiable para quien lo envía,
    pues infunde nuevo ánimo en sus amos.

14 Nubes y viento, y nada de lluvia,
    es quien presume de dar y nunca da nada.

15 Con paciencia se convence al gobernante.
    ¡La lengua amable quebranta hasta los huesos!

16 Si encuentras miel, no te empalagues;
    la mucha miel provoca náuseas.

17 No frecuentes la casa de tu amigo;
    no sea que lo fastidies y llegue a aborrecerte.

18 Un mazo, una espada, una aguda saeta,
    ¡eso es el falso testigo contra su amigo!

19 Confiar en gente desleal en momentos de angustia
    es como tener un diente cariado o una pierna quebrada.

20 Dedicarle canciones al corazón afligido
    es como echarle vinagre[c] a una herida
    o como andar desabrigado en un día de frío.

21 Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer;
    si tiene sed, dale de beber.
22 Actuando así, harás que se avergüence de su conducta,[d]
    y el Señor te lo recompensará.

23 Con el viento del norte vienen las lluvias;
    con la lengua viperina, las malas caras.

24 Más vale habitar en un rincón de la azotea
    que compartir el techo con mujer pendenciera.

25 Como el agua fresca a la garganta reseca
    son las buenas noticias desde lejanas tierras.

26 Manantial turbio, contaminado pozo,
    es el justo que flaquea ante el impío.

27 No hace bien comer mucha miel,
    ni es honroso buscar la propia gloria.

28 Como ciudad sin defensa y sin murallas
    es quien no sabe dominarse.

Footnotes

  1. 25:4 saldrá material para. Alt. sacará una copa para.
  2. 25:7-8 gente importante. / Lo que … no lo lleves. Alt. gente importante / sobre la que hayas posado tus ojos. No vayas.
  3. 25:20 vinagre (LXX); salitre (TM).
  4. 25:22 harás … conducta. Lit. ascuas amontonarás sobre su cabeza.

Ejemplos prácticos de conducta

25 Éstos son también proverbios de Salomón, copiados por escribas de Ezequías, rey de Judá:

Encubrir un asunto es honroso para Dios;
descubrirlo, es honroso para el rey.
No hay manera de investigar
lo que hay en las alturas de los cielos,
ni lo que hay en las profundidades de la tierra,
ni lo que hay en el corazón de los reyes.
Limpia la plata de la escoria,
y el fundidor sacará de ella una alhaja.
Aparta al impío de la presencia del rey,
y su trono se afirmará en justicia.
No te alabes en presencia del rey
ni ocupes un lugar entre gente importante.
Es mejor que se te invite a subir,
y no ser humillado en presencia del príncipe.

Lo que veas con tus propios ojos(A)
no lo pongas enseguida en disputa,
no sea que al final no sepas qué hacer,
y tu prójimo acabe por ponerte en vergüenza.

Defiende tu caso ante tu compañero,
y no reveles a nadie el secreto;
10 no sea que alguien te oiga y te deshonre,
y ya no puedas reparar tu mala fama.

11 Manzana de oro con adornos de plata:
¡eso es la palabra dicha cuando conviene!

12 Zarcillo de oro, alhaja de oro fino:
¡eso es la reprensión sabia en los oídos atentos.

13 Fresca nieve en un día caluroso:
¡eso es el mensajero fiel para quien lo envía!
A su amo le infunde paz y energía.

14 Un ventarrón, una nube sin lluvia:
¡eso es quien presume de ser generoso!

15 La mucha paciencia aplaca al príncipe;
la lengua afable quiebra los huesos más duros.

16 Si encuentras miel, come sin hartarte:
no sea que te hastíes y la vomites.

17 Aleja tus pasos de la casa del vecino,
no sea que, harto de ti, acabe por odiarte.

18 Martillo, cuchillo, aguda saeta:
¡eso es quien atestigua en falso contra su prójimo!

19 Como tener un diente roto, o zafarse un pie,
así es confiar en un pillo en tiempos de angustia.

20 Cantar canciones al corazón afligido
es como desnudarse en tiempo de frío
o como echar vinagre en una herida abierta.

21 Si el que te odia tiene hambre, dale de comer;
y si tiene sed, dale de beber.
22 Así harás que se avergüence de su conducta,(B)
y el Señor habrá de recompensarte.

23 Los vientos del norte atraen las lluvias,
las malas caras atraen las difamaciones.

24 Es mejor vivir en un rincón del techo
que convivir con una mujer peleonera.

25 Las buenas noticias llegadas de lejos
son como agua fría para la garganta sedienta.

26 Fuente de agua turbia, manantial corrompido:
¡eso es el justo que se rinde ante el impío!

27 No conviene comer mucha miel,
ni tampoco procurar la propia gloria.

28 Ciudad en ruinas, sin muralla protectora:
¡eso es el hombre que no frena sus impulsos!

Comparaciones y lecciones morales

25 También estos son proverbios de Salomón(A), que transcribieron los hombres de Ezequías, rey de Judá:

Es gloria de Dios encubrir una cosa(B),
pero la gloria de los reyes es investigar un asunto(C).
Como la altura de los cielos y la profundidad de la tierra,
así es el corazón de los reyes, inescrutable.
Quita la escoria de la plata(D),
y saldrá un vaso para el orfebre(E);
quita al malo de delante del rey(F),
y su trono se afianzará en la justicia(G).
No hagas ostentación ante el rey,
y no te pongas en el lugar de los grandes;
porque es mejor que te digan: Sube acá,
a que te humillen delante del príncipe
a quien tus ojos han visto(H).

No te apresures a litigar(I);
pues[a] ¿qué harás al final,
cuando tu prójimo te avergüence?
Discute tu caso con tu prójimo(J)
y no descubras el secreto de otro(K),
10 no sea que te reproche el que lo oiga
y tu mala fama no se acabe[b].

11 Como manzanas de oro en engastes de plata
es la palabra dicha a su tiempo(L).
12 Como pendiente[c] de oro(M) y adorno de oro fino(N)
es el sabio que reprende al oído atento(O).
13 Como frescura de nieve en tiempo[d] de la siega
es el mensajero fiel(P) para los que lo envían,
porque refresca el alma de sus señores.
14 Como las nubes y el viento sin lluvia(Q)
es el hombre que se jacta falsamente de sus dones[e](R).
15 Con la mucha paciencia[f] se persuade al príncipe,
y la lengua suave quebranta los huesos(S).
16 ¿Has hallado miel(T)? Come solo lo que necesites[g],
no sea que te hartes y la vomites.
17 No frecuente tu pie la casa de tu vecino,
no sea que él se hastíe de ti y te aborrezca.
18 Como maza y espada(U) y aguda saeta(V)
es el hombre que levanta falso testimonio contra su prójimo(W).
19 Como diente malo y pie que resbala
es la confianza en el hombre pérfido(X) en tiempo de angustia.
20 Como el que se quita la ropa en día de frío, o como el vinagre sobre la lejía[h],
es el que canta canciones a un corazón afligido[i].
21 Si tu enemigo[j] tiene hambre, dale de comer pan,
y si tiene sed, dale de beber agua(Y);
22 porque así amontonarás[k] brasas sobre su cabeza,
y el Señor te recompensará(Z).
23 El viento del norte trae la lluvia,
y la lengua murmuradora[l], el semblante airado(AA).
24 Mejor es vivir en un rincón del terrado
que en una casa con mujer rencillosa[m](AB).
25 Como agua fría para el alma sedienta,
así son las buenas nuevas de una tierra lejana(AC).
26 Como manantial hollado y pozo contaminado[n](AD)
es el justo que cede ante el impío.
27 No es bueno comer mucha miel,
ni el buscar la propia gloria es gloria(AE).
28 Como ciudad invadida y sin murallas(AF)
es el hombre que no domina su espíritu(AG).

Footnotes

  1. Proverbios 25:8 Lit., no sea que
  2. Proverbios 25:10 Lit., vuelva
  3. Proverbios 25:12 O, nariguera
  4. Proverbios 25:13 Lit., día
  5. Proverbios 25:14 Lit., en un don de falsedad
  6. Proverbios 25:15 Lit., largura de ira
  7. Proverbios 25:16 Lit., tu suficiencia
  8. Proverbios 25:20 I.e., carbonato sódico
  9. Proverbios 25:20 Lit., malo
  10. Proverbios 25:21 Lit., el que te odia
  11. Proverbios 25:22 Lit., agarrarás
  12. Proverbios 25:23 Lit., lengua de secreto
  13. Proverbios 25:24 Lit., casa en común con mujer contenciosa
  14. Proverbios 25:26 Lit., en ruinas