34 Dichosos los que me escuchan
    y a mis puertas están atentos cada día,
    esperando a la entrada de mi casa.

Read full chapter

34 Dichoso el hombre que me escucha
y todo el tiempo se mantiene vigilante
a las puertas de mi casa.

Read full chapter

34 Bienaventurado el hombre que me escucha(A),
velando a mis puertas día a día,
aguardando en los postes de mi entrada.

Read full chapter

Presten atención y vengan a mí,
    escúchenme y vivirán.
Haré con ustedes un pacto eterno,
    conforme a mi constante amor por David.

Read full chapter

Inclinen su oído, y vengan a mí; escuchen y vivirán. Yo haré con ustedes un pacto eterno, que es el de mi invariable misericordia por David.(A)

Read full chapter

Inclinad vuestro oído y venid a mí(A),
escuchad y vivirá vuestra alma(B);
y haré con vosotros un pacto eterno(C),
conforme a las fieles misericordias mostradas a[a] David(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Isaías 55:3 Lit., misericordias de

Las mujeres de Jerusalén

Mujeres despreocupadas,
    ¡levántense y escúchenme!
Hijas que se sienten tan confiadas,
    ¡presten atención a lo que voy a decirles!

Read full chapter

Advertencia a las mujeres de Jerusalén

¡Levántense, mujeres indolentes! ¡Escuchen mi voz y mis razones, mujeres confiadas!

Read full chapter

Advertencia a las mujeres de Jerusalén

Levantaos, mujeres indolentes(A),
y oíd mi voz;
hijas confiadas,
prestad oído a mi palabra(B).

Read full chapter

23 Escuchen, oigan mi voz;
    presten atención, oigan mi palabra:

Read full chapter

23 Presten atención, y escuchen mi voz; atiéndanme, y escuchen mis palabras.

Read full chapter

23 Escuchad y oíd mi voz,
prestad atención y oíd mis palabras.

Read full chapter

24 »Pongan mucha atención —añadió—. Con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes, y aún más se les añadirá. 25 Al que tiene, se le dará más; al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le quitará».

Read full chapter

24 También les dijo: «Fíjense bien en lo que oyen, porque con la medida con que ustedes midan a otros, serán medidos,(A) y hasta más se les añadirá. 25 Porque al que tiene, se le dará; y al que no tiene, hasta lo poco que tiene se le arrebatará.»(B)

Read full chapter

24 También les decía: Cuidaos de lo que oís. Con la medida con que midáis, se os medirá(A), y aun más se os dará. 25 Porque al que tiene, se le dará más, pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará(B).

Read full chapter

18 Por lo tanto, pongan mucha atención. Al que tiene, se le dará más; al que no tiene, hasta lo que cree tener se le quitará».

Read full chapter

18 Escúchenme bien: a todo el que tiene, se le dará; y al que no tiene, hasta lo que cree tener se le quitará.»(A)

Read full chapter

18 Por tanto, tened cuidado de cómo oís; porque al que tiene, más le será dado; y al que no tiene, aun lo que cree que tiene[a] se le quitará(A).

Read full chapter

Footnotes

  1. Lucas 8:18 O, parece tener

Por eso, Dios volvió a fijar un día, que es «hoy», cuando mucho después declaró por medio de David lo que ya se ha mencionado:

«Si ustedes oyen hoy su voz,
    no endurezcan el corazón».[a]

Read full chapter

Footnotes

  1. 4:7 Sal 95:7,8

vuelve a determinarse un día, «Hoy», al decir después de tanto tiempo, por medio de David:

«Si ustedes oyen hoy su voz,
no endurezcan su corazón».(A)

Read full chapter

Dios otra vez fija un día: Hoy. Diciendo por medio de[a] David después de mucho tiempo, como se ha dicho antes:

Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones(A).

Read full chapter

Footnotes

  1. Hebreos 4:7 O, en