Add parallel Print Page Options

Conversión y perdón de Israel

14 [a]Vuelve, oh Israel, al Señor tu Dios(A),
pues has tropezado a causa de[b] tu iniquidad(B).
Tomad con vosotros palabras[c], y volveos al Señor.
Decidle: Quita toda iniquidad(C),
y acéptanos bondadosamente[d],
para que podamos presentar el fruto de nuestros labios[e](D).
Asiria no nos salvará,
no montaremos a caballo(E),
y nunca más diremos: «Dios nuestro[f](F)»
a la obra de nuestras manos(G),
pues en ti el huérfano halla misericordia(H).

Yo sanaré su apostasía(I),
los amaré generosamente(J),
pues mi ira se ha apartado de ellos(K).
Seré como rocío para Israel(L);
florecerá como lirio(M),
y extenderá sus raíces como los cedros del Líbano(N).
Brotarán[g] sus renuevos,
y será su esplendor[h] como el del olivo(O),
y su fragancia como la de los cedros del Líbano(P).
Los que moran a su sombra(Q),
cultivarán de nuevo el trigo[i](R)
y florecerán como la vid.
Su fama será como la del vino del Líbano.

Efraín, ¿qué tengo yo que ver ya con los ídolos(S)?
Yo respondo y te[j] cuido.
Yo soy como un frondoso ciprés(T);
de mí procede tu fruto(U).

Quien es sabio, que entienda estas cosas(V);
quien es prudente, que las comprenda.
Porque rectos son los caminos del Señor(W),
y los justos andarán por ellos(X);
pero los transgresores tropezarán en ellos(Y).

Footnotes

  1. Oseas 14:1 En el texto heb., cap. 14:2
  2. Oseas 14:1 O, en
  3. Oseas 14:2 I.e., palabras de arrepentimiento
  4. Oseas 14:2 O, acepta lo que es bueno
  5. Oseas 14:2 Así en algunas versiones antiguas; en el T.M., nuestros labios como toros
  6. Oseas 14:3 O, Dioses nuestros
  7. Oseas 14:6 Lit., Irán
  8. Oseas 14:6 O, gloria
  9. Oseas 14:7 O, volverán, cultivarán el trigo
  10. Oseas 14:8 Lit., lo

Súplica a Israel para que vuelva a Jehová

14  Vuelve, oh Israel, a Jehová tu Dios; porque por tu pecado has caído.

Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios.

No nos librará el asirio; no montaremos en caballos, ni nunca más diremos a la obra de nuestras manos: Dioses nuestros; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.

Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.

Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano.

Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como el Líbano.

Volverán y se sentarán bajo su sombra; serán vivificados como trigo, y florecerán como la vid; su olor será como de vino del Líbano.

Efraín dirá: ¿Qué más tendré ya con los ídolos? Yo lo oiré, y miraré; yo seré a él como la haya verde; de mí será hallado tu fruto.

¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos; mas los rebeldes caerán en ellos.