A A A A A
Bible Book List

Números 7-9 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Ofrendas para la dedicación

El día en que Moisés levantó el tabernáculo, lo ungió y lo apartó como santo. También ungió y apartó todo el mobiliario y el altar con sus utensilios. Después los líderes de Israel —los jefes de las tribus que habían registrado las tropas— llegaron con sus ofrendas. Juntos llevaron seis carretas grandes y doce bueyes —una carreta por cada dos jefes y un buey por cada jefe— y los presentaron al Señor delante del tabernáculo.

Luego el Señor le dijo a Moisés: «Recibe sus ofrendas y usa estos bueyes y carretas para transportar el tabernáculo.[a] Repártelos entre los levitas según el trabajo de cada uno». Así que Moisés tomó las carretas y los bueyes y los entregó a los levitas. Le dio dos carretas y cuatro bueyes a la división gersonita para su trabajo y le dio a la división merarita cuatro carretas y ocho bueyes para su trabajo. Todo el trabajo se realizó bajo el liderazgo de Itamar, hijo del sacerdote Aarón. Pero a la división coatita no le entregó carretas ni bueyes, porque se les requería que hicieran el traslado de los objetos sagrados del tabernáculo sobre sus hombros.

10 Los jefes también presentaron las ofrendas de dedicación para el altar cuando lo ungieron. Cada uno puso sus ofrendas ante el altar. 11 El Señor le dijo a Moisés: «Que cada día un jefe lleve su ofrenda para la dedicación del altar».

12 En el primer día presentó su ofrenda Naasón, hijo de Aminadab, jefe de la tribu de Judá.

13 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos[b] (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 14 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos,[c] lleno de incienso. 15 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 16 y un chivo como ofrenda por el pecado. 17 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Naasón, hijo de Aminadab.

18 En el segundo día presentó su ofrenda Natanael, hijo de Zuar, jefe de la tribu de Isacar.

19 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 20 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 21 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 22 y un chivo como ofrenda por el pecado. 23 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Natanael, hijo de Zuar.

24 En el tercer día presentó su ofrenda Eliab, hijo de Helón, jefe de la tribu de Zabulón.

25 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 26 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 27 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 28 y un chivo como ofrenda por el pecado. 29 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Eliab, el hijo de Helón.

30 En el cuarto día presentó su ofrenda Elisur, hijo de Sedeur, jefe de la tribu de Rubén.

31 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 32 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 33 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 34 y un chivo como ofrenda por el pecado. 35 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Elisur, el hijo de Sedeur.

36 En el quinto día presentó su ofrenda Selumiel, hijo de Zurisadai, jefe de la tribu de Simeón.

37 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 38 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 39 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año para una ofrenda quemada, 40 y un chivo como ofrenda por el pecado. 41 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Selumiel, hijo de Zurisadai.

42 En el sexto día presentó su ofrenda Eliasaf, hijo de Deuel, jefe de la tribu de Gad.

43 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 44 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 45 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 46 y un chivo como ofrenda por el pecado. 47 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Eliasaf, hijo de Deuel.

48 En el séptimo día presentó su ofrenda Elisama, hijo de Amiud, jefe de la tribu de Efraín.

49 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 50 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 51 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 52 y un chivo como ofrenda por el pecado. 53 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Elisama, hijo de Amiud.

54 En el octavo día presentó su ofrenda Gamaliel, hijo de Pedasur, jefe de la tribu de Manasés.

55 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 56 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 57 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 58 y un chivo como ofrenda por el pecado. 59 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Gamaliel, hijo de Pedasur.

60 En el noveno día presentó su ofrenda Abidán, hijo de Gedeoni, jefe de la tribu de Benjamín.

61 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 62 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 63 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 64 y un chivo como ofrenda por el pecado. 65 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Abidán, hijo de Gedeoni.

66 En el décimo día presentó su ofrenda Ahiezer, hijo de Amisadai, jefe de la tribu de Dan.

67 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 68 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 69 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 70 y un chivo como ofrenda por el pecado. 71 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Ahiezer, hijo de Amisadai.

72 En el undécimo día presentó su ofrenda Pagiel, hijo de Ocrán, jefe de la tribu de Aser.

73 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 74 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 75 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 76 y un chivo como ofrenda por el pecado. 77 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Pagiel, hijo de Ocrán.

78 En el duodécimo día presentó su ofrenda Ahira, hijo de Enán, jefe de la tribu de Neftalí.

79 Su ofrenda consistía de una bandeja de plata que pesaba un kilo y medio y un tazón de plata que pesaba ochocientos gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). Los dos contenían ofrendas de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva. 80 También llevó un recipiente de oro que pesaba ciento catorce gramos, lleno de incienso. 81 Llevó un becerro, un carnero y un cordero de un año, para una ofrenda quemada, 82 y un chivo como ofrenda por el pecado. 83 Como ofrenda de paz llevó dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda que llevó Ahira, hijo de Enán.

84 Estas fueron las ofrendas de dedicación que los jefes de Israel llevaron cuando se ungió el altar: doce bandejas de plata, doce tazones de plata y doce recipientes de oro con incienso. 85 Cada bandeja de plata pesaba un kilo y medio, y cada tazón de plata, ochocientos gramos. El peso total de la plata fue veintisiete kilos y medio[d] (calculado según el peso del siclo del santuario). 86 Cada uno de los doce recipientes de oro, que contenían el incienso, pesaba ciento catorce gramos (calculado según el peso del siclo del santuario). El peso total del oro fue un kilo con cuatrocientos gramos.[e] 87 Se donaron doce becerros, doce carneros y doce corderos de un año para las ofrendas quemadas, junto con las ofrendas obligatorias de grano. Llevaron doce chivos para las ofrendas por el pecado. 88 Se donaron veinticuatro toros, sesenta carneros, sesenta chivos y sesenta corderos de un año como ofrendas de paz. Esa fue la ofrenda para la dedicación del altar después de haber sido ungido.

89 Cada vez que Moisés entraba en el tabernáculo para hablar con el Señor, Moisés oía la voz que le hablaba de entre los dos querubines que estaban sobre la tapa del arca —el lugar de la expiación— que está sobre el arca del pacto.[f] Desde ahí el Señor le hablaba a Moisés.

Preparación de las lámparas

El Señor le dijo a Moisés: «Da las siguientes instrucciones a Aarón: cuando pongas las siete lámparas en el candelabro, hazlo de manera que la luz alumbre hacia adelante, enfrente del candelabro». Y así lo hizo Aarón; instaló las siete lámparas para que reflejaran su luz hacia adelante, tal como el Señor le había ordenado a Moisés. Todo el candelabro —desde su base hasta el decorado floral— estaba hecho de oro labrado. Se fabricó conforme al diseño exacto que el Señor le había mostrado a Moisés.

Dedicación de los levitas

Luego el Señor le dijo a Moisés: «Ahora bien, separa a los levitas de los demás israelitas y hazlos ceremonialmente puros. Para hacerlo, rocíalos con el agua de la purificación y haz que se afeiten todo el cuerpo y que laven su ropa. Entonces quedarán ceremonialmente puros. Haz que lleven un becerro y una ofrenda de grano de harina selecta humedecida con aceite de oliva, junto con un segundo becerro para la ofrenda por el pecado. Después reúne a toda la comunidad de Israel y presenta a los levitas a la entrada del tabernáculo.[g] 10 Cuando presentes a los levitas delante del Señor, el pueblo de Israel pondrá sus manos sobre ellos. 11 Con las manos en alto, Aarón presentará a los levitas ante el Señor como una ofrenda especial del pueblo de Israel; así los dedicará al servicio del Señor.

12 »Enseguida los levitas pondrán sus manos sobre la cabeza de los becerros. Presenta un becerro como ofrenda por el pecado y el otro como ofrenda quemada al Señor, para purificar a los levitas y hacerlos justos ante el Señor.[h] 13 Luego haz que los levitas se pongan de pie delante de Aarón y sus hijos y levanta tus manos y preséntalos como una ofrenda especial al Señor. 14 De ese modo apartarás a los levitas del resto del pueblo de Israel, y los levitas me pertenecerán a mí. 15 Así ellos podrán entrar en el tabernáculo para realizar su trabajo, porque los purificaste y los presentaste como una ofrenda especial.

16 »De todo el pueblo de Israel, los levitas están apartados para mí. Yo los he tomado para mí en lugar de los primeros hijos varones de los israelitas; he tomado a los levitas como sustitutos. 17 Pues todo primer nacido de entre el pueblo de Israel es mío, tanto de personas como de animales. Yo los aparté para mí el día que herí de muerte a todos los primeros hijos varones de los egipcios. 18 Es cierto, yo tomé a los levitas en lugar de todos los primeros hijos varones de Israel; 19 y de todos los israelitas, yo he designado a los levitas para Aarón y sus hijos. Ellos servirán en el tabernáculo en nombre de los israelitas y harán sacrificios para purificar al pueblo,[i] de modo que ninguna plaga los azote cuando se acerquen al santuario».

20 Así que Moisés, Aarón y toda la comunidad de Israel dedicaron a los levitas, siguiendo cuidadosamente todas las instrucciones del Señor a Moisés. 21 Los levitas se purificaron del pecado y lavaron sus ropas, y Aarón los presentó al Señor como una ofrenda especial. Entonces ofreció un sacrificio para purificarlos y para hacerlos justos delante del Señor.[j] 22 Después los levitas entraron en el tabernáculo para cumplir con sus responsabilidades de ayudar a Aarón y a sus hijos. Así se llevó a cabo todo lo que el Señor le ordenó a Moisés con respecto a los levitas.

23 El Señor le dio otras instrucciones a Moisés: 24 «Los levitas seguirán esta regla: empezarán su servicio en el tabernáculo a la edad de veinticinco años 25 y se jubilarán a los cincuenta años. 26 Después de su jubilación podrán ayudar a sus compañeros levitas como guardias en el tabernáculo, pero no podrán oficiar en las ceremonias. Así es como asignarás los deberes a los levitas».

La segunda Pascua

Un año después que Israel saliera de Egipto, el Señor le habló a Moisés en el desierto de Sinaí. El primer mes[k] de ese año le dijo: «Di a los israelitas que celebren la Pascua en el tiempo establecido: al atardecer del día catorce del primer mes.[l] Asegúrate de seguir todos mis decretos y todas mis ordenanzas acerca de esta celebración».

Entonces Moisés le dijo al pueblo que celebrara la Pascua en el desierto de Sinaí, al atardecer del día catorce del primer mes. Allí celebraron el festival, así como el Señor le había ordenado a Moisés. Sin embargo, algunos hombres estaban ceremonialmente impuros por haber tocado un cadáver, y por eso no podían celebrar la Pascua aquel día. Así que ese mismo día se acercaron a Moisés y a Aarón y les dijeron:

—Hemos quedado ceremonialmente impuros por tocar un cadáver. Pero ¿por qué se nos debe impedir presentar la ofrenda del Señor en la debida fecha con el resto de los israelitas?

Moisés les contestó:

—Esperen aquí hasta que yo reciba del Señor las instrucciones para ustedes.

Esta fue la respuesta del Señor a Moisés: 10 «Da las siguientes instrucciones al pueblo de Israel: si alguien del pueblo, ya sea ahora o en las generaciones futuras, está ceremonialmente impuro en la fecha establecida para la Pascua por tocar un cadáver, o si está de viaje y no puede estar presente en la ceremonia, aun así podrá celebrar la Pascua del Señor. 11 Esta persona ofrecerá el sacrificio de la Pascua un mes después, al atardecer del día catorce del segundo mes.[m] Comerá el cordero de la Pascua con pan sin levadura y hierbas amargas. 12 No dejará nada del cordero para el día siguiente, ni quebrará ninguno de sus huesos, y debe seguir todas las ordenanzas de rigor acerca de la Pascua.

13 »Aquellos que no estén ceremonialmente impuros ni anden de viaje pero aun así dejen de celebrar la Pascua en la fecha establecida, serán excluidos de la comunidad de Israel. Si no presentan la ofrenda del Señor en la fecha debida, sufrirán las consecuencias de su culpa. 14 Y si el extranjero que vive entre ustedes quiere celebrar la Pascua del Señor, debe seguir estos mismos decretos y ordenanzas. Las mismas leyes se aplican tanto a los israelitas de nacimiento como a los extranjeros que viven entre ustedes».

La nube de fuego

15 El día que se armó el tabernáculo, la nube lo cubrió.[n] Pero desde la tarde hasta el amanecer la nube que cubría el tabernáculo tomaba la apariencia de una columna de fuego. 16 De esta manera ocurría siempre: por la noche la nube que cubría el tabernáculo tomaba la apariencia de fuego. 17 Cada vez que la nube se elevaba de la carpa sagrada, el pueblo de Israel levantaba el campamento y la seguía; donde la nube se detenía, el pueblo de Israel armaba el campamento. 18 De esta manera los israelitas viajaban y acampaban por orden del Señor, donde él les indicaba que fueran. Permanecían en el campamento todo el tiempo que la nube se quedaba encima del tabernáculo. 19 Si la nube se quedaba por largo tiempo sobre el tabernáculo, los israelitas permanecían allí y llevaban a cabo sus deberes ante el Señor. 20 Algunas veces la nube se detenía por pocos días sobre el tabernáculo; entonces el pueblo se quedaba por pocos días, como el Señor ordenaba. Luego, por orden del Señor, levantaban el campamento y se ponían en marcha. 21 Algunas veces la nube se detenía solo por la noche y se elevaba a la mañana siguiente; pero fuera de día o de noche, cuando la nube se elevaba, el pueblo levantaba el campamento y se ponía en marcha. 22 Si la nube permanecía sobre el tabernáculo por dos días, un mes o un año, el pueblo de Israel acampaba y no se ponía en marcha; pero en cuanto se elevaba, ellos levantaban el campamento y se ponían en marcha. 23 Así que acampaban o viajaban bajo las órdenes del Señor y obedecían todo lo que el Señor les decía por medio de Moisés.

Footnotes:

  1. 7:5 En hebreo la carpa de reunión; también en 7:89.
  2. 7:13 En hebreo una bandeja de plata que pesaba 130 [siclos] [3,25 libras] y un tazón de plata que pesaba 70 siclos [1,75 libras]; también en 7:19, 25, 31, 37, 43, 49, 55, 61, 67, 73, 79, 85.
  3. 7:14 En hebreo 10 [siclos] [4 onzas]; también en 7:20, 26, 32, 38, 44, 50, 56, 62, 68, 74, 80, 86.
  4. 7:85 En hebreo 2400 [siclos] [60 libras].
  5. 7:86 En hebreo 120 [siclos] [3 libras].
  6. 7:89 O el arca del testimonio.
  7. 8:9 En hebreo de la carpa de reunión; similar en 8:15, 19, 22, 24, 26.
  8. 8:12 O para hacer expiación por los levitas.
  9. 8:19 O para hacer expiación por el pueblo.
  10. 8:21 O Entonces hizo expiación por ellos para purificarlos.
  11. 9:1 En el antiguo calendario lunar hebreo, el primer mes, por lo general, cae entre marzo y abril.
  12. 9:3 En el antiguo calendario lunar hebreo, ese día caía a fines de marzo, en abril o a principios de mayo.
  13. 9:11 En el antiguo calendario lunar hebreo, ese día caía a fines de abril, en mayo o a principios de junio.
  14. 9:15 En hebreo la nube cubrió el tabernáculo, la carpa del testimonio.
Nueva Traducción Viviente (NTV)

La Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, © Tyndale House Foundation, 2010. Todos los derechos reservados.

  Back

1 of 1

You'll get this book and many others when you join Bible Gateway Plus. Learn more

Viewing of
Cross references
Footnotes