El día del Señor

»Miren, ya viene el día, ardiente como un horno. Todos los soberbios y todos los malvados serán como paja, y aquel día les prenderá fuego hasta dejarlos sin raíz ni rama —dice el Señor Todopoderoso—. Pero para ustedes que temen mi nombre, se levantará el sol de justicia trayendo en sus rayos[a] salud. Y ustedes saldrán saltando como becerros recién alimentados.

Read full chapter

Footnotes

  1. 4:2 rayos. Lit. alas.

La llegada del día del Señor

«¡Ya viene el día, candente como un horno! En ese día, todos los soberbios y todos los malhechores serán como estopa, y serán consumidos hasta las raíces. ¡No quedará de ellos ni una rama! Lo digo yo, el Señor de los ejércitos.

»Pero para ustedes, los que temen mi nombre, brillará un sol de justicia que les traerá salvación. Entonces ustedes saltarán de alegría, como los becerros cuando se apartan de la manada.

Read full chapter

El gran día del Señor

[a]Porque he aquí, viene el día, ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen el mal serán como paja(A); y el día que va a venir les prenderá fuego(B) —dice el Señor de los ejércitos(C)— que no les dejará ni raíz ni rama. Mas para vosotros que teméis[b] mi nombre, se levantará el sol(D) de justicia con la salud(E) en sus alas; y saldréis y saltaréis como terneros(F) del establo.

Read full chapter

Footnotes

  1. Malaquías 4:1 En el texto heb., cap. 3:19
  2. Malaquías 4:2 O, reverenciáis

Pero ¿quién podrá soportar el día de su venida? ¿Quién podrá mantenerse en pie cuando él aparezca? Porque será como fuego de fundidor o lejía de lavandero. Se sentará como fundidor y purificador de plata; purificará a los levitas y los refinará como se refinan el oro y la plata. Entonces traerán al Señor ofrendas conforme a la justicia,

Read full chapter

¿Pero quién podrá resistir cuando él se presente? ¿Quién podrá mantenerse de pie cuando él se manifieste?(A) Él es como un fuego purificador, como el jabón de lavanderos. Se sentará para refinar y limpiar la plata, es decir, limpiará y refinará a los hijos de Leví como se refinan el oro y la plata, para que ellos le presenten al Señor las ofrendas justas.

Read full chapter

¿Pero quién podrá soportar el día de su venida? ¿Y quién podrá mantenerse en pie cuando Él aparezca(A)? Porque Él es como fuego(B) de fundidor y como jabón de lavanderos. Y Él se sentará como fundidor y purificador de plata, y purificará(C) a los hijos de Leví y los acrisolará como a oro y como a plata, y serán los que presenten ofrendas[a] en justicia al Señor(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Malaquías 3:3 U, ofrendas de cereal

10 Pero el día del Señor vendrá como un ladrón. En aquel día los cielos desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella, será quemada.[a]

11 Ya que todo será destruido de esa manera, ¿no deberían vivir ustedes como Dios manda, siguiendo una conducta intachable 12 y esperando ansiosamente[b] la venida del día de Dios? Ese día los cielos serán destruidos por el fuego, y los elementos se derretirán con el calor de las llamas.

Read full chapter

Footnotes

  1. 3:10 será quemada. Var. quedará al descubierto.
  2. 3:12 esperando ansiosamente. Alt. esperando y apresurando.

10 Pero el día del Señor llegará como un ladrón en la noche.(A) Ese día los cielos desaparecerán en medio de un gran estruendo, y los elementos arderán y serán reducidos a cenizas, y la tierra y todo lo que en ella se ha hecho será quemado.

11 Puesto que todo será deshecho, ustedes deben vivir una vida santa y dedicada a Dios, 12 y esperar con ansias la venida del día de Dios. Ese día los cielos serán deshechos por el fuego, y los elementos se fundirán por el calor de las llamas.

Read full chapter

10 Pero el día del Señor(A) vendrá como ladrón(B), en el cual los cielos pasarán(C) con gran estruendo, y los elementos serán destruidos con fuego[a] intenso, y la tierra y las obras que hay en ella serán quemadas[b](D). 11 Puesto que todas estas cosas han de ser destruidas de esta manera, ¡qué clase de personas no debéis ser vosotros en santa conducta y en piedad, 12 esperando y apresurando la venida del día de Dios(E), en[c] el cual los cielos serán destruidos por fuego[d](F) y los elementos(G) se fundirán con intenso calor!

Read full chapter

Footnotes

  1. 2 Pedro 3:10 O, calor
  2. 2 Pedro 3:10 Algunos mss. antiguos dicen: descubiertas
  3. 2 Pedro 3:12 Lit., por
  4. 2 Pedro 3:12 Lit., encendiéndose

11 Ustedes conciben cizaña
    y dan a luz paja;
¡pero el fuego de mi aliento los consumirá!
12 Los pueblos serán calcinados,
    como espinos cortados arderán en el fuego».

13 Ustedes, que están lejos,
    oigan lo que he hecho;
y ustedes, que están cerca,
    reconozcan mi poder.
14 Los pecadores están aterrados en Sión;
    el temblor atrapa a los impíos:
«¿Quién de nosotros puede habitar
    en el fuego consumidor?
¿Quién de nosotros puede habitar
    en la hoguera eterna?»
15 Solo el que procede con justicia
    y habla con rectitud,
el que rechaza la ganancia de la extorsión
    y se sacude las manos para no aceptar soborno,
el que no presta oído a las conjuras de asesinato
    y cierra los ojos para no contemplar el mal.
16 Ese tal morará en las alturas;
    tendrá como refugio una fortaleza de rocas,
se le proveerá de pan,
    y no le faltará el agua.

Read full chapter

11 Puesto que ustedes han concebido hojarascas, sólo producirán rastrojo; su propio aliento será un fuego que los consumirá. 12 Los pueblos parecerán cal quemada, y como espinos arrancados serán echados al fuego. 13 Ustedes, los que están lejos, escuchen lo que he hecho; y ustedes, los que están cerca, reconozcan mi poder.»

14 Los pecadores se asustaron en Sión; el miedo se apoderó de los hipócritas. ¿Quién de nosotros podría convivir con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros podría vivir entre las llamas inextinguibles? 15 Sólo el que se conduce con justicia y habla con rectitud, el que aborrece las ganancias mal habidas, el que se niega a recibir sobornos, el que se tapa los oídos para no escuchar propuestas criminales; el que cierra los ojos para no atestiguar la maldad. 16 Quien es así, habitará en las alturas; las resistentes rocas serán su refugio, y nunca le faltará el pan ni el agua.

Read full chapter

11 Concebisteis paja[a], daréis a luz rastrojo(A);
mi[b] aliento como fuego os consumirá(B).
12 Y los pueblos serán calcinados,
como espinos cortados que son quemados en el fuego(C).

13 Oíd, los que estáis lejos, lo que he hecho;
y los que estáis cerca, reconoced mi poder(D).
14 Aterrados están los pecadores(E) en Sión,
el temblor(F) se ha apoderado de los impíos.
¿Quién de nosotros habitará con el fuego consumidor(G)?
¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas(H)?
15 Él que anda en justicia y habla con sinceridad(I),
el que rehúsa la ganancia injusta[c],
y se sacude las manos[d] para que no retengan soborno;
el que se tapa los oídos para no oír de derramamiento de sangre,
y cierra los ojos para no ver el mal(J);
16 ese morará en las alturas,
en la peña inexpugnable[e] estará su refugio[f](K);
se le dará su pan,
y tendrá segura su agua(L).

Read full chapter

Footnotes

  1. Isaías 33:11 Lit., hierba seca
  2. Isaías 33:11 Así en dos versiones antiguas; en el T.M., vuestro
  3. Isaías 33:15 Lit., de explotadores
  4. Isaías 33:15 Lit., palmas
  5. Isaías 33:16 Lit., las fortalezas de peñas
  6. Isaías 33:16 O, baluarte

31 Igualmente, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el reino de Dios está cerca.

Read full chapter

31 De la misma manera, cuando ustedes vean que todo esto sucede, podrán saber que ya se acerca el reino de Dios.

Read full chapter

31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que el reino de Dios está cerca(A).

Read full chapter

34 »Tengan cuidado, no sea que se les endurezca el corazón por el vicio, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida. De otra manera, aquel día caerá de improviso sobre ustedes, 35 pues vendrá como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.

Read full chapter

34 »Pero tengan cuidado de que su corazón no se recargue de glotonería y embriaguez, ni de las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no les sobrevenga de repente. 35 Porque caerá como un lazo sobre todos los que habitan la faz de la tierra.

Read full chapter

Exhortación a velar

34 Estad alerta(A), no sea que vuestro corazón se cargue con disipación y embriaguez y con las preocupaciones de la vida, y aquel día venga súbitamente sobre vosotros como un lazo; 35 porque vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra.

Read full chapter

18 ¡Ay de los que suspiran
    por el día del Señor!
¿De qué les servirá ese día
    si va a ser de oscuridad y no de luz?

Read full chapter

18 ¡Ay de los que anhelan que llegue el día del Señor! ¿Para qué quieren que llegue el día del Señor? Será un día de tinieblas, y no de luz.

Read full chapter

18 ¡Ay de los que ansían el día del Señor!
¿De qué os servirá el día del Señor(A)?
Será tinieblas, y no luz(B);

Read full chapter