¡Les digo que no! De la misma manera, todos ustedes perecerán, a menos que se arrepientan.

Read full chapter

¡Pues yo les digo que no! Y si ustedes no se arrepienten, también morirán como ellos.

Read full chapter

Os digo que no; al contrario, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Read full chapter

¡Les digo que no! De la misma manera, todos ustedes perecerán, a menos que se arrepientan».

Read full chapter

¡Pues yo les digo que no! Y si ustedes no se arrepienten, también morirán como ellos.»

Read full chapter

Os digo que no; al contrario, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Read full chapter

Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios.[a] Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia.

Read full chapter

Footnotes

  1. 5:5 de Cristo y de Dios. Alt. de Cristo, que es Dios.

Ustedes bien saben que ninguno que sea libertino, inmundo, o avaro (es decir, ningún idólatra), tendrá parte en el reino de Cristo y de Dios. Que nadie los engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre aquellos que no lo obedecen.

Read full chapter

Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra(A), tiene herencia en el reino de Cristo(B) y de Dios. Que nadie os engañe con palabras vanas(C), pues por causa de estas cosas la ira de Dios(D) viene sobre los hijos de desobediencia(E).

Read full chapter

14 Después de esto Jesús lo encontró en el templo y le dijo:

—Mira, ya has quedado sano. No vuelvas a pecar, no sea que te ocurra algo peor.

Read full chapter

14 Después Jesús lo encontró en el templo, y le dijo: «Como puedes ver, has sido sanado; así que no peques más, para que no te sobrevenga algo peor.»

Read full chapter

14 Después de esto Jesús lo halló* en el templo y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más(A), para que no te suceda algo peor(B).

Read full chapter

11 —Nadie, Señor.

—Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.

Read full chapter

11 Ella dijo: «Nadie, Señor.» Entonces Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y no peques más.»][a]

Read full chapter

Footnotes

  1. Juan 8:11 El texto entre corchetes sólo se halla en mss. tardíos.

11 Y ella respondió: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Yo tampoco te condeno(A). Vete; desde ahora no peques más(B).

Read full chapter

23 Porque quien no le haga caso será eliminado del pueblo”.[a]

Read full chapter

Footnotes

  1. 3:23 Lv 23:29; Dt 18:15,18,19

23 Todo aquel que no escuche a ese profeta, será eliminado del pueblo.”(A)

Read full chapter

23 Y sucederá que todo el que[a](A) no preste atención a aquel profeta, será totalmente destruido de entre el pueblo.

Read full chapter

Footnotes

  1. Hechos 3:23 Lit., toda alma que

43 Si tu mano te hace pecar, córtatela. Más te vale entrar en la vida manco que ir con las dos manos al infierno,[a] donde el fuego nunca se apaga.[b]

Read full chapter

Footnotes

  1. 9:43 al infierno. Lit. a la Gehenna; también en vv. 45 y 47.
  2. 9:43 apaga. Var. apaga, 44 donde “su gusano no muere, y el fuego no se apaga”.

43 Si tu mano te lleva a pecar, córtatela. Es mejor que entres en la vida manco, y no que entres con las dos manos y que vayas al infierno, al fuego que nunca se apaga.(A)

Read full chapter

43 Y si tu mano te es ocasión de pecar[a], córtala; te es mejor entrar en la vida manco, que teniendo las dos manos ir al infierno[b](A), al fuego inextinguible(B),

Read full chapter

Footnotes

  1. Marcos 9:43 Lit., tropezar, y así en los vers. 45 y 47
  2. Marcos 9:43 Gr., guéenna