40 Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final.

Read full chapter

40 Y ésta es la voluntad de mi Padre: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo lo resucitaré en el día final.»

Read full chapter

40 Porque esta es la voluntad de mi Padre: que todo aquel que ve al Hijo(A) y cree en Él, tenga vida eterna(B), y yo mismo lo resucitaré en el día final(C).

Read full chapter

24 »Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo.

Read full chapter

24 »Padre, quiero que donde yo estoy también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria, la cual me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo.

Read full chapter

24 Padre, quiero que los que me has dado(A), estén también conmigo donde yo estoy[a](B), para que vean mi gloria, la gloria que me has dado(C); porque me has amado desde antes de la fundación del mundo(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. Juan 17:24 Lit., lo que me has dado, yo deseo que donde yo estoy ellos también estén conmigo

21 ¿Quién es el que me ama? El que hace suyos mis mandamientos y los obedece. Y al que me ama, mi Padre lo amará, y yo también lo amaré y me manifestaré a él».

22 Judas (no el Iscariote) le dijo:

—¿Por qué, Señor, estás dispuesto a manifestarte a nosotros, y no al mundo?

23 Le contestó Jesús:

—El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra morada en él.

Read full chapter

21 El que tiene mis mandamientos, y los obedece, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo lo amaré, y me manifestaré a él.»

22 Judas (pero no el Iscariote) le dijo: «Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?» 23 Jesús le respondió: «El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con él nos quedaremos a vivir.

Read full chapter

21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama(A); y el que me ama será amado por mi Padre(B); y yo lo amaré y me manifestaré a él(C). 22 Judas(D) (no el Iscariote) le dijo*: Señor, ¿y qué ha pasado que te vas a manifestar a nosotros y no al mundo(E)? 23 Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra(F); y mi Padre lo amará(G), y vendremos a él, y haremos con él morada(H).

Read full chapter

Dichosos los de corazón limpio,
    porque ellos verán a Dios.

Read full chapter

»Bienaventurados los de limpio corazón,(A) porque ellos verán a Dios.

Read full chapter

Bienaventurados los de limpio corazón(A), pues ellos verán a Dios(B).

Read full chapter

Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas,[a] hizo brillar su luz en nuestro corazón para que conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rostro de Cristo.

Read full chapter

Footnotes

  1. 4:6 Gn 1:3

Porque Dios, que mandó que de las tinieblas surgiera la luz,(A) es quien brilló en nuestros corazones para que se revelara el conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.

Read full chapter

Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz(A), es el que ha resplandecido en nuestros corazones(B), para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo(C).

Read full chapter

18 Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos[a] como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu.

Read full chapter

Footnotes

  1. 3:18 reflejamos. Alt. contemplamos.

18 Por lo tanto, todos nosotros, que miramos la gloria del Señor a cara descubierta, como en un espejo, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Read full chapter

18 Pero nosotros todos, con el rostro descubierto, contemplando como en un espejo(A) la gloria del Señor(B), estamos siendo transformados en la misma imagen(C) de gloria en gloria, como por el Señor(D), el Espíritu.

Read full chapter

Queridos hermanos, ahora somos hijos de Dios, pero todavía no se ha manifestado lo que habremos de ser. Sabemos, sin embargo, que cuando Cristo venga seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es. Todo el que tiene esta esperanza en Cristo se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Read full chapter

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser. Pero sabemos que, cuando él se manifieste, seremos semejantes a él porque lo veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Read full chapter

Amados(A), ahora somos hijos de Dios(B) y aún no se ha manifestado lo que habremos de ser(C). Pero sabemos que cuando Él se manifieste[a](D), seremos semejantes a Él(E) porque le veremos como Él es(F). Y todo el que tiene esta esperanza puesta en Él(G), se purifica, así como Él es puro(H).

Read full chapter

Footnotes

  1. 1 Juan 3:2 Lit., si se manifiesta