19 Esta es la causa de la condenación: que la luz vino al mundo, pero la humanidad prefirió las tinieblas a la luz, porque sus hechos eran perversos. 20 Pues todo el que hace lo malo aborrece la luz, y no se acerca a ella por temor a que sus obras queden al descubierto. 21 En cambio, el que practica la verdad se acerca a la luz, para que se vea claramente que ha hecho sus obras en obediencia a Dios».[a]

Read full chapter

Footnotes

  1. 3:21 Algunos intérpretes consideran que el discurso de Jesús termina en el v. 15.

19 Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo, pero los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. 20 Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no se acerca a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. 21 Pero el que practica la verdad viene a la luz, para que sea evidente que sus obras son hechas en Dios.»

Read full chapter

19 Y este es el juicio: que la luz vino al mundo(A), y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas(B). 20 Porque todo el que hace lo malo odia la luz(C), y no viene a la luz para que sus acciones no sean expuestas. 21 Pero el que practica la verdad(D) viene a la luz, para que sus acciones sean manifestadas que han sido hechas en Dios.

Read full chapter