10 El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

Read full chapter

10 El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Read full chapter

10 El ladrón solo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida(A), y para que la tengan en abundancia.

Read full chapter

63 El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida.

Read full chapter

63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida.

Read full chapter

63 El Espíritu es el que da vida(A); la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida(B).

Read full chapter

Validez del testimonio de Jesús

12 Una vez más Jesús se dirigió a la gente, y les dijo:

—Yo soy la luz del mundo. El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Read full chapter

Jesús, la luz del mundo

12 En otra ocasión, Jesús dijo: «Yo soy la luz del mundo;(A) el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.»

Read full chapter

Jesús, la luz del mundo

12 Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo(A); el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz(B) de la vida.

Read full chapter

Él nos ha capacitado para ser servidores de un nuevo pacto, no el de la letra, sino el del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida.

Read full chapter

pues él nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto,(A) no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu vivifica.

Read full chapter

el cual también nos hizo suficientes como ministros[a](A) de un nuevo pacto(B), no de la letra, sino del Espíritu(C); porque la letra mata, pero el Espíritu da vida(D).

Read full chapter

Footnotes

  1. 2 Corintios 3:6 O, servidores

21 Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida.

Read full chapter

21 Así que despójense de toda impureza y de tanta maldad, y reciban con mansedumbre la palabra sembrada, que tiene el poder de salvarlos.

Read full chapter

21 Por lo cual, desechando toda inmundicia(A) y todo resto de malicia[a], recibid con humildad[b] la palabra implantada(B), que es poderosa para salvar vuestras almas.

Read full chapter

Footnotes

  1. Santiago 1:21 Lit., toda la abundancia de malicia
  2. Santiago 1:21 O, mansedumbre

12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.

Read full chapter

12 El que tiene al Hijo, tiene la vida, el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Read full chapter

12 El que tiene al Hijo tiene la vida(A), y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.

Read full chapter