A A A A A
Bible Book List

Job 14 Reina Valera Contemporánea (RVC)

14 »Todos los que nacemos de una mujer
vivimos muy poco y sufrimos demasiado.
Somos como las flores: al cortarlas se marchitan;
somos como sombras: efímeras y pasajeras.
¿Y sobre alguien así pones los ojos?
¿Y con alguien así entras en juicio?
¿Acaso la impureza puede purificarse?
¡Eso es algo que nadie puede lograr!
Los días del hombre ya están contados;
tú has decidido ya cuántos meses vivirá;
su vida tiene un límite que no puede traspasar.
¡Deja de mirarlo! ¡Déjalo tranquilo!
¡Deja que goce de la vida antes de morir!

»Al árbol cortado, le quedan raíces;
y vuelve a retoñar, y no le faltan renuevos.
Tal vez con el paso del tiempo envejezca su raíz,
y su tronco llegue a morir en el polvo,
pero al sentir el agua, cobra vida,
y crece y echa nuevo follaje.
10 Pero si el hombre muere, termina su vida;
si el hombre perece, ¿a dónde va a parar?
11 ¡Se evapora, como el agua del mar!
¡Desaparece, como el agua de un río seco!
12 El hombre muere y no vuelve a levantarse;
¡mientras el cielo exista, no se levantará de su sueño!

13 »Quisiera que me escondieras en el sepulcro,
que me ocultaras mientras se aplaca tu enojo,
que te fijaras un plazo para acordarte de mí!
14 Cuando el hombre muere, ¿acaso vuelve a vivir?
Mientras tenga que cumplir mi servicio obligatorio,
esperaré con paciencia a que llegue mi relevo.
15 Cuando tú me llames, yo te responderé;
y te deleitarás en la obra de tus manos.
16 Dejarás entonces de vigilar todos mis pasos,
y dejarás también de contar todos mis pecados,
17 echarás en un saco y guardarás todas mis locuras,
y cubrirás por completo mis injusticias.

18 »El monte que se desgaja, no vuelve a levantarse;
ruedan sus peñas y cambian de lugar;
19 el ímpetu del agua desgasta las piedras,
el aluvión arrastra el polvo de la tierra,
y tú pones fin a nuestras esperanzas.
20 Nos apabullas, y desaparecemos;
nos avasallas, y entonces nos despides.
21 Si nuestros hijos llegan a triunfar, no lo sabremos;
tampoco llegaremos a saber si caen en la deshonra.
22 Solamente sabremos de nuestros sufrimientos,
y cargaremos con nuestra propia tristeza.»

Reina Valera Contemporánea (RVC)

Copyright © 2009, 2011 by Sociedades Bíblicas Unidas

Job 14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Job discurre sobre la brevedad de la vida

14  El hombre nacido de mujer,
    Corto de días, y hastiado de sinsabores,

Sale como una flor y es cortado,
Y huye como la sombra y no permanece.

¿Sobre éste abres tus ojos,
Y me traes a juicio contigo?

¿Quién hará limpio a lo inmundo?
Nadie.

Ciertamente sus días están determinados,
Y el número de sus meses está cerca de ti;
Le pusiste límites, de los cuales no pasará.

Si tú lo abandonares, él dejará de ser;
Entre tanto deseará, como el jornalero, su día.

Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza;
Retoñará aún, y sus renuevos no faltarán.

Si se envejeciere en la tierra su raíz,
Y su tronco fuere muerto en el polvo,

Al percibir el agua reverdecerá,
Y hará copa como planta nueva.

10 Mas el hombre morirá, y será cortado;
Perecerá el hombre, ¿y dónde estará él?

11 Como las aguas se van del mar,
Y el río se agota y se seca,

12 Así el hombre yace y no vuelve a levantarse;
Hasta que no haya cielo, no despertarán,
Ni se levantarán de su sueño.

13 !!Oh, quién me diera que me escondieses en el Seol,
Que me encubrieses hasta apaciguarse tu ira,
Que me pusieses plazo, y de mí te acordaras!

14 Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?
Todos los días de mi edad esperaré,
Hasta que venga mi liberación.

15 Entonces llamarás, y yo te responderé;
Tendrás afecto a la hechura de tus manos.

16 Pero ahora me cuentas los pasos,
Y no das tregua a mi pecado;

17 Tienes sellada en saco mi prevaricación,
Y tienes cosida mi iniquidad.

18 Ciertamente el monte que cae se deshace,
Y las peñas son removidas de su lugar;

19 Las piedras se desgastan con el agua impetuosa, que se lleva el polvo de la tierra;
De igual manera haces tú perecer la esperanza del hombre.

20 Para siempre serás más fuerte que él, y él se va;
Demudarás su rostro, y le despedirás.

21 Sus hijos tendrán honores, pero él no lo sabrá;
O serán humillados, y no entenderá de ello.

22 Mas su carne sobre él se dolerá,
Y se entristecerá en él su alma.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Versión Reina-Valera 1960 © Sociedades Bíblicas en América Latina, 1960. Renovado © Sociedades Bíblicas Unidas, 1988.

Viewing of
Cross references
Footnotes