Advertencia a los ricos opresores

Ahora escuchen, ustedes los ricos: ¡lloren a gritos por las calamidades que se les vienen encima! Se ha podrido su riqueza, y sus ropas están comidas por la polilla. Se han oxidado su oro y su plata. Ese óxido dará testimonio contra ustedes y consumirá como fuego sus cuerpos. Han amontonado riquezas, ¡y eso que estamos en los últimos tiempos! Oigan cómo clama contra ustedes el salario no pagado a los obreros que les trabajaron sus campos. El clamor de esos trabajadores ha llegado a oídos del Señor Todopoderoso. Ustedes han llevado en este mundo una vida de lujo y de placer desenfrenado. Lo que han hecho es engordar para el día de la matanza.[a] Han condenado y matado al justo sin que él les ofreciera resistencia.

Paciencia en los sufrimientos

Por tanto, hermanos, tengan paciencia hasta la venida del Señor. Miren cómo espera el agricultor a que la tierra dé su precioso fruto y con qué paciencia aguarda las temporadas de lluvia. Así también ustedes, manténganse firmes y aguarden con paciencia la venida del Señor, que ya se acerca. No se quejen unos de otros, hermanos, para que no sean juzgados. ¡El juez ya está a la puerta!

10 Hermanos, tomen como ejemplo de sufrimiento y de paciencia a los profetas que hablaron en el nombre del Señor. 11 En verdad, consideramos dichosos a los que perseveraron. Ustedes han oído hablar de la perseverancia de Job, y han visto lo que al final le dio el Señor. Es que el Señor es muy compasivo y misericordioso.

12 Sobre todo, hermanos míos, no juren ni por el cielo ni por la tierra ni por ninguna otra cosa. Que su «sí» sea «sí», y su «no», «no», para que no sean condenados.

La oración de fe

13 ¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore. ¿Está alguno de buen ánimo? Que cante alabanzas. 14 ¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. 15 La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y, si ha pecado, su pecado se le perdonará. 16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

17 Elías era un hombre con debilidades como las nuestras. Con fervor oró que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y medio. 18 Volvió a orar, y el cielo dio su lluvia y la tierra produjo sus frutos.

19 Hermanos míos, si alguno de ustedes se extravía de la verdad, y otro lo hace volver a ella, 20 recuerden que quien hace volver a un pecador de su extravío lo salvará de la muerte y cubrirá muchísimos pecados.

Footnotes

  1. 5:5 Lo … matanza. Alt. Han engordado como en un banquete.

Contra los ricos opresores

Ahora, ustedes los ricos, escuchen con cuidado. ¡Lloren a voz en cuello por las calamidades que les sobrevendrán! Sus riquezas están podridas, y sus ropas están carcomidas por la polilla. Su oro y su plata están llenos de moho, y ese mismo moho los acusará, y los consumirá como el fuego. Ustedes acumulan riquezas, ¡hasta en los últimos tiempos!(A) Pero claman contra ustedes los sueldos que, con engaños, no han pagado a los que trabajaron levantando sus cosechas. ¡Y el clamor de esos trabajadores ha llegado a los oídos del Señor de los ejércitos!(B) Aquí en la tierra, ustedes han vivido rodeados de placeres, y lo único que han logrado es engordar para el día de la matanza. A la gente honrada la han condenado a morir, sin que ellos pudieran defenderse.

Oración y paciencia

Pero ustedes, hermanos, tengan paciencia hasta la venida del Señor. Fíjense en el labrador, cómo espera el preciado fruto de la tierra, y cómo aguarda con paciencia a que lleguen las lluvias tempranas y tardías. También ustedes, tengan paciencia y manténganse firmes, que ya está cerca la venida del Señor. Hermanos, no se quejen unos de otros, para que no sean condenados. ¡Vean que el juez ya está a la puerta! 10 Hermanos míos, tomen como ejemplo de sufrimiento y de paciencia a los profetas que hablaron en el nombre del Señor. 11 Recuerden que nosotros consideramos dichosos a los que pacientemente sufren. Ustedes ya han sabido de la paciencia de Job,(C) y saben también cómo lo trató el Señor al final, porque él es todo compasión y misericordia.(D)

12 Pero sobre todo, hermanos míos, no juren ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ninguna otra cosa. Cuando digan «sí», que sea «sí»; y cuando digan «no», que sea «no». De lo contrario, caerán en condenación.(E)

13 ¿Hay alguien entre ustedes, que esté afligido? Que ore a Dios. ¿Alguno de ustedes está de buen humor? Que cante alabanzas. 14 ¿Hay entre ustedes algún enfermo? Que se llame a los ancianos de la iglesia, para que oren por él y lo unjan con aceite(F) en el nombre del Señor. 15 La oración de fe sanará al enfermo, y el Señor lo levantará de su lecho. Si acaso ha pecado, sus pecados le serán perdonados. 16 Confiesen sus pecados unos a otros, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es muy poderosa y efectiva. 17 Elías era un hombre con limitaciones semejantes a las nuestras. Pero oró con fervor para que no lloviera, y durante tres años y seis meses no llovió sobre la tierra.(G) 18 Después volvió a orar, y el cielo dejó caer su lluvia, y la tierra dio sus frutos.(H)

19 Hermanos, si alguno de ustedes se ha apartado de la verdad, y otro lo hace volver a ella, 20 sepan que el que haga volver al pecador de su mal camino, lo salvará de la muerte y cubrirá una gran cantidad de pecados.(I)

Advertencias a los ricos

¡Oíd [a] ahora(A), ricos(B)! Llorad y aullad por las miserias que vienen sobre vosotros(C). Vuestras riquezas se han podrido(D) y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y vuestra plata se han oxidado, su herrumbre será un testigo contra vosotros y consumirá vuestra carne como fuego. Es en[b] los últimos días que habéis acumulado tesoros(E). Mirad, el jornal de los obreros que han segado vuestros campos(F) y que ha sido retenido por vosotros, clama contra vosotros; y el clamor de los segadores(G) ha llegado a los oídos del Señor de los ejércitos[c](H). Habéis vivido lujosamente sobre la tierra(I), y habéis llevado una vida de placer desenfrenado; habéis engordado[d] vuestros corazones en el día de la matanza(J). Habéis condenado y dado muerte[e](K) al justo(L); él no os hace resistencia.

Exhortación a la paciencia

Por tanto, hermanos(M), sed pacientes hasta la venida del Señor(N). Mirad cómo el labrador espera el fruto precioso de la tierra(O), siendo paciente en ello hasta que recibe la lluvia temprana y la tardía(P). Sed también vosotros pacientes(Q); fortaleced vuestros corazones(R), porque la venida del Señor(S) está cerca(T). Hermanos(U), no os quejéis unos contra otros(V), para que no seáis juzgados; mirad, el Juez(W) está a[f] las puertas(X). 10 Hermanos(Y), tomad como ejemplo de paciencia y aflicción a los profetas(Z) que hablaron en el nombre del Señor. 11 Mirad que tenemos por bienaventurados(AA) a los que sufrieron[g]. Habéis oído de la paciencia[h](AB) de Job, y habéis visto el resultado del proceder[i] del Señor(AC), que el Señor es muy compasivo, y misericordioso(AD).

Exhortaciones varias

12 Y sobre todo, hermanos míos(AE), no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni con ningún otro juramento; antes bien, sea vuestro sí[j], sí, y vuestro no[k], no(AF), para que no caigáis bajo juicio.

13 ¿Sufre alguno entre vosotros(AG)? Que haga oración(AH). ¿Está alguno alegre? Que cante alabanzas(AI). 14 ¿Está alguno entre vosotros enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia(AJ) y que ellos oren por él, ungiéndolo[l] con aceite en el nombre del Señor(AK); 15 y la oración de fe(AL) restaurará[m] al enfermo(AM), y el Señor lo levantará(AN), y si ha cometido pecados le serán perdonados[n]. 16 Por tanto, confesaos vuestros pecados unos a otros(AO), y orad unos por otros para que seáis sanados(AP). La oración[o] eficaz(AQ) del justo puede lograr mucho. 17 Elías era un hombre de pasiones semejantes a las nuestras[p](AR), y oró fervientemente[q] para que no lloviera(AS), y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses(AT). 18 Y otra vez oró(AU), y el cielo dio lluvia(AV) y la tierra produjo su fruto.

19 Hermanos míos, si alguno de entre vosotros(AW) se extravía de la verdad(AX) y alguno le hace volver, 20 sepa[r] que el que hace volver a un pecador del error de su camino salvará su alma de muerte(AY), y cubrirá multitud de pecados(AZ).

Footnotes

  1. Santiago 5:1 Lit., Vamos
  2. Santiago 5:3 O, para
  3. Santiago 5:4 Gr., Sabaot
  4. Santiago 5:5 Lit., nutrido
  5. Santiago 5:6 O, asesinado
  6. Santiago 5:9 Lit., de pie, delante de
  7. Santiago 5:11 O, perseveraron
  8. Santiago 5:11 O, firmeza
  9. Santiago 5:11 Lit., fin
  10. Santiago 5:12 Lit., el sí
  11. Santiago 5:12 Lit., el no
  12. Santiago 5:14 Lit., habiéndolo ungido
  13. Santiago 5:15 O, salvará
  14. Santiago 5:15 Lit., le será perdonado
  15. Santiago 5:16 Lit., súplica
  16. Santiago 5:17 O, con una naturaleza como la nuestra
  17. Santiago 5:17 Lit., con oración
  18. Santiago 5:20 Algunos mss. dicen: sabed