45 Así dice el Señor a Ciro, su ungido,
    a quien tomó de la mano derecha
para someter a su dominio las naciones
    y despojar de su armadura a los reyes,
para abrir a su paso las puertas
    y dejar abiertas las entradas:

«Marcharé al frente de ti,
    y allanaré las montañas;[a]
haré pedazos las puertas de bronce
    y cortaré los cerrojos de hierro.
Te daré los tesoros de las tinieblas,
    y las riquezas guardadas en lugares secretos,
para que sepas que yo soy el Señor,
    el Dios de Israel, que te llama por tu nombre.
Por causa de Jacob mi siervo,
    de Israel mi escogido,
te llamo por tu nombre
    y te confiero un título de honor,
    aunque tú no me conoces.
Yo soy el Señor, y no hay otro;
    fuera de mí no hay ningún Dios.
Aunque tú no me conoces,
    te fortaleceré,
para que sepan de oriente a occidente
    que no hay ningún otro fuera de mí.
    Yo soy el Señor, y no hay ningún otro.
Yo formo la luz y creo las tinieblas,
    traigo bienestar y creo calamidad;
    Yo, el Señor, hago todas estas cosas.

»¡Destilen, cielos, desde lo alto!
    ¡Nubes, hagan llover justicia!
¡Que se abra la tierra de par en par!
    ¡Que brote la salvación!
¡Que crezca con ella la justicia!
    Yo, el Señor, lo he creado».

¡Ay del que contiende con su Hacedor!
    ¡Ay del que no es más que un tiesto
    entre los tiestos de la tierra!
¿Acaso el barro le reclama al alfarero:
    «¡Fíjate en lo que haces!
    ¡Tu vasija no tiene agarraderas!»?

10 ¡Ay del que le reprocha a su padre:
    «¡Mira lo que has engendrado!»!
¡Ay del que le reclama a su madre:
    «¡Mira lo que has dado a luz!»!

11 Así dice el Señor,
    el Santo de Israel, su artífice:
«¿Van acaso a pedirme cuentas del futuro de mis hijos,
    o a darme órdenes sobre la obra de mis manos?
12 Yo hice la tierra,
    y sobre ella formé a la humanidad.
Mis propias manos extendieron los cielos,
    y di órdenes a sus constelaciones.
13 Levantaré a Ciro en justicia;
    allanaré todos sus caminos.
Él reconstruirá mi ciudad
    y pondrá en libertad a mis cautivos,
pero no por precio ni soborno.
    Lo digo yo, el Señor Todopoderoso».

14 Así dice el Señor:

«Los productos de Egipto y la mercancía de Cus
    pasarán a ser de tu propiedad;
los sabeos, hombres de elevada estatura,
    marcharán detrás de ti en cadenas.
Se inclinarán en tu presencia,
    y suplicantes te dirán:
“Hay un solo Dios, no hay ningún otro,
    y ese Dios está contigo”».

15 Tú, Dios y Salvador de Israel,
    eres un Dios que se oculta.
16 Todos los que hacen ídolos
    serán avergonzados y humillados,
    y juntos marcharán con su humillación.
17 Pero Israel será salvada por el Señor
    con salvación eterna;
y nunca más volverá a ser
    avergonzada ni humillada.

18 Porque así dice el Señor,
    el que creó los cielos;
el Dios que formó la tierra,
    que la hizo y la estableció;
que no la creó para dejarla vacía,
    sino que la formó para ser habitada:
«Yo soy el Señor,
    y no hay ningún otro.
19 Desde ningún lugar de esta tierra tenebrosa
    les he hablado en secreto.
Ni he dicho a los descendientes de Jacob:
    “Búsquenme en el vacío”.
Yo, el Señor, digo lo que es justo,
    y declaro lo que es recto.

20 »Reúnanse, fugitivos de las naciones;
    congréguense y vengan.
Ignorantes son los que cargan ídolos de madera
    y oran a dioses que no pueden salvar.
21 Declaren y presenten sus pruebas,
    deliberen juntos.
¿Quién predijo esto hace tiempo,
    quién lo declaró desde tiempos antiguos?
¿Acaso no lo hice yo, el Señor?
    Fuera de mí no hay otro Dios;
Dios justo y Salvador,
    no hay ningún otro fuera de mí.

22 »Vuelvan a mí y sean salvos,
    todos los confines de la tierra,
    porque yo soy Dios, y no hay ningún otro.
23 He jurado por mí mismo,
    con integridad he pronunciado
    una palabra irrevocable:
Ante mí se doblará toda rodilla,
    y por mí jurará toda lengua.
24 Ellos dirán de mí: “Solo en el Señor
    están la justicia y el poder”».
Todos los que contra él se enfurecieron
    ante él comparecerán
    y quedarán avergonzados.
25 Pero toda la descendencia de Israel
    será vindicada y exaltada en el Señor.

Footnotes

  1. 45:2 las montañas (Qumrán y LXX); en TM, palabra de difícil traducción.

Encargo de Dios para Ciro

45 »Yo, el Señor, digo así a Ciro, mi ungido, al cual tomé de la mano derecha para que las naciones se sometan a su paso y los reyes huyan en desbandada; para que las ciudades le abran sus puertas y no las vuelvan a cerrar: Yo iré delante de ti, y te allanaré los lugares torcidos; haré pedazos puertas de bronce y cerrojos de hierro, te entregaré tesoros escondidos y te daré a conocer recónditos secretos, para que sepas que yo soy el Señor, el Dios de Israel, que te llamo por tu nombre. Por amor a Jacob, por amor a Israel, mi siervo escogido, te he llamado por tu nombre, el nombre que te di, aunque tú no me conocías. Yo soy el Señor, y nadie más. No hay Dios fuera de mí. Yo te vestiré para la batalla, aunque tú no me conoces, para que desde la salida del sol hasta el ocaso todos sepan que yo soy el Señor, y que aparte de mí no hay otro Dios. Yo soy el que ha creado la luz y las tinieblas; yo soy el que hace la paz y crea la adversidad. Yo, el Señor, soy el que hace todo esto.

El Señor es el Creador

»Ustedes, cielos, dejen caer su lluvia; y ustedes, nubes, derramen justicia; y tú, tierra, ábrete y deja que brote la salvación junto con la justicia. Yo, el Señor, soy su creador.»

¡Ay de aquel que discute con su Hacedor! ¡Un tiesto más entre los tiestos de la tierra! El barro no le pregunta al alfarero: “¿Qué es lo que haces?”(A) ¿Acaso le señala: “Tu obra no tiene manos”? 10 ¡Ay de aquel que pregunta a su padre: “¿Por qué me engendraste?” O pregunta a su madre: “¿Por qué me diste a luz?”!

11 »Así dice el Señor, el Santo de Israel, el que lo formó: “Pregúntenme por lo que está por venir. Pregúntenme acerca de mis hijos y de la obra de mis manos. 12 Yo hice la tierra; hice también al hombre y lo puse sobre ella. Yo extendí los cielos con mis manos, y di órdenes a todas sus estrellas. 13 A él lo desperté en justicia, y allanaré todos sus caminos; él edificará mi ciudad y pondrá en libertad a mis cautivos, sin dar por ellos nada a cambio. Lo digo yo, el Señor de los ejércitos.”»

14 Así dice el Señor:

«El trabajo de Egipto, las mercaderías de Etiopía, y los altos sabeos, se pasarán a tu bando y serán tuyos; te seguirán cargados de cadenas, y al pasar ante ti te harán reverencias y suplicantes te dirán: “Ciertamente Dios está en medio de ti, y fuera de Dios no hay otro.”»

15 Y en verdad tú, Dios y salvador de Israel, eres un Dios que se esconde. 16 Todos los que fabrican imágenes serán avergonzados, y andarán confusos y humillados; 17 pero ustedes los israelitas serán salvado por el Señor con salvación eterna; por todos los siglos jamás serán avergonzados ni humillados.

18 El Señor, creador de los cielos; el Dios que formó la tierra; el que la hizo y le dio forma; el que no la creó sin un propósito, sino que la creó para que fuera habitada, dice así:

«Yo soy el Señor, y no hay otro. 19 Yo no he hablado en secreto, en algún lugar recóndito de la tierra; yo no le he dicho a la descendencia de Jacob que me busque en vano. Yo soy el Señor, el que habla con justicia y da a conocer lo que es recto.»

El Señor y los ídolos de Babilonia

20 «Ustedes, los sobrevivientes de entre las naciones, vengan; acérquense y reúnanse. No saben nada esos que erigen un ídolo de madera, esos que dirigen sus ruegos a un dios que no salva. 21 Digan a todos que se acerquen, y se reúnan a deliberar. ¿Quién dio a saber esto desde el principio? ¿Quién sino yo, el Señor, lo dio a conocer desde entonces? No hay más Dios que yo, Dios justo y Salvador. ¡No hay otro fuera de mí! 22 Pongan sus ojos en mí todos los términos de la tierra, y reciban salvación, porque yo soy Dios, y no hay más. 23 Lo he jurado por mí mismo; de mi boca ha salido esta palabra de justicia, y no será revocada: Ante mí se doblará toda rodilla, y ante mí toda lengua jurará(B) 24 y dirá de mí: “Ciertamente en el Señor están la justicia y la fuerza.” Todos los que se rebelan contra él vendrán a su presencia, y quedarán avergonzados, 25 porque en el Señor será justificada y se gloriará toda la descendencia de Israel.

Ciro, libertador de Israel

45 Así dice el Señor a Ciro, su ungido(A),
a quien he tomado por la diestra(B),
para someter ante él(C) naciones,
y para desatar[a](D) lomos de reyes,
para abrir ante él las puertas,
para que no queden cerradas las entradas:
Yo iré delante de ti y allanaré los lugares escabrosos[b](E);
romperé las puertas de bronce y haré pedazos sus barras(F) de hierro(G).
Te daré los tesoros(H) ocultos[c],
y las riquezas de los lugares secretos,
para que sepas que soy yo,
el Señor, Dios de Israel, el que te llama por tu nombre(I).
Por amor a mi siervo Jacob(J)
y a Israel mi escogido,
te he llamado por tu nombre(K);
te he honrado,
aunque no me conocías(L).
Yo soy el Señor, y no hay ningún otro(M);
fuera de mí no hay Dios(N).
Yo te ceñiré[d](O), aunque no me has conocido,
para que se sepa que desde el nacimiento del sol hasta donde se pone(P),
no hay ninguno fuera de mí.
Yo soy el Señor, y no hay otro(Q);
el que forma la luz y crea las tinieblas(R),
el que causa bienestar[e] y crea calamidades(S),
yo soy el Señor, el que hace todo esto.

El poder supremo de Dios

Destilad, oh cielos, desde lo alto(T),
y derramen justicia las nubes;
ábrase la tierra(U) y dé fruto la salvación,
y brote la justicia con ella(V).
Yo, el Señor, todo lo he creado.

¡Ay del que contiende con su Hacedor[f](W),
el tiesto entre[g] los tiestos de tierra!
¿Dirá el barro al alfarero(X): «Qué haces»?
¿O tu obra dirá: «Él no tiene manos»?
10 ¡Ay de aquel que diga al padre: «¿Qué engendras?».
O a la mujer: «¿Qué das a luz?[h]».

11 Así dice el Señor(Y), el Santo de Israel y su Hacedor[i](Z):
Preguntadme[j](AA) acerca de las cosas venideras tocante a mis hijos(AB),
y dejaréis a mi cuidado la obra de mis manos(AC).
12 Yo hice la tierra y creé al hombre sobre ella(AD).
Yo extendí los cielos(AE) con mis manos,
y di órdenes a todo su ejército(AF).
13 Yo lo he despertado en justicia(AG),
y todos sus caminos allanaré(AH).
Él edificará mi ciudad(AI) y dejará libres a mis desterrados
sin pago ni recompensa(AJ) —dice el Señor de los ejércitos.

14 Así dice el Señor:
Los productos[k] de Egipto(AK), la mercadería de Cus[l](AL)
y los sabeos, hombres de gran estatura,
pasarán a ti y tuyos serán(AM);
detrás de ti caminarán, pasarán encadenados(AN)
y ante ti se inclinarán(AO).
Te suplicarán:
«Ciertamente Dios está contigo[m](AP) y no hay ningún otro,
ningún otro dios(AQ)».
15 En verdad, tú eres un Dios que te ocultas(AR),
oh Dios de Israel, Salvador(AS).
16 Avergonzados y aun humillados serán todos ellos;
los fabricantes de ídolos[n] a una se irán humillados(AT).
17 Israel ha sido salvado por el Señor
con salvación eterna(AU);
no seréis avergonzados ni humillados(AV)
por toda la eternidad.

18 Porque así dice el Señor que creó los cielos(AW)
(Él es el Dios que formó la tierra y la hizo(AX),
Él la estableció y no la hizo un lugar desolado[o](AY),
sino que la formó para ser habitada(AZ)):
Yo soy el Señor y no hay ningún otro(BA).
19 No he hablado en secreto(BB),
en alguna tierra oscura[p];
no dije a la descendencia[q] de Jacob(BC):
«Buscadme(BD) en lugar desolado[r]».
Yo, el Señor, hablo justicia(BE)
y declaro lo que es recto(BF).

El Dios verdadero y los ídolos

20 Reuníos y venid;
juntos acercaos, fugitivos de las naciones(BG).
No tienen conocimiento(BH)
los que llevan su ídolo de madera[s](BI)
y suplican a un dios que no puede salvar(BJ).
21 Declarad y presentad vuestro caso;
sí, que deliberen juntos(BK):
¿Quién ha anunciado esto desde la antigüedad(BL)
y lo ha declarado desde entonces?
¿No soy yo, el Señor?
No hay más Dios que yo(BM),
un Dios justo y salvador(BN);
no hay ninguno fuera de mí.
22 Volveos a mí(BO) y sed salvos, todos los términos de la tierra(BP);
porque yo soy Dios, y no hay ningún otro.
23 Por mí mismo he jurado(BQ),
ha salido de mi boca en justicia(BR)
una palabra que no será revocada[t]:
Que ante mí se doblará toda rodilla(BS), y toda lengua jurará lealtad(BT).
24 De mí dirán: «Solo en el Señor hay justicia y fuerza(BU)».
A Él vendrán y serán avergonzados
todos los que contra Él se enojaron(BV).
25 En el Señor será justificada y se gloriará(BW)
toda la descendencia[u] de Israel.

Footnotes

  1. Isaías 45:1 Lit., y desataré
  2. Isaías 45:2 Otra posible lectura es: los montes
  3. Isaías 45:3 Lit., de la oscuridad
  4. Isaías 45:5 O, armaré
  5. Isaías 45:7 O, paz
  6. Isaías 45:9 Lit., Formador
  7. Isaías 45:9 Lit., con
  8. Isaías 45:10 Lit., ¿De qué tienes dolores de parto?
  9. Isaías 45:11 Lit., Formador
  10. Isaías 45:11 O, ¿Me preguntaréis
  11. Isaías 45:14 Lit., El trabajo
  12. Isaías 45:14 O, Etiopía
  13. Isaías 45:14 O, solo Dios está en ti
  14. Isaías 45:16 O, imágenes talladas
  15. Isaías 45:18 O, no la creó en vano
  16. Isaías 45:19 Lit., en un lugar de una tierra de tinieblas
  17. Isaías 45:19 Lit., simiente
  18. Isaías 45:19 O, vano
  19. Isaías 45:20 Lit., la madera de su imagen tallada
  20. Isaías 45:23 Lit., y no volverá
  21. Isaías 45:25 Lit., simiente