Fuera de ti, desde tiempos antiguos
    nadie ha escuchado ni percibido,
ni ojo alguno ha visto,
    a un Dios que, como tú,
    actúe en favor de quienes en él confían.

Read full chapter

Nunca antes hubo oídos que lo oyeran ni ojos que lo vieran, ni nadie supo de un Dios que, como tú, actuara en favor de aquellos que en él confían.(A)

Read full chapter

Desde la antigüedad no habían escuchado ni dado oídos(A),
ni el ojo había visto a un Dios fuera de ti
que obrara a favor del que esperaba en Él(B).

Read full chapter