Add parallel Print Page Options

Discurso de Esteban

Entonces el sumo sacerdote preguntó:

—¿Es esto así?

Y él respondió:

—Hermanos y padres, oigan. El Dios de la gloria apareció a nuestro padre Abraham cuando estaba en Mesopotamia, antes que habitase en Harán, y le dijo: “Sal de tu tierra y de tu parentela y vete a la tierra que te mostraré”[a]. Entonces salió de la tierra de los caldeos y habitó en Harán. Después que murió su padre, Dios le trasladó de allá a esta tierra en la cual ustedes habitan ahora[b]. Pero no le dio heredad en ella, ni siquiera para asentar su pie; aunque prometió darla en posesión a él y a su descendencia después de él[c], aun cuando él no tenía hijo. Así Dios le dijo que su descendencia sería extranjera en tierra ajena y que los reducirían a esclavitud y los maltratarían por cuatrocientos años[d]. “Pero yo juzgaré a la nación a la cual sirvan”, dijo Dios, “y después de esto saldrán y me rendirán culto en este lugar”[e]. Dios le dio el pacto de la circuncisión; y así Abraham engendró a Isaac y le circuncidó al octavo día[f]. Lo mismo hizo Isaac a Jacob, y Jacob a los doce patriarcas.

»Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto[g]. Pero Dios estaba con él; 10 le libró de todas sus tribulaciones y le dio gracia y sabiduría en la presencia del faraón, rey de Egipto, quien le puso por gobernador sobre Egipto y sobre toda su casa[h]. 11 Entonces vino hambre y gran tribulación en toda la tierra de Egipto y en Canaán, y nuestros padres no hallaban alimentos. 12 Pero al oír Jacob que había trigo en Egipto, envió a nuestros padres la primera vez[i]. 13 La segunda vez, José se dio a conocer a sus hermanos[j]. Así el linaje de José fue dado a conocer al faraón. 14 Y José envió e hizo venir a su padre Jacob y a toda su familia, que eran setenta y cinco personas[k]. 15 Así descendió Jacob a Egipto, donde él y nuestros padres terminaron su vida. 16 Y fueron llevados a Siquem y puestos en el sepulcro que Abraham compró a precio de plata, de los hijos de Hamor en Siquem[l].

17 »Como se acercaba el tiempo de la promesa, la cual Dios había asegurado a Abraham, el pueblo creció y se multiplicó en Egipto 18 hasta que se levantó en Egipto otro rey que no conocía a José[m]. 19 Con astucia este rey se aprovechó de nuestro pueblo y maltrató a nuestros padres, haciéndoles exponer a la muerte a sus bebés para que no sobrevivieran. 20 En aquel tiempo nació Moisés[n] y era agradable a Dios. Él fue criado tres meses en la casa de su padre; 21 pero cuando fue expuesto a la muerte, la hija del faraón lo recogió y lo crió como a hijo suyo[o].

Read full chapter

Footnotes

  1. Hechos 7:3 Gén. 12:1.
  2. Hechos 7:4 Cf. Gén. 11:31; 12:4, 5.
  3. Hechos 7:5 Deut. 2:5; cf. Gén. 12:7; 13:15; 15:18; 17:8; 24:7.
  4. Hechos 7:6 Gén. 15:13, 14.
  5. Hechos 7:7 Éxo. 3:12.
  6. Hechos 7:8 Cf. Gén. 17:9-12.
  7. Hechos 7:9 Cf. Gén. 37:4, 11, 28.
  8. Hechos 7:10 Cf. Gén. 41:37, 40; 42:6.
  9. Hechos 7:12 Cf. Gén. 42:1-3.
  10. Hechos 7:13 Cf. Gén. 45:3, 16.
  11. Hechos 7:14 Cf. Gén. 45:9, 27; 46:26, 27.
  12. Hechos 7:16 Cf. Gén. 23:16-20; 33:18, 19; 50:12, 13, 24, 25; Éxo. 13:19; Jos. 24:32.
  13. Hechos 7:18 Éxo. 1:7, 8.
  14. Hechos 7:20 Cf. Éxo. 2:2.
  15. Hechos 7:21 Cf. Éxo. 2:10.