Pero el servicio sacerdotal que Jesús ha recibido es superior al de ellos, así como el pacto del cual es mediador es superior al antiguo, puesto que se basa en mejores promesas.

Efectivamente, si ese primer pacto hubiera sido perfecto, no habría lugar para un segundo pacto. Pero Dios, reprochándoles sus defectos, dijo:

«Vienen días —dice el Señor—,
    en que haré un nuevo pacto
con la casa de Israel
    y con la casa de Judá.

Read full chapter

Pero nuestro Sumo Sacerdote ha recibido un ministerio mucho mejor, pues es mediador de un pacto mejor, establecido sobre mejores promesas. Si el primer pacto hubiera sido perfecto, no habría sido necesario un segundo pacto.

Pero Dios, al reprocharles sus defectos, dice:

«Vienen días (dice el Señor)
en que estableceré un nuevo pacto
con la casa de Israel y la casa de Judá.

Read full chapter

Cristo, mediador de un mejor pacto

Pero ahora Él ha obtenido un ministerio tanto mejor, por cuanto es también el mediador(A) de un mejor pacto(B), establecido sobre mejores promesas. Pues si aquel primer pacto hubiera sido sin defecto(C), no se hubiera buscado lugar para el segundo. Porque reprochándolos, Él dice:

Mirad que vienen días, dice el Señor,
en que[a] estableceré un nuevo pacto(D)
con la casa de Israel y con la casa de Judá(E);

Read full chapter

Footnotes

  1. Hebreos 8:8 Lit., y

10 Este es el pacto que después de aquel tiempo
    haré con la casa de Israel —dice el Señor—:
Pondré mis leyes en su mente
    y las escribiré en su corazón.
Yo seré su Dios,
    y ellos serán mi pueblo.
11 Ya no tendrá nadie que enseñar a su prójimo,
    ni dirá nadie a su hermano: “¡Conoce al Señor!”,
porque todos, desde el más pequeño hasta el más grande,
    me conocerán.
12 Yo les perdonaré sus iniquidades,
    y nunca más me acordaré de sus pecados».[a]

Read full chapter

Footnotes

  1. 8:12 Jer 31:31-34

10 Éste es el pacto que haré
con la casa de Israel:
Después de aquellos días (dice el Señor)
pondré mis leyes en su mente,
y las escribiré sobre su corazón.
Yo seré su Dios,
y ellos serán mi pueblo.
11 Ya nadie enseñará a su prójimo,
ni le dirá a su hermano “Conoce al Señor”,
porque todos me conocerán,
desde el más pequeño hasta el más grande.
12 Seré misericordioso con sus injusticias,
y nunca más me acordaré de sus pecados
ni de sus iniquidades.»(A)

Read full chapter

10 Porque este es el pacto(A) que yo haré[a] con la casa de Israel
después de aquellos días, dice el Señor:
Pondré mis leyes en la mente de ellos,
y las escribiré sobre sus corazones(B).
Y yo seré su Dios,
y ellos serán mi pueblo(C).
11 Y ninguno de ellos enseñará a su conciudadano[b]
ni ninguno a su hermano, diciendo: «Conoce al Señor»,
porque todos me conocerán(D),
desde el menor hasta el mayor de ellos(E).
12 Pues tendré misericordia de sus iniquidades,
y nunca más me acordaré de sus pecados(F).

Read full chapter

Footnotes

  1. Hebreos 8:10 Lit., pactaré
  2. Hebreos 8:11 O, prójimo