Vivan como hijos de luz

17 Así que les digo esto y les insisto en el Señor: no vivan más con pensamientos frívolos como los paganos.

Read full chapter

La nueva vida en Cristo

17 Pero esto quiero decirles en el nombre del Señor, y en esto quiero insistir: no vivan ya como la gente sin Dios, que vive de acuerdo a su mente vacía.

Read full chapter

Nueva vida en Cristo

17 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis así como andan también los gentiles(A), en la vanidad[a] de su mente(B),

Read full chapter

Footnotes

  1. Efesios 4:17 O, superficialidad

La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.

Read full chapter

Las intenciones de la carne llevan a la enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;

Read full chapter

ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios(A), porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo,

Read full chapter

12 Pero ustedes se han comportado peor que sus antepasados. Cada uno sigue la terquedad de su corazón malvado, y no me ha obedecido.

Read full chapter

12 ”Y los hechos de ustedes son peores que los de sus padres, porque cada uno sigue los dictados de su malvado corazón, y a mí no me obedecen.

Read full chapter

12 Y vosotros habéis hecho peor que vuestros padres, porque he aquí, cada uno de vosotros anda tras la terquedad de su malvado corazón(A), sin escucharme(B).

Read full chapter

en los cuales andaban conforme a los poderes de este mundo. Se conducían según el que gobierna las tinieblas, según el espíritu que ahora ejerce su poder en los que viven en la desobediencia. En ese tiempo también todos nosotros vivíamos como ellos, impulsados por nuestros deseos pecaminosos, siguiendo nuestra propia voluntad y nuestros propósitos.[a] Como los demás, éramos por naturaleza objeto de la ira de Dios.

Read full chapter

Footnotes

  1. 2:3 impulsados … propósitos. Lit. en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y los pensamientos.

los cuales en otro tiempo practicaron, pues vivían de acuerdo a la corriente de este mundo y en conformidad con el príncipe del poder del aire, que es el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. Entre ellos todos nosotros también vivimos en otro tiempo. Seguíamos los deseos de nuestra naturaleza humana y hacíamos lo que nuestra naturaleza y nuestros pensamientos nos llevaban a hacer. Éramos por naturaleza objetos de ira, como los demás.

Read full chapter

en los cuales anduvisteis en otro tiempo(A) según la corriente[a] de este mundo(B), conforme al príncipe de la potestad del aire(C), el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia(D), entre los cuales también todos nosotros en otro tiempo vivíamos(E) en las pasiones de nuestra carne(F), satisfaciendo[b] los deseos de la carne y de la mente[c], y éramos por naturaleza(G) hijos de ira(H), lo mismo que los demás(I).

Read full chapter

Footnotes

  1. Efesios 2:2 Lit., época
  2. Efesios 2:3 Lit., haciendo
  3. Efesios 2:3 Lit., de los pensamientos